De Ceca en Meca

España tiene dentro una espiral

Una espiral que se llama “mineros”

Que en su andar natural

Y por fuerza de necesidad

Van de ceca en mecá

O de acá para allá

Buscando al machetero

De punto final

Decidiendo tener un capricho

Llamado trabajar

Como se arrolla la cuerda al trompo

También resultante

Del movimiento de un punto

En torno de otro

Del cual va al mismo tiempo

Alejándose gradualmente.

Su Mina viene de Sísifo

Condenado al Infierno cual tal

En pozos y galerías

Para extraer un mineral

Elevando piedras de carbón

Hasta lo alto

Para después caer sobre sus cabezas

En acción y efecto de novar

Quedando cachifollados

Deslucidos y humillados

Mientras la Froga del Gobierno

Fábrica de Albañilería

Se pasa por el forro de la bragueta

El lenguaje cotidiano

Y el calentamiento global.

 

La engañosa armonía universal

Es un fraude como el obispo Froilán

Patrono de la ciudad de León

Que era gallego, natural de Lugo

Frontudo, de mucha frente y Frólaz

Que hacía fu a su fe

Remedando el bufido del gato

Como estos mineros que dicen fu y fa

A la carta futbolera de marear

Que hacen de La Cibeles

Frontalera de bandera

Ciñendo su frente

Y terminando por los lados

En el carrillar

Fajas y adornos como goteras

Que guarnecen por lo alto

Y  por los lados

De Neptuno su frontal.

 

Los futbolistas no han descendido

Del podium

Siguen permaneciendo

Con los dos pies en el mismo zueco

No se han bajado de su Burro particular

Ni se han vestido de mineros

Pues su fucilazo

Relámpago balompédico

Es de los llamados de “calor”

Y son seguidos de Rebuznos y truenos

Con campanas patrioteras

De trova falsa

Ahumadas en atalaya

Acompañada por lo común

De picazón

En lo más vivo o empeñado

De su contienda

Como el fuego de San Telmo

Que suele presentarse

En los topes de los palos de las porterías

En tiempo de victoria

Fuellando con talco de colores

Las banderas rizadas.

 

“Parécenme una cosa a otra

Esto del fútbol y la mina

Como un huevo a una castaña”

Me dice Sanz de Encalada

En la provincia de Zamora

Admirando los dos

en Fuente del Álamo ( Murcia )

La vista interior

Y proyección horizontal

De un sepulcro megalítico

Descubierto en sus inmediaciones

Mientras en Madrid

Se engalanan los tramposos

Con discursos y cohetes

En la bienaventuranza eterna

De la copa merecida

Hecha de hojaldre relleno

En espacio de cielo

Que se representa luminoso

Y lleno de Ángeles de “La Roja”

Muy contentos y en sus glorias

Haciendo verdad el refrán

“Con las glorias futboleras

Se olvidan las memorias mineras

Que gloria vana, florece

Y no grana

A no ser en los versículos del euro patriotero”.

 

Mineros, en todo vuestro espacioso

Tiempo recorrido

Estáis alcanzando el éxtasis del oprimido

Susceptible de ser gobernado

Por Alí Bey el Abasí

Viajero español

Cuyo verdadero nombre era

Domingo Badia

Celebérrimo por sus aventuras de puterío

Y sus prodigiosos escritos asnales

Quien conoció a Ali

A quien se le caía la Baba

De ahí Ali Baba

Fundador de la ciudad de Marruecos

El cual poseía todo el imperio de Marruecos

Y gran parte de España

Que por eso se cantaba en Geografía

“España limita al Norte con África”

Mineros, sigo,

Si queréis las de ganar

Pedírselo al rey de Portugal

Porque lo que es al de España, nada

Pues se pierde en cacerías

Y con patadas a  balones de “La Roja”

En dirección sideral

Que ya lo dijo Gladstone

Estadista y ministro inglés:

“ No os quiero mineros

Ni quiero las minas

Que tan solo quiero a los futbolistas

Y a los toreros que trepan

Hasta el tope real

Iros al paro, mineros

Y que vuestras esposas e hijos

Engorden la cola del paro glandular

No quiero vuestro carbón

Que tanto os costó ganar

Montaos al caballo blanco de Santiago

Y buscad la cagada del lagarto Juancho

Con Pero Niño, al mando de la flota

Que mandó Enrique el Doliente

La cual asoló las costas de Inglaterra

Por cielo y por mar”

 

Prosiguiendo:

“Haced carbón de la noche

Fumaos un canuto

No ahogaréis la fiesta futbolera

Ni los balones al borde del infarto

Arrojaréis por la borda

Pues sabed que al timón del Euro

Nuestros señores de barlovento

Eructando, eructando pasiones

Tienen la fe del Chimpancé

Y sus mellizos gemelos

Y van cantando: “Lucrar y Lucrar”

Es lo que importas

Por los sitios públicos

Gala y falso primor alardeando.

Otras notas del autor

Deja un comentario