Debe haber gobierno de coalición PSOE-Podemos

Mariano Muniesa*. LQS. Julio 2019

No hay otra opción razonable

A todos los inscritos y militantes de PODEMOS se nos ha convocado a emitir nuestro voto para decidir la postura que nuestros diputados y diputadas deben tomar en el debate de investidura del candidato Pedro Sánchez. Se nos proponen dos opciones para que los inscritos decidamos: si para investir a Sánchez es necesario un “acuerdo integral de Gobierno de coalición programático y de equipos, sin vetos y con representación razonablemente proporcional de las dos partes”, (Opción 1) o si basta con un “gobierno diseñado únicamente por el PSOE con colaboración en los niveles de la administración supeditados al Ejecutivo y un acuerdo programático” (Opción 2).
Pues bien, como inscrito, militante y cuadro de PODEMOS, HE VOTADO POR LA OPCIÓN 1. Y además, recomiendo a todas aquellas personas que puedan tener alguna duda o indecisión acerca de que opción elegir, que voten por la Opción 1, de gobierno de coalición con ministros de PODEMOS en el gobierno por las siguientes razones.

1. En junio de 2018, PODEMOS logramos echar al gobierno corrupto y criminal de Rajoy y de la derecha gracias a una moción de censura en la que aceptamos que Sánchez fuera presidente de gobierno y formase gobierno solo con ministros del P”SO”E o afines, en base a un acuerdo programático. ¿Resultado? Ese acuerdo, durante todo un año de gobierno en el que Sánchez tuvo la mayoría suficiente como para poder haberlo puesto en práctica, se quedó dentro de un cajón, manteniendo en vigor aberraciones como la Ley Mordaza, sin tocar ni un punto de las reformas laborales y teniendo que tragar, tras negociaciones en las que PODEMOS tuvo que resistir en base a nuestros principios y convicciones un ataque brutal de las elites financieras, la casta bancaria y hasta una importante parte del P”SO”E más posicionado con la derecha para lograr un SMI de 900 euros y la subida de las pensiones en relación con el IPC. Si PODEMOS no hubiera estado ejerciendo presión, manteniéndose firme, defendiendo los compromisos acordados con la gente, con nuestra gente, ni siquiera esto se hubiera conseguido.
Para que se puedan poner en práctica políticas contra la pobreza, la desigualdad, contra la corrupción, para tener la garantía de que el mandato que PODEMOS recibió de quienes nos votaron el 28-A se va a cumplir e incluso, para que el P”SO”E cumpla su propio programa y escuche a su propia gente, a quienes la misma noche de su victoria electoral le dijo alto y claro “Con Rivera no”, PODEMOS tiene que integrar el gobierno y tener capacidad de decisión en ese gobierno.
Sánchez es un político débil, con poca personalidad, sin la entereza suficiente para enfrentarse a los poderosos, y todos recordaréis como él mismo lo reconoció en la célebre entrevista con Jordi Évole. Para que el IBEX 35, la banca y la élite de poder no le devore, es necesario que PODEMOS esté en el gobierno y garantice que las políticas de cambio y de transformación radical de las estructuras socioeconómicas de esta país se lleven a cabo, por mucha que sea la presión de los poderes financieros y mediáticos.

2. Los responsables de la pobreza, los desahucios, la precariedad y la miseria en la que se ha obligado a vivir a nuestro pueblo en los últimos años, la estructura de poder que domina la economía y condena a la gente a vivir en condiciones inaceptables, son los que están aterrados ante la posibilidad de que PODEMOS esté en el gobierno. Por eso, a través de su Brunete mediática están lanzando el mensaje del miedo, la mentira apocalíptica de que con PODEMOS llegará el desaste y el caos, y por ello está presionando –yo me atrevería incluso a decir que amenazando a Sánchez- hasta unos extremos inconcebibles.
¿Por qué? Pues porque en efecto, un gobierno en el que PODEMOS entre para cambiar la sociedad, traerá el desastre y el caos… pero solo para sus chiringuitos, sus corruptelas, sus fondos buitre y su corrupción. Por eso no pueden tolerar que PODEMOS esté en el gobierno. Esa es otra de las razones principales para VOTAR LA OPCION 1: desmontar el chantaje, la doctrina del shock, la estrategia del miedo con la que los poderosos pretenden convertir una vez más a Sánchez, como ya lo fue el Señor X de los GAL o Zapatero, en su marioneta para aplicar sus políticas con un barniz pseudoprogre y bajo unas siglas que todavía evocan un lejano recuerdo de lo que fue en tiempos un partido de izquierda. Torcer el brazo a los que quieren gobernar sin presentarse a unas elecciones será una espectacular victoria de la auténtica democracia, la democracia real, la democracia popular.

3. En cierta ocasión, alguien que por su hipocresía, su deslealtad y su mediocridad política y personal se ha ganado mi más profundo desprecio, dijo algo con lo que sin embargo estoy de acuerdo. Aquel falsario dijo una vez: “La gente nos tiene que poder imaginar gobernando”. Y es cierto. Igual que en Barcelona Ada Colau ha logrado, aunque sea en coalición con el PSC, revalidar su mandato porque con aciertos y errores, obviamente, ha presentado a la ciudadanía barcelonesa una gestión, una capacidad de trabajo y un proyecto de ciudad, o Kichi ha hecho lo propio en Cádiz, este es el momento de demostrar que PODEMOS es una fuerza política capaz de gestionar, de gobernar, de desarrollar políticas a nivel estatal, con personas y equipos capacitados, preparados y eficaces. Es el momento de demostrar que PODEMOS puede gobernar este país en el futuro merced a lo que seamos capaces de hacer en los ministerios que podamos dirigir.

4. Por desgracia, determinados dirigentes o ex – dirigentes de nuestra organización, -todos sabéis quienes son- ellos sabrán por qué oscuros motivos, están atacando mediáticamente a PODEMOS precisamente a raíz de convocar esta consulta a los inscritos. Es decir, para estos “compañeros” o bien las preguntas no son pertinentes, o deberían ser ocho opciones en vez de las dos únicas factibles en este momento, o están supuestamente dirigidas desde el CCE, mismo argumento que llevan varios días empleando desde el grupo PRISA por ejemplo, derechistas reconvertidos y enemigos declarados de Pablo Iglesias como el estómago agradecido de Miguel Ángel Aguilar y demás voces de su amo. Una masiva participación en esta consulta apoyando la entrada de PODEMOS en el gobierno dejaría en evidencia a estos “compañeros” – y “compañera”- cuyo comportamiento político, siendo generosos y no queriendo entrar en críticas más rigurosas, es más que discutible.

5. Si se comprueba una vez más la distribución de votos y escaños, aún siendo innegable que el P”SO”E ha conseguido una mayoría suficiente como para aspirar a formar gobierno –aunque muy lejos de los resultados de hace otros años- son la fuerza mayoritaria de un bloque de izquierda en el que PODEMOS tiene una sólida, potente y muy amplia representación, que sería mayor aún a nivel de escaños si nos rigiésemos por otra ley electoral. La ciudadanía de izquierdas no ha dado ni por asomo a Sánchez una mayoría absoluta, con lo cual, para garantizar estabilidad, proyecto de país y desarrollo de unas políticas que cambien esta sociedad, PODEMOS debe formar parte del gobierno.

Por todo ello, como decía en el encabezamiento de este artículo, he votado por la Opción 1. Por supuesto, también soy consciente de que afrontar este reto conllevará desgaste, nos obligará a tragarnos algún que otro sapo y es posible que nos corresponsabilice de decisiones que no nos gusten y con las que no estemos de acuerdo. Pero ello es preferible a entregar el poder a un partido que ni puede ni quiere plantar cara a los poderosos, cuyo líder apenas aguanta las presiones y que antes o después, acabaría haciendo la misma política que haría la derecha, máxime si se deja seducir por los cantos de sirena de Rivera y sus agentes-naranja.

Compañero, compañera, si me aceptas un consejo, vota por la opción 1.

Más artículos del autor
LoQueSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Deja un comentario