Declaración de compatriotas rusos residentes en España

Por Sors-spain*. LQSomos.

Nos gustaría lanzar un llamamiento a todos los políticos, líderes y representantes de los partidos, funcionarios públicos de España, así como a los profesionales de prensa, a que sean tolerantes en sus declaraciones para evitar crear un peligroso fondo de información negativa en torno a la comunidad de habla rusa

La población rusa y rusoparlante en España, así como en todos los países democráticos de Europa, está muy preocupada por los crecientes episodios de odio, xenofobia e intolerancia hacia toda la población relacionada de una u otra manera con Rusia.

Estos episodios muy preocupantes han crecido en los últimos días hacía una población que lleva arraigada en España, en concreto, muchas décadas. Entre los compatriotas rusos y personas de habla rusa se encuentran músicos, profesores, artistas, médicos y personal sanitario, líderes de promociones interculturales entre nuestros pueblos. Junto con los españoles hemos creado fuertes lazos de respeto mutuo y amistad duradera. Todo ello, sin contar que nuestra diáspora en España está formada, en su gran mayoría, por las mujeres, madres de niños españoles, merecedoras de trato igualitario y protección que hasta ahora han sentido por parte del Estado Español.

Nuestra población en España tiene un arraigo fuertísimo con la población española: somos familiares directos de españoles que nos acogieron con todo el cariño en su tierra y, en muchos casos, ya somos españoles y españolas con plenos derechos democráticos, incluido el derecho a voto.

Nuestros hijos, nacidos, en su gran mayoría, o criados aquí, comparten los plenos valores democráticos, respeto a todos por igual e ideas multiculturales que les han sido inculcados desde las instituciones educativas españolas. Y les es imposible entender el trato vejatorio que están recibiendo por sentirse ruso o hablar ruso, que sufren actualmente en los centros educativos y en otros ámbitos por toda la geografía española, utilizando en contra de ellos los acontecimientos de últimos días, fomentando el odio, la intolerancia y el acoso, valores tan contrarios a la sociedad española que destruyen su democracia sólida y madura.

Nuestra comunidad ha encontrado en España una segunda patria y por ello, hoy tenemos sentimientos encontrados. Los rusos siempre demostramos simpatía y buenos sentimientos para con el pueblo español. Y recibimos a cambio el mismo trato amistoso, cordial y hospitalario. La prueba de ello son los 1,3 millones de turistas rusos que visitaron España en 2019. Según una investigación realizada por el Real Instituto “Elcano” en los años 2014-2018, la actitud más positiva hacia España, entre todos los países del mundo, existe precisamente en Rusia.

A pesar de todo ello, la campaña mediática de rusofobia está teniendo un impacto extremadamente negativo en la opinión pública en España, lo que provoca cambio en la actitud de muchos españoles hacía nuestra población pacífica. En nuestra opinión, esto no refleja la actitud real de los españoles hacia Rusia en general y hacia nosotros como sus ciudadanos, lo que confirman continuas muestras de apoyo que nos llegan.

La demonización no sólo de Rusia, sino también de los rusos que vivimos en el extranjero, que se está realizando en todos los medios de comunicación, hace muchísimo daño, en primer lugar, a los menores, a los niños españoles con raíces rusos, bielorrusos, ucranianos, armenios, lituanos, kazajos, y de otros muchos pueblos, representantes de los cuales de habla rusa residen pacíficamente en España. Y no podemos permitir que en las sociedades democráticas europeas del siglo XXI florezcan signos de discriminación hacía un colectivo europeo, arraigado, integrado de forma pacífica en la sociedad española.

Las leyes de España castigan duramente los llamados delitos de odio y a quienes públicamente inciten al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a una determinada etnia, raza o nación, su origen nacional, religión o creencias, así como a quienes lesionen la dignidad mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de grupos o personas (artículos 510, 511 y 512 del Código Penal español).

Por otro lado y de forma contundente queremos subrayar que actualmente todos los españoles residentes en Rusia están seguros y no existen declaraciones o acciones negativas contra ellos por parte de nuestro pueblo. Así lo afirmó claramente el 3 de marzo el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, en su entrevista al canal de televisión La Sexta.

Nos gustaría lanzar un llamamiento a todos los políticos, líderes y representantes de los partidos, funcionarios públicos de España, así como a los profesionales de prensa, a que sean tolerantes en sus declaraciones para evitar crear un peligroso fondo de información negativa en torno a la comunidad de habla rusa, aunque sea sólo para que en las almas de nuestros hijos – mitad rusos y mitad españoles – reine la paz y no el miedo y el odio, asegurando así un futuro próspero de las relaciones entre nuestros pueblos.

* Union de organizaciones de compatriotas rusos en España y Andorra

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

2 comentarios en «Declaración de compatriotas rusos residentes en España»

  • el 14 marzo, 2022 a las 15:06
    Enlace permanente

    RUSOFOBIA en ESPAÑA
    En España hay rusofobia porque existe una consentida tolerancia institucional, judicial y, sobre todo, policial con los grupos de neonazis que operan impunemente en las calles . Qué digo tolerancia; en muchos casos hay incluso complicidad, protección y hasta colaboración manifiesta con ellos. Basta si no con echar un vistazo a los nombres fascistas que continúan figurando en el callejero de Madrid por obra y gracia de su despreciable alcalde.
    Tanto el gobierno, sus representantes políticos, la supuesta oposición, los grupos de ultraderecha con presencia parlamentaria y hasta la misma Corona, se sienten amenazados ante la «desnazificación» que se está llevando a cabo en Ucrania y que puede afectar a los privilegios (tanto políticos como económicos) de que hoy día siguen gozando los fascistas en España.
    Por mi parte, en un gesto de patriotismo insólito (no suelo ser muy «patriota» que digamos con una «madrastra» patria que me ha negado todos mis derechos), abogo porque la «desnazificación» que Putin está llevando a cabo en Ucrania alcance pronto la España del fascismo y acabe con la monárquica dictadura encubierta que aun sufrimos. E pur si muove

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2022 a las 17:34
    Enlace permanente

    Amigos rusos, amigos del espacio cultural ruso, hombres y mujeres que en muchos casos fuisteis ciudadanos de la Unión Soviética , ajenos al siniestro mundo de «oligarcas» que por aquí llaman «empresarios», formados en valores hoy completa y conscientemente ignorados, singularmente en la desfachatez de esos creadores de opinión, en esos medios que pretenden alienar nuestras conciencias; muchos españoles compartimos lo que expresa vuestro comunicado, singularmente los peligros que la rusofobia, siempre presente en sectores tan significativos como poderosos de la sociedad española, pueda, lamentablemente, suscitar; pero, como en tantas ocasiones, hemos de lamentar tanto el desconocimiento de la Historia como la ausencia de Memoria como orígenes de lo que, atónitos, estamos presenciando.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar