Delincuencia española

Si miras a un policía y el tal policía te denuncia por haberle mirado con odio y presenta como testigo a otro policía y tu presentas como testigo de lo contrario a, por ejemplo, tu cuñado, que te acompañaba a tomar unas cañas cuando te cayó encima la lluvia de hostias institucionales,… permíteme decirte que estás condenado. Manuel Blanco Chivite

Deja un comentario