Desmontando el PP

econo50El Financiero de El Garaje. LQSomos. Junio 2015

En nuestra nota del 12 de enero titulada “Grecia, Podemos, y los mercados” decíamos:

«La opción favorita ha sido durante 40 años la alternancia (financiada por ellos) PP/PSOE. Naturalmente preferirían seguir así. Como no es posible, se abre la opción “gobierno de coalición PP-PSOE”. Estaría bien, pero ante la crisis de régimen probablemente haría falta algo más (algo más de apariencia de cambio, queremos decir).
Segunda opción: un gobierno minoritario con apoyos externos. No parece posible con el PP. Es necesaria su “rehabilitación completa”. No da más de sí y hay que llevarlo al taller.

Queda el PSOE. Si “acaba” delante, parece improbable que los otros dos (PP y Podemos) se alíen contra él. Gobernaría con “el apoyo crítico” o “la oposición responsable”, como quieran, de Podemos, y el “silencio” del PP, claro. No es mala opción para los mercados. Quizás se decidan por ella.

¿Que gana Podemos o que gobierna con el PSOE? Pues entonces, con toda probabilidad, los mercados se adaptarán. Si es que no lo buscan antes».

En esas estamos. Alguien ha decidido que hay que desmontar el PP. Ese alguien es el poder económico. El de aquí y, muy probablemente, los que lo detentan a nivel europeo. No hay que olvidar que en el marco de la actual situación de contestación de la hegemonía estadounidense (China, Rusia, etc.), Alemania trabaja por la consolidación de un polo europeo, bajo su liderazgo y control.

Para los que seguimos de cerca estas cuestiones, el retraso durante el verano de 2012 del pago de 40 mil millones (ya acordado por la Unión Europea) para rescatar a Bankia resultó muy significativo. Hasta que no se produjeron dimisiones, alguna muy importante, los fondos europeos no llegaron.

El capitalismo financiero necesita que los capitales se muevan libremente. La corrupción, naturalmente, forma parte del sistema. Pero se trata de la gran corrupción, ligada a las grandes corporaciones, que al final resulta incompatible con ese entramado tan nuestro, ligado a mafias locales, muy próximo al tradicional bandolerismo. Vivimos tiempos de concentración extrema de poder económico, que incluye concentración de la corrupción. Ya va quedando menos sitio para las corruptelas locales que perturban el “juego natural” del sistema. Es en ese marco en el que algunos jueces, atentos al cambio del viento, se van despertando o atreviendo.

Aquí va a ser difícil, porque el estado de las autonomías ha sido diseñado para responder, enmarcar, potenciar…díganlo como prefieran, ese estado de cosas. Y también porque la economía real está bajo mínimos, porque se ha creado un monstruo estatal insostenible y porque el problema de la deuda volverá a primer plano.

Lo primero es pasar página. El pacto PP-PSOE sólo será posible, dentro de un tiempo, bajo otra forma, la de Ciudadanos-PSOE por ejemplo. Ya se están encargando de financiarlo. Por ahora se trata de conseguir un nuevo equilibrio. Los vacios que, lógicamente, se producen pueden dar más impresión de inestabilidad de la que realmente existe, y, también, generar más expectativas de las que la realidad social permite. Veremos.

Resultaba en cualquier caso emocionante y refrescante ver la noche del 24 de mayo a Ada Colau, Manuela Carmena o Mónica Oltra. Tres mujeres que seguramente simbolizan lo que de mejor tiene nuestra sociedad. No todo viene programado y financiado desde arriba. Una verdadera satisfacción.

Como es lógico, el poder económico va a tratar estos movimientos, al igual que hizo con el 15M, como una variable más a integrar en un futuro marco político estable en el que desarrollar su negocio y contribuir al nuevo reparto de poder a nivel mundial. Va a ser un test de la verdadera fuerza de ellos y, sobre todo, de los trabajadores, de los sectores más castigados y de la sociedad en su conjunto.

Más artículos del autor

LQSomos-Elecciones 24M:
Elecciones en España, el inicio del cambio
24M: Ganaron los Comuneros
Una victoria
¿Otra realidad en Cantabria?
Ahora Ganemos
Por respeto a la Democracia, no votaré
Qué no votar, esa es la cuestión
Entre abstenerse y votar

4 comentarios en “Desmontando el PP

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar