Día 21: Kuaderno de bitákora

Tania Pasca Parrilla. LQS. Abril 2020
Ilustraciones de J. Kalvellido

El diario de una AUXILIAR en un Hospital Públiko bajo la PANDEMIA del KOVI-19… (Y los rekortes)

Kuaderno de bitákora: Día 21. Viernes 10

Para mi Merce…

Viernes santo, por lo visto.
Siempre que voy a trabajar de noche me entra una especie de tristeza infantil, pero solo hasta que llego a la planta. Y en esta fase de la guerra contra el Covid es otra la sensación que se suma por ir tan sola caminando hasta mi coche, porque lo normal es que a las nueve de la noche o bien haya estudiantes saliendo de la biblioteca u hombres y mujeres regresando del trabajo, pero ahora no hay nadie, ni un solo coche ni persona en movimiento por la ciudad. A veces pienso, ¿no será todo esto un sueño?

Cuando llego al control de enfermería me enternece muchísimo encontrar a mi compi Merce de 62 años, con cara de cansada, dolor de cadera y espalda, y esos malditos sofocos que aún la acompañan. Y pienso, qué de compañeras resistiendo este combate otro día más. A ella por descontado le impido ponerse el traje de penitente que debemos llevar para entrar en las habitaciones, nos apañamos entre las demás compas para hacer el trabajo más arriesgado sin tener que exponer a las vulnerables. Es una ley no escrita ni dictada por gerencia ni consejería, que aquellas que tengan más riesgo, mantenerlas al margen.

No sé qué les debemos parecer a los pacientes, sobre todo a las más ancianas. Personal a quienes solo ven los ojos cubiertos con enormes pantallas, puertas cerradas, muchísimo silencio y un fuerte olor a lejía. Nosotras ya nos hemos familiarizado con el Coronavirus, y aunque le tememos, también le enfrentamos con el aprendizaje adquirido en estas semanas. Nos sentimos reconfortadas en la sala de estar de enfermería, como si allí no pudiese colarse el bicho, pero tenemos que cenar y descubrirnos las caras, las manos y asumir que igual alguna lo llevamos en el calzado pulcramente desinfectado, en el pelo a pesar de los gorros o en el cuerpo. Es común en todas, no haber olvidado a ninguno de los fallecidos que son muchísimos, ni a los que consiguieron burlar los violentos ataques del virus, ni los que siguen peleando en la UCI.

Es muy extraño trabajar allí de noche en esta Era. Escuchar a algunas compañeras decir que la vida tiene que cambiar a mejor, es algo que me emociona gratamente, y me da energía para volver a ponerme el caluroso traje de penitente.

¡Esta sí que es una Semana Santa en condiciones!

¡Venceremos!

#MasSanidad
#MenosCorona

Kontinuará!

Kuaderno de bitákora.
Aquí puedes descargarte las ilustarciones de J. Kalvellido

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar