El día de la Navidad

Legná ed al Zurc*. LQSomos. Diciembre 2017

El Papa Francisco trasladara la capital de su Estado a Jerusalén

(Roma. 10-dic/07. AVI). El Papa “FRANCISCO” anunciará el próximo día de la Navidad el traslado oficial de la capital del Estado del Vaticano a Jerusalén.

Según fuentes bien informadas de la Curia Romana la sorprendente decisión del Papa Jorge Bergoglio no ha sentado nada bien en el cuartel general del Presidente Donald Trump. Y miembros del colegio cardenalicio temen que las autoridades del Estado de Israel utilicen esta medida como excusa para descalificar al Papa designándole persona “non grata” o algo peor… “terrorista”. En ningún caso, el Vaticano entrará a formar parte de la lista de los “estados gamberros” o de los “paraísos fiscales”.

Pese a ciertas reticencias internas surgidas en la sede de S. Pedro, su Santidad Francisco cree contar con el apoyo incondicional del “Espíritu Santo” y la decisión será tomada este solsticio de invierno -ya sea el día 25, en la ´natividad del señor`; o en el 28, día de ´los inocentes`-, pese al rechazo silencioso de la Virgen María que teme revivir los sufrimientos otrora padecidos en el bimilenario proceso llevado a cabo por el Imperio Romano y jueces israelitas -muy parecidos a los togados israelíes- contra su hijo Jesús, alías “El Cristo” y sus doce incondicionales seguidores.

“Francisco”, máximo Pontífice de la Iglesia actual, tras su reciente visita a Palestina, considera que ha llegado la hora en que la Iglesia “católica, apostólica y romana” vuelva a sus orígenes vernáculos y tienda puentes con el continente asiático, donde habitan la mayor parte de los posibles feligreses de nuevo cuño. Las nuevas vocaciones religiosas hablarán mayoritariamente en árabe, chino, indi, ruso y otros idiomas en el nuevo babel cristiano. Eso sí, el latín quedará como un instrumento lingüístico útil para la permanente inmatriculación de bienes inmuebles y que nadie pueda así desentrañar su contenido recaudatorio y de apropiación de tesoros arquitectónicos.

Un portavoz del anterior Papa el alemán Joseph Aloisius Ratzinger conocido como “Benedicto 16” -que en la actualidad ostenta el título de “Papa emérito”-, ha tildado esta medida como una “humorada” más a la que ya nos tiene acostumbrados… “el argentino”.

Popes Ortodoxos y Pastores Protestantes coinciden en mostrar sus temores a que en este sitio sagrado de Oriente Próximo -escenario habitual de la violencia sionista contra el sufrido pueblo palestino- se arme de nuevo… “la dios es cristo”.

Mariano Rajoy, el minoritario Presidente del Reino de España, aún medita en un monte de eucaliptos de su inhabitada Galicia, cuál será la postura oficial o si adoptará la cautela diplomática del “no sabe si -en estos casos-, es mejor viajar o quedar”. Su ministra de Defensa Dolores Cospedal con la peineta bien alta y prendida la mantilla procesional interrogada por ´Letonia Pres` les ha declarado: “España estará donde nos lleve la OTAN: ya sea al frío frente báltico o a la tierra árida atlántica-norte de Jesús Apóstol”.

Según un portavoz eclesial no es aún el momento de “echar las campanas al vuelo”, pero ha sentenciado: “el traslado de sede a Jerusalén puede conducir a que esta ciudad -de forma abierta y laica-, acoja a la vez la capitalidad: del Estado Palestino, de Israel y del Estado Vaticano. En ella -olvidado el esclavo principio del “ora y labora” gracias al ilimitado apoyo financiero de los USA y de la Unión Europea-, podrán vivir en paz y prosperidad religiosos, herejes, agnósticos y /o ateos de todos los rincones del globo y en ella tendrán cabida de forma “ecuménica” cuantos materialistas dialécticos, exilados, presos políticos catalanes, refugiados y emigrantes con o sin derechos -sin distinción de sexo, etnia o posibles: ¡aquí no habrá ni ricos, ni pobres!- deseen convertir a este enclave en su lugar habitual de residencia. (Agencia Virtual de Información).

Un comentario sobre “El día de la Navidad

Deja un comentario