Domiberia S.L.U en lucha: hasta conseguir el convenio colectivo

El Viejo Nick. LQS. Septiembre 2019

En Domiberia S.L.U, empresa situada en Ugao-Miraballes (Bizkaia), la clase obrera manufactura envases tanto para la industria como para la alimentación. El pasado 17 de julio, sin embargo, la actividad económica se detuvo. Entrevistamos a Endika Ibañez, presidente y portavoz del Comité de empresa de Domiberia S.L.U en la planta de la Villa Bizkaina, para conocer el conflicto que está teniendo lugar y que hunde sus raíces en la negociación del convenio colectivo, cuyo origen se remonta a noviembre de 2018, cuando la vigencia del actual convenio venció.

¿Cuáles son las reivindicaciones del Comité de empresa?

Desde el Comité de empresa venimos trabajando en esto hace ya muchos meses. Incluso antes de constituir la mesa de negociación comenzó nuestro trabajo, mediante encuestas anónimas pero personales entre la plantilla de la planta, para saber de primera mano las necesidades de las personas trabajadoras.

Junto con estas encuestas y las secciones sindicales realizadas, el comité elaboró una plataforma cubriendo las necesidades anteriormente mencionadas. La reivindicación más demandada es la antigüedad que, en 1997, nos fue arrebatada unilateralmente por la anterior dirección (Crown Embalajes), para de ese modo reducir salarios e incrementar sus beneficios. Pues bien, desde el Comité tenemos claro que es un artículo indispensable para la firma de un nuevo convenio colectivo.

Además de este artículo, también nos centramos en mejoras sociales, mejoras básicas como contratos relevo, permisos retribuidos… Desde los departamentos económicos afirman con rotundidad que nuestra plataforma no es inviable y es totalmente ajustada a la situación económica de esta empresa.

Otras plantas de la fábrica situadas a lo largo del Estado español han conseguido nuevos convenios: ¿por qué no es posible en Ugao-Miraballes?

En Ugao siempre se nos habla y compara con dos plantas en concreto de Domiberia S.L.U, que son las de Vigo y Agoncillo, coincidiendo que estas dos plantas tienen recogido el artículo demandado por este comité en sus respectivos convenios colectivos (la antigüedad). Pero sólo somos comparados para hablar de dinero: esas plantan generan dinero para los bolsillos de esta familia venezolana, y la de Ugao, al parecer, no lo genera, olvidándose que esta planta trabaja precisamente para esas plantas, vendiéndoles el producto sin beneficio ninguno y dejando en sus cuentas lo bonito del negocio: facturar.

¿Qué llevó a las/os trabajadoras/es a la huelga?

Las personas trabajadoras y el Comité de empresa estamos unidas/os. Las reivindicaciones del Comité, como he comentado en la primera parte de la entrevista, son fruto de las exigencias de la plantilla. La gente quiere ver reflejado el sacrificio y esfuerzo que día a día se le exige, y eso se consigue mediante la antigüedad.

Dentro de la plantilla como es natural y lógico no es la antigüedad el único caballo de batalla. Los derechos sociales también ocupan buena parte del malestar del conjunto de personas trabajadoras. La gente lo tiene claro, damos más de lo que recibimos. En los malos momentos nos pidieron ajustarnos el cinturón, y lo hicimos, pero pasados los años y los malos momentos nos mantienen el cinturón en el último agujero. Ya va siendo hora de poder coger un poco de aire.

¿Qué balance hacéis de la huelga?

Tanto los paros de mayo como esta última huelga han sido un rotundo éxito, siendo secundados por el 100% de la plantilla llamada a la huelga. Estamos muy satisfechos por la respuesta de la plantilla: estos resultados son los que nos empujan a seguir luchando por el objetivo común. La dirección sabe que estamos unidas, y su mayor afán es destruir e intentar dividir, pero no lo están consiguiendo.

¿Cuál ha sido la respuesta de la empresa ante la huelga?

La respuesta de la empresa ha sido de inmovilismo, decir que estas no son las formas y que con estas medidas de presión no quieren negociar. Se escudan en las medidas de presión para no negociar, cuando tampoco lo hacían sin medidas de presión. Simplemente juegan a dejar pasar el tiempo y que la producción siga enriqueciendo a los mismos de siempre. Por nuestra parte seguiremos reivindicando lo que creemos que es justo, ni más ni menos.

¿Prevéis más movilizaciones o albergáis la posibilidad de conseguir vuestras demandas sin necesidad de ellas?

Lógicamente nos gustaría conseguir la firma de un convenio justo y digno sin tener que movilizarnos y sin altercados de ningún tipo. Ahora bien, como eso es una utopía, no descartamos absolutamente nada: en cualquier momento nos vemos de nuevo en la calle pasando el día, o quién sabe si no nos veremos inmersos en una huelga indefinida antes de terminar el año.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario