Dos figuerenses y la Bulli Foundation jodiendo el Cap de Creus

Jorge Izquierdo. LQSomos. Febrero 2014

La megalomanía es un estado psicopatológico caracterizado por delirios de grandezapoderriqueza u omnipotencia.  Que Ferrán Adria es un megalómano en potencia es harto conocido. En la presentación de su proyecto para joder el Cap de Creus se atrevió a decir que la intención es  “perdurar siglos”. No pongo en duda que haga un trabajo excelente en la cocina,  pero una cosa es el  merecido elogio y otra la veneración pajillera. Cuando leo o escucho noticias sobre Ferrá Adría no puedo dejar de ver a la España del desarrollismo español y los elogios a la cocina de Candido (sí, aquel “genio” que rompía los platos de cochinillo con el plato para probar que estaban en su punto) en un país donde Fraga decidió que Spain is diferent.

Catalunya también “is diferent” pero con el acento inglés de Artur Mas, mucho más cool, mucho más sexy que Manuel Fraga. Todo apunta a que la Generalitat de Catalunya hará una ley exclusivamente para saltarse otras 20 y así poder construir 3.000 metros cuadrados de cocinas y restaurantes en plena reserva natural del Cap de Creus. Esperemos que la ley se apruebe cuanto antes, en caso contrario la Fundación Toni Manero, perdón quiero decir, El Bullí foundation acabará llegando hasta Cadaqués para ampliar las cocinas. Adriá es un impresentable que grita a los cuatro vientos que quiere hacer un proyecto transaparente  pero no explica ni un sólo motivo que justifique cargarse un parque natural para montar un proyecto que bien podría estar en Roses (población muy cercana al parque natural) o en la misma Figueres y así estar cerca de otro genio, genio universal de la pintura (megalomano) Salvador Dalí.

Pero no, el restaurante y las cocinas de lujo -hablando en plata- están donde se le ha puesto en el moño al cocinero deconstructor de la cocina y del Cap de Creus, Ferrán Adriá.

Dos figuerenses ilustres jodiendo un parque natural.

Santi Vila, figuerense, Conseller de Territori ejerce de mamporrero del cocinero que siguiendo la estela de otros ilustres pajilleros afirma tajante que ”La Generalitat está decidida a disponer de lo que sea necesario. Este es un proyecto trascendente para el conjunto del planeta“. Santi cuando habla lo hace de verdad, a lo grande. Es necesario cargarse el Cap de Creus para salvar al planeta, no es que sea bueno para la comarca, la provincia, el país, la peninsula, el continente !No! Es un proyecto planetario. Es posible que Santi se haya confundido por los nervios pajilleros y realmente quisiera decir, que es un proyecto platetario, de plato, de cocina, de comer bien, vamos.

Santi Vila tampoco explicará los motivos para construir 3.000 metros cuadrados en plena reserva natural. Lamentablemente nadie en al Parlament piensa pedir muchas explicaciones y mucho menos oponerse a los proyectos pajilleros de la deconstructora del Cap de Creus. Leo que que ni  ICV no se opone a la construcción ni tampoco a crear una ley ex profeso para joder la reserva natural. Pues ya podéis contar un voto menos desde ya.  Siempre me quedará la CUP. De ERC ni hablamos, me hubiera gustado que se mostrase igual de beligerante con el proyecto para joder el Cap de Creus que con la casa de Pedro J en las islas baleares.

Enrique Geli, figuerense, tampoco se queda corto. Es el arquitecto del proyecto para joder el Cap de Creus. Y el buen hombre sabe perfectamente lo que tiene que decir y mentir. Seguramente él está convencido de que se trata de un proyecto completamente viable e incluso hace un favor al Cap de Creus. Aquí viene la perla del megalómano de turno “La arquitectura que hacemos es sostenible y sale del mundo de la ciencia. Queremos reactivar el parque natural. El proyecto incorpora pabellones efímeros”. ¿Pabellones efimeros? ¿Pero no es un proyecto que debe perdurar siglos?.

Es de suponer que la construcción de 3.000 metros cuadrados en pleno parque natural se haga sacando la areana y perforando la roca, utilizando para ello, cuchillos, tenedores y platos.

Aprobar la ley ex profeso para joder al Cap de Creus traerá cola, construir en el Cap de Creus también traerá cola, la misma o más que habŕa para ir al restaurante/museo pajillero de lujo cuando miles de escolares en Catalunya pasan hambre (no, la frase no es mía, hasta la misma Generalitat lo reconoce). Dice Adría que no hay un duro de dinero público. !Cabrón! Van ha modificar una ley para que hagas lo que te salga de los fogones !Bastardo!. El precedente que se creará hará de este país un puto restaurante con derecho de pernada.

Otras notas del autor
Catalunya-LQSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar