Duane Allman: hace 50 años…

Por Mariano Muniesa*. LQSomos.

Lamentablemente la música perdió su talento hace ahora 50 años, cuando murió en un trágico accidente, unas semanas antes de cumplir 25 años. El 29 de octubre de 1971 falleció a consecuencia de las heridas y lesiones internas que le produjo un accidente de motocicleta

Medio siglo de la muerte del auténtico cowboy de medianoche

Billy Gibbons de ZZ Top, dijo sobre Duane Allman a la revista Rolling Stone: “Duane comenzó a hacer cosas que nadie había hecho antes en el rock americano. Sencilla y simplemente, fue un músico impresionante, excepcional y singular que se fue demasiado pronto”. Eric Clapton aseveró sobre él: “Era un guitarrista de un talento, una sensibilidad y una garra como ninguno de su generación tuvo en la América de los 70”. Y Joe Bonamassa, en una entrevista que pude hacerle durante mi breve paso por el proyecto radiofónico de Rockola FM allá por 2009, aseguró: “Ningún guitarrista ha sido ni será tan grande como Duane Allman en el rock sureño. Aprendo de él infinidad de cosas cada vez que escucho un disco de la Allman Brothers Band”.

Duane Allman fue junto a su hermano Gregg el fundador de una de las bandas de la historia del rock que más he admirado, disfrutado y escuchado, The Allman Brothers Band. Siempre defenderé que su infinita grandeza y su aportación al rock va mucho más allá de lo ha significado, que no es poco, himnos como “Jessica”, “Whipping Post”, “Stateboro Blues”, “Midnight Rider” o “Ramblin´Man” entre muchos otros, por citar alguno de sus más conocidos hits. Al igual que Cream o Led Zeppelin, fueron un grupo que rompió esquemas sobre todo a la hora de concebir sus actuaciones y sus espectáculos en directo, haciendo sensacionales jam-sessions e improvisaciones en sus conciertos, extensos medleys en los que incluían solos de guitarra sensacionales, alargando los temas hasta más allá de los 20 minutos… absoluta y pura genialidad que quedó plasmada maravillosamente en uno de los discos en directo más indiscutiblemente grandiosos que se han registrado en la historia del rock: “Live At Fillmore East”.

Lamentablemente la música perdió su talento hace ahora 50 años, cuando murió en un trágico accidente, unas semanas antes de cumplir 25 años.

El 29 de octubre de 1971 falleció a consecuencia de las heridas y lesiones internas que le produjo un accidente de motocicleta.Nacido como Howard Duane Allman en Nashville el 20 de noviembre de 1946, comenzó a tocar la guitarra a la edad de 14 años y formó la Allman Brothers Band solo nueve años después en Jacksonville, Florida en 1969, logrando su mayor éxito a principios de la década de 1970. Aunque también fue un músico de sesión muy respetado, -su contribución resultó fundamental en el álbum “Layla and Other Assorted Love Songs”, que fue lanzado en 1970 por los Derek & The Dominos de Eric Clapton- uno de los aspectos más singulares de la Allman Brothers Band fue que pusieron siempre mucho más énfasis en sus conciertos en vivo que en los álbumes, ya que según el propio Duane Allman, los miembros de la banda no disfrutaban en el estudio, sobre todo si las sesiones de grabación se hacían demasiado largas, aunque les encantaba ensayar en su local y crear canciones allí. Su vida, su pasión, su elemento natural era la carretera y los escenarios. Y aparte de su banda, fue colaborador habitual, tanto en estudio como en directo de artistas de la categoría y la brillantez de Aretha Franklin o King Curtis. Musicalmente, siempre se le reconoció su especial dominio de la técnica del slide y sobre todo, al igual que a Jimi Hendrix, Eric Clapton o Jimmy Page, su inagotable capacidad de improvisación y su destreza como instrumentista. “Era zurdo, pero tocaba la guitarra como si fuera diestro”, dijo de él Mick Taylor, de los Rolling Stones.

Apenas cuatro meses después de haber puesto en el mercado el primer álbum en vivo de la banda, esa mítica obra maestra a la que nos hemos referido llamada “At Fillmore East” en julio de 1971, mientras la banda estaba en un descanso de las giras y grabaciones Duane Allman, “Skydog”, como le apodaban sus familiares y amigos más cercanos conducía su motocicleta Harley-Davidson Sportster a alta velocidad en Hillcrest Avenue, en la parte oeste de Macon, Georgia.

Cuando se acercaba a Bartlett Street, un camión de carga que transportaba una pesada grúa de madera se detuvo repentinamente en la intersección entre ambas vías, obligándole a cambiar de dirección rápida y bruscamente. A pesar de que intentó esquivarlo, Duane golpeó la parte trasera del camión y cayó aparatosamente de la motocicleta, que saltó por los aires y que a su vez cayó sobre él y se deslizo más de 20 metros con Duane atrapado debajo, aplastando sus órganos internos. Estaba vivo y consciente cuando le llevaron a un hospital, pero a pesar del tratamiento médico urgente, murió horas después debido a las hemorragias internas masivas que le produjo el accidente.

El funeral del joven guitarrista se llevó a cabo el lunes 1 de noviembre de 1971 en el Snow’s Memorial Chapel en Macon, Georgia, al que asistieron su familia, amigos y compañeros músicos. Su banda interpretó varias canciones durante la ceremonia, concluyendo con su favorita “Will The Circle Be Unbroken”. Sus restos mortales reposan en el cementerio Rose Hill de Macon, Georgia, en una sepultura al lado de la del bajista de la banda Berry Oakley, quien por una caprichosa y macabra coincidencia, falleció también en un accidente de motocicleta el 11 de noviembre de 1972, cuando su moto chocó contra un autobús y en su caída, se dio un golpe en la cabeza que le provocó la muerte, a escasos metros del mismo lugar en el que se produjo el accidente que acabó con la vida de Duane Allman y también con tan solo 24 años de edad.

En una entrevista en 2015, su hermano Gregg habló sobre el período que Duane estuvo en la banda y aseguro: “Fueron días muy felices. No teníamos mucho dinero. Bueno, Duane tenía algo más porque trabajaba mucho como músico de sesión, pero nadie éramos ricos. Y no nos importaba porque estábamos tocando nuestra música, vivíamos haciendo lo que nos gustaba y con el mero hecho de que durante un ensayo en el local surgiera una nueva canción, eso ya valía por todo. Cuando una nueva canción sale del cascarón, funciona y hace “clic”, hombre, eso es como un regalo el día de Navidad”.

Un consejo, si me lo permiten. Por supuesto, disfruten hoy de la escucha a modo de homenaje a Duane Allman de cualquiera de las obras maestras que grabó, pero también esa maravilla llamada “Free Bird” que grabaron los alumnos más aventajados de la Allman Brothers Band, Lynyrd Skynyrd, que está dedicada a la memoria de Skydog. La genial inspiración de un músico inolvidable.

Más artículos del autor
* LoQueSomos en Red
Síguenos en redes sociales... Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar