Guadi Calvo*. LQS. Marzo 2018

La posible nueva jefa de la CIA intervino en las torturas de Abu Zubaydah, detenido en 2002 en Pakistán y mantenido en diferentes cárceles secretas en la actualidad se encuentra en Guantánamo y Abd al-Rahim al-Nashiri, detenido en Dubái en 2002, ambos sospechosos sufriendo años de constantes torturas

A la hora de maximizar recursos el empresario Donald Trump, siguen siendo el mejor, en un solo tweet anunció a tres de sus colaboradores más cercanos intempestiva decisión: “Mike Pompeo, Director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo Secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Mike Pompeopor su servicio! Gina Haspel se convertirá en la nueva directora de la CIA, y la primera mujer elegida. ¡Felicitaciones a todos!” Bueno, lo fuerte de Trump siempre ha sido la especulación, no justamente el savoir-fair.

Si bien era probable, pocos tenían en sus agendas la posibilidad concreta que el presidente Trump se deshaga de manera tan expeditiva de unos de sus colaboradores más importante Rex Tillerson, hasta hace unas pocas horas, Secretario de Estado, una de las carteras más sensibles en la política norteamericana y mundial.

Aunque Tillerson ya había sido advertido el viernes anterior por el jefe de gabinete, John Kelly, cuándo lo llamó para pedirle que interrumpiera un viaje a África y le anunció: “Es posible que recibas un tweet”.

El despido tomó por sorpresa hasta un de los hombres del presidente más importante el general James Mattis, Secretario de Defensa, en gira por Afganistán, un aliado de Tillerson dentro de viscosa estructura de la Casa Blanca.

Trump y Tillerson, desde hace unos meses venían tenido sus choques, en todo lo que se puede chocar con el rubicundo empresario, acerca de temas tan complejos como Rusia, Irán y Corea del Norte o el acuerdo climático de París, al que Tillerson defendía.

En julio se filtró que el secretario de estado, tras una acalorada discusión con el presidente, lanzó en una reunión de trabajo con varios colaboradores su opinión respecto a Trump “es un idiota”, lo que sin duda al presidente no le causó demasiada gracia.

Para el ahora ex funcionario era indispensable profundizar la postura anti rusa, como tan bien lo está haciendo la Primer Ministro británica Theresa May, que acaba de achacarle al presidente Vladimir Putin, la responsabilidad del “envenenamiento” con Novichok, un gas nervioso ruso, del espía Sergei Skripal, “al servicio secreto de su majestad” desde 2004, año en que se conoció que vendía información acerca de la inteligencia rusa a Londres.

Tillerson rápidamente salió a apoyar a May tras la decisión de esta de expulsar a 23 funcionarios de la embajada rusa en Londres. La campaña anti Putin, se profundiza con la amenaza con retirar a la selección inglesa del mundial de futbol que en pocos meses se jugará en Rusia boicoteando el evento, como lo hicieron con los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 y a una semana escasa de las presidenciales rusas.

Tillerson, además era contrario a la ruptura del Acuerdo nuclear con Irán 5+1, pero intentó un acercamiento con Corea del Norte.

Además de los tres casos mencionados, las políticas erráticas, por los momentos titubeantes, de los Estados Unidos respecto al presumible ciber ataque ruso, Siria, Venezuela, la guerra en Yemen, la disputa entre Arabia Saudita y Qatar, la intervención secreta en Níger, descubierta a partir de la emboscada de octubre último en la que murieron cuatros boinas verdes, la guerra civil en Libia, la incontenible avanzada de al-Shabaab en Somalia, y la de los Talibanes en Afganistán, sumada a la inmanejable relación con el gobierno turco, el pakistaní, el egipcio y el filipino, sin olvidar a China, obviamente, que con un Xi Jinping, fortalecido tras la decisión de la Asamblea Nacional Popular de que acaba de aprobar la reforma de la Constitución que permite al presidente Jinping, su reelección prácticamente indefinida, lo que lo convierte en el mandatario más poderoso desde Mao Zedong. Todas esas materias pendientes era demasiada para el ahora ex “canciller” norteamericano un hombre acostumbrado a cazar en cotos cerrados y que en realidad nada sabe de lo que pasa de verdad en la selva.

En este momento histórico tan complejo, con tantos frentes abiertos para un simple ejecutivo como lo fue Tillerson, que llegó a la dirección ejecutiva de Exxon Mobil Corporation, la que ocupó desde 2010 hasta 2016, cuando asumió la cartera más caliente del mundo, mostró que por el hecho de alcanzar un alto cargo en la empresa privada, no te prepara para jugar en las grandes ligas.

Tillerson, sin duda no dio la talla a la hora de confrontar en arenas mucho más farragosas que la de la especulación y la extorsión de las grandes empresas privadas, y de enfrentar a hombres como el canciller ruso Sergei Lavrov, un verdadero gigante de las relaciones internacionales y la diplomacia.

Trump en una entrevista justificó su decisión diciendo: “Tillerson será mucho más feliz ahora que ha dejado su puesto”. A lo que con mucho de despecho Tillerson contestó: “Trump tiene razón, seré mucho más feliz ahora. Todos los que se van de la Casa Blanca terminan felices”.

Más halcones llegan al nido

Como lo anunció en su tweet Trump remplazó a Rex Tillerson por Mike Pompeo, director de la CIA, hasta hace unas pocas horas y ex congresista del Tea Party, quién tiene una visión mucho más crítica que Tillerson en casos como Irán y Corea del Norte. Además de ser un acérrimo defensor de la tortura o sarcásticamente llamadas “técnicas reforzadas de interrogatorio”.

Pompeo, es un belicista por definición, y será un irracional enemigo de Irán y opuesto a cualquier posibilidad de negociación con Corea del Norte. A pesar de que ya están en marcha los arreglos de la reunión con Kim Jong-un, mientras se aproxima mayo, el mes, en que según Trump tendrá que resolver sobre el acuerdo nuclear con Irán, y si decidirá nuevas sanciones contra Teherán.

La llegada de Pompeo a el Departamento de Estado, abre sin duda la posibilidad de intensificar los conflictos en Medio Oriente lo que haría estallar los pocos focos de estabilidad. Partidario de revitalizar la base de Guantánamo y obsesivamente anti iraní a quien responsabiliza de todos los males de la región.

Henry Kissinger, se refirió a las “habilidades” políticas de Pompeo diciendo: “Tengo confianza en que Pompeo entiende esto y lo hará porque creo que entiende mejor los vínculos políticos”.

Como reemplazo de Pompeo en la CIA, Trump postulará al senado, quien deberá resolver, a la actual directora adjunta, Gina Haspel, quien se convertiría en la primera mujer en dirigir la agencia.

Haspel, tiene un historial por demás oscuro, con acusaciones como de haber estado a cargó de un programa secreto de torturas, a comienzo de la Guerra contra el Terrorismo de George W. Bush tras el 11 de septiembre y a la que Obama puso fin en 2009, aunque no hay evidencia que se haya cumplido esa orden. Ella ha supervisado torturas en la prisión secreta que la CIA tiene o tuvo en Tailandia, la primera que Estados Unidos abrió tras la creación del programa de “rendiciones” y se la responsabiliza de ordenar en 2005 la destrucción de las pruebas como los videos grabados para documentar los interrogatorios. El hecho podría llegar a complicar su confirmación en el Senado, ya que Haspel ascendida en febrero de 2017 al cargo de segunda de la “agencia” no necesitó la aprobación del Senado.

La posible nueva jefa de la CIA intervino en las torturas de Abu Zubaydah, detenido en 2002 en Pakistán y mantenido en diferentes cárceles secretas en la actualidad se encuentra en Guantánamo y Abd al-Rahim al-Nashiri, detenido en Dubái en 2002, ambos sospechosos sufriendo años de constantes torturas. Desde ahogo simulado en el caso de Zubaydah 83 veces en un solo mes, al-Nashiri, tras permanecer años desaparecido y haber sufrido inimaginables torturas, el 5 de febrero de 2009, sus acusaciones fueron retiradas y quedo libre de toda culpa.

Por sus actuaciones en caso de torturas Haspel, fue denunciada por el Centro Europeo Para Derechos Humanos y Constitucionales, que además pidió su y juzgamiento por el Tribunal Penal Internacional.

El iracundo Trump, con estos cambios ha demostrado que cada vez tiene más confundidos los conceptos con que debe resolver la gigantesca cantidad de problemas que pone en riesgo la vida de millones de personas. Creyendo que todo lo puede solucionar como en su famoso reality show The Apprentice con un ¡Estás despedido!

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
EE.UU.- LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/03/Tillerson-estás-despedido.lqsomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/03/Tillerson-estás-despedido.lqsomos-150x150.jpgLQSomosEE.UU.MÁS AUTORESDonald Trump,Gina Haspel,Henry Kissinger,James Mattis,John Kelly,Mike Pompeo,TillersonGuadi Calvo*. LQS. Marzo 2018 La posible nueva jefa de la CIA intervino en las torturas de Abu Zubaydah, detenido en 2002 en Pakistán y mantenido en diferentes cárceles secretas en la actualidad se encuentra en Guantánamo y Abd al-Rahim al-Nashiri, detenido en Dubái en 2002, ambos sospechosos sufriendo años...Cultura Libre, Comunicación Libre