El 11-M y el caso Interligare

Durante unos cuantos días del mes de agosto, el periódico El Mundo buceó en otro de esos casos en los que cree hacer periodismo de investigación –como la conspiración del 11-M o el Caso Faisán–, pero que finalmente acaban en un bluff que se diluye a medida que se adentran en las informaciones. Me refiero al caso Interligare.

La empresa Interligare fue fundada en 2004, siendo una de las accionistas mayoritarias Jacqueline Tibisay Moro Albacete, candidata del PP por Aranjuez (Madrid) en las elecciones municipales de 2007. Qué no es qué en Interligare

Desde luego éste es un caso sobre el que no hubiese  escrito absolutamente nada si no es porque con relación a este asunto también el 11-M ha saltado a la palestra:

Antonio Hernando, Secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, dijo tras las publicaciones de El Mundo sobre el caso Interligare: “Me recuerda a las incógnitas de la Kangoo; me recuerda al ácido bórico que apuntaba a ETA, me recuerda la cinta de la Orquesta Mondragón que también apuntaba a ETA”… “Todas (esas investigaciones) son de la misma factoría. Todas tienen la misma credibilidad”, sentenció (El Mundo, 09.08.2012).  

Pedro J. Ramírez, entre otras cosas, se alegró de que Antonio Hernando mencionara en concreto el asunto del “ácido bórico” toda vez que la Audiencia sí que “corroboró” y al milímetro nuestras denuncias (Pedro J. Ramírez se está refiriendo a El Mundo) sobre las manipulaciones de aquel informe policial aunque las tipificara como graves “irregularidades administrativas”. (El Mundo, 12.08.2012)

Resulta patético e irrisorio que Pedro J. Ramírez a estas alturas quiera sacar pecho del asunto del “ácido bórico”. Lo único que hace es poner de manifiesto el fracaso de las teorías conspirativas sobre el 11-M a tenor de algunas explicaciones como las que cito a continuación:

A ver que se les ocurre ahora al lumbreras de Pedro J y a sus palmeros. Supongo que rebuscarán en la sentencia para quedarse con lo que más les favorezca obviando lo importante (como ya hicieron con la sentencia del 11M). La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a los cuatro integrantes de la Policía Científica acusados en el denominado 'caso del ácido bórico', relativo a la supuesta manipulación de un informe policial incluido en el sumario del 11-M para eliminar las relaciones entre estos atentados y ETA, al considerar que las observaciones relativas a la banda terrorista que introdujo el perito Manuel Escribano no tienen "consistencia" ni "rigor científico", se pudo leer tiempo atrás en Absueltos los policías del caso del ácido bórico".

Además de lo expuesto en párrafos anteriores hay algo más que me ha llamado la atención en el caso Interligare. Y es que a raíz de este caso, el nombre del Director General de la Policía, Ignacio Cosidó Rodríguez también ha saltado a la palestra. A pesar de la semana de ataques de El Mundo a Rubalcaba, Cosidó aconsejó “prudencia” sobre el caso Interligare, manifestó que es preferible esperar al pronunciamiento de la justicia y matizó que en estos momentos, como Director General de la Policía, no le corresponde exigir responsabilidades a Rubalcaba (El Mundo 17.08.012). Ya unos días antes Rubalcaba había tildado de ‘bazofia’ las revelaciones de El Mundo sobre Interligare.

Yo hubiese preferido y agradecido, pero las cosas son como son, que Ignacio Cosidó en lugar de haber tenido que salir en la prensa a raíz del caso Interligare, hubiese salido por alguna referencia suya relacionada con el 11-M, ya que al leer su nombre en los periódicos recordé lo que dijo en una entrevista digital en 20minutos.es el 22.03.2011, cuando era diputado del Partido Popular en la oposición: “El compromiso con la verdad en el 11M corresponde a los policías, a los jueces, a los políticos y a los ciudadanos. Creo que sabemos una parte de la verdad, pero no toda la verdad. Nuestro compromiso con las víctimas es seguir trabajando para que podamos conocer toda la verdad”.

Desde esa fecha, si no estoy equivocado, Cosidó no ha dicho nada más o menos importante sobre el 11-M. Por eso, sería interesante y deseable saber qué trabajo ha hecho hasta ahora para “conocer toda la verdad” del 11-M.

Lo que me resulta enormemente extraño es que los doctrinarios mediáticos y políticos de las cábalas de la conspiración del 11-M, no estén golpeando ya la puerta del despacho de Cosidó, gritándole su “queremos saber”, exigiéndole una urgente y contundente explicación dado el tiempo transcurrido, ocho meses desde la toma de posesión de su cargo y diecisiete meses desde sus palabras en 20minutos.es

* 11-M cartas al director

Más artículos del autor

 

Deja un comentario