El acre vómito de la culpa

Lilith Rojo*. LQS. Enero 2019

Quizá con estas palabras no vaya a aportar nada nuevo a lo que ya otros habrán argumentado, pero permitidme que me desahogue un poco, porque estoy de cinismo, oportunismo y electoralismo hasta los confines de la galaxia de la miseria humana.

A vueltas con el Proceso, Kafka mediante, los presupuestos, la ultraderecha, según Carmena conservadores, amantes del formol de la momia de su padre espiritual. Ese que no hay quien exhume porque no para quieto, cosas del inventor del Movimiento, a pesar de que debería estar penando atado y bien atado eternamente a una cuneta. A vueltas, digo, tengo que levantar la mano para preguntar algunas cosas.

¿Nos toman por estúpidos desde la izquierda, la de nombre y la que intenta serlo? Quizá más esta última, porque es la que se queda más desamparada ante la tempestad fascista que sopla fuerte, porque dejaron sembrar vientos a placer y no los del pueblo de Miguel. Creo que sí, nos toman por idiotas. Ahora vienen a decirnos que la culpa de todos los males del Reino de España es de los independentistas, que en su egoísmo burgués, nos han dejado sin unos presupuestos que venían a alumbrar todos los hogares de esa gran nación indisoluble llamada España. Nunca una votación iba a traer tanto bienestar, atándose los perros con longanizas, pero no catalanas, por supuesto. Milagro.

Ahora por culpa de la irresponsabilidad de los que quieren romper el reino y su estado del bienestar por cosillas sin importancia como el secuestro de la democracia y de los derechos humanos, el PSOE podrá tener alguna posibilidad de ganar unas elecciones avanzadas dejando a Podemos solo en el baile y sin orquesta. Porque aquí, si ha habido tacticismo, ha sido el del partido de Pedro. Con esta jugada se quita el lastre de la cuestión indepe, convenciendo al ala derecha de su parroquia y queda como un mártir de los presupuestos, convenciendo al ala izquierda, se libra del peso del juicio a los presos políticos catalanes y de un posible indulto siendo solo presidente en la cuerda floja por moción de censura a Rajoy. Así abre la puerta a Ciudadanos por si se harta de VOX, en el juego de la puta y la Ramoneta, véase en capítulos anteriores: Andalucía. Quien pierde más es Podemos y sus confluencias, que por su prolongada postura egipcia, mojándose lo justo para guardar el equilibrio sobre las aguas electorales, queda debilitado, tristemente, ante unas encuestas nada halagüeñas y con problemas internos, en tiempos en los que toca tomar partido. Los que venían a romper los candados de la transición para asaltar los cielos, han mantenido un perfil más que bajo mientras la extrema derecha, que ya estaba, se fortalecía desacomplejadamente accediendo a escaños por la vía de las urnas. Y ahora tenemos las políticas de memoria en Andalucía, por dejación de algunas siglas, en manos de VOX. El lobo salivando ante las ovejas, que tienen a sus deudos enterrados en fosas más profundas que las excavadas en la tierra por sus asesinos.

Y al hilo de esta cuestión, no quiero callarme la profunda decepción que sentí cuando en los Goya se entregó un premio en Sevilla a un documental de Memoria y lo primero que se hizo fue a agradecer a los productores su financiación, ni una camiseta reivindicativa, ni unas palabras contundentes para denunciar lo de VOX, con una foto más propia de Hollywood que de activistas. Parece una anécdota, pero dice mucho sobre el momento que estamos viviendo. Y en general ni una palabra para esa lepra para todo español de bien o que quiera seguir siendo considerado como tal, que es el tema catalán y su gobierno legítimo privado de libertad o en el exilio. Ni tan siquiera para raperos, tuiteros y otros personajes de mal vivir bajo el palio de nuestra santa Constitución.

Prueba de que no estamos preparados para lo que se nos viene encima es que andamos perdidos en lugares comunes, en el tú más y en tú tienes la culpa, en pensar que esto se soluciona solo con un barniz de progresía, bienintencionadas fotos con colectivos golpeados o marginados sin atreverse a plantar cara desde las trincheras, al raso de madrugadas heladas, a reformar con valentía las estructuras para erradicar el machismo, el racismo, la lgtibifobia, el fascismo, el neoliberalismo, la corrupción, la impunidad, el franquismo sociológico e incrustado en los diferentes poderes y administraciones, porque solo se cuentan votos, no soluciones a largo plazo. Y para eso hay que derribar un muro cimentado sólidamente sobre unas cloacas petrificadas como cemento armado sobre las que se alza el estado. Mientras tanto seguimos atomizándonos ante la satisfacción del enemigo.

¿Tenemos que permitir que vengan a darnos lecciones a golpe de blanco o negro en un maniqueísmo de guardería que espanta? Si hay que defender los derechos humanos no nos pongamos una pinza o una venda en los ojos para votar y si no se defienden se hace desde la madurez política argumentando tus limitaciones y no culpando a los demás de que no te salgan los números para librarte de la crítica o la decepción. Y no salir a la palestra como PNV dando clases de moral y altura política, mientras pacta con unos y con otros dejando tirados sus principios, porque ya perdieron el poder una vez en casa y eso duele, no quieren disolverse como CIU, sus homónimos catalanes. Mejor rey tuerto de una autonomía, que uno más en un país que solo imaginan en sus discursos, ahora ellos son los del seny. Como renunciar a ser esa llave de oro en un estado español que a ellos les deja vivir un poco mejor que a los demás sin que nadie les llame egoístas, aprovechados, burgueses de mierda, supremacistas, nazis, porque ellos si que saben venderse y no vienen a romper, vienen a negociar lo que a otros les está vetado.

¿Y hay que soportar el infantilismo de la acusación de ser facha porque se vota con PP y Ciudadanos? Veamos, esto ya es de traca, porque entonces cerremos los parlamentos, que se coincida en el sentido del voto no quiere decir que se haga por los mismos motivos, decir eso es rastrero e insulta nuestras inteligencias. Además esa prueba del algodón no la supera ningún grupo, en algún momento todos han coincidido con alguien votando con quien no tiene nada en común. Y si vamos más lejos y tiramos de memoria, algunos partidos coaligados en formaciones, que ahora tienen su mantra electoral en esa letanía, hicieron pinzas estatales y autonómicas con el PP, y si en su día se pudo entender que no lo hacían porque eran de derechas, que no vengan ahora a acusar a terceros de pecados que ellos han cometido. Todo esto es bastante deprimente.

Si la extrema derecha española, si ese fascismo patrio con aires trumpistas, se multiplica en el caldo de cultivo de la ignorancia y la maldad del lodazal del nacionalismo más rancio español es porque el antifascismo no está haciendo los deberes.

Cuando empecé con este blog jamás pensé en ver desfilando por nuestras calles la legión, la cabra, las banderas franquistas, las esvásticas, la Falange, oír los cánticos de Manolo Escobar mientras se pedía cárcel y muerte para políticos elegidos democráticamente tras pancartas sujetadas por PP, PSC, Ciutadans, Vox, SCC… ni que me arrojaran piedras y me escupieran por pedir libertad y defender los derechos humanos. Por cierto, el ayuntamiento de Barcelona cuando empezaron las primeras manifestaciones ultras no se opuso en nombre de la democracia diciendo que todo el mundo era bienvenido a la ciudad, hasta les han trepado por la fachada alegremente entre amenazas recogidas en el código penal. En la pluralidad no caben quienes vienen a defenestrarla, esto sucedía en Catalunya mientras se golpeaba a gente sin distinción de edad y sexo por llevar un lazo amarillo sin que nadie se rasgara las vestiduras. Que no acusen de forma tan grosera, que no hagan lo mismo que los fascistas de casta o de pacotilla, si tienen que ganar votos que lo hagan limpiamente y no se tiren al barrizal de la confusión interesada dejando a los pies de los caballos a quienes puede que sean más de izquierdas que ellos y están hartos de que les acusen de hacer el juego a la derecha porque se les ha engañado. Si son tan listos no tendrían que necesitar tener un tonto tan útil ¿no? Última pregunta, por ahora.

Por cierto Sra. Colau, si le pregunta usted al Papa, que dicen los crédulos que con Dios puede hablar, le dirá que quien les ha dejado con el culo al aire ha sido el PSOE, que con la aprobación de los presupuestos no habría podido quitarse el sambenito de ilegítimo y separatista, hit parade del trifachito.

Ahora, ante la nueva cita electoral el 28 de abril, en vez de despedazarnos entre los que pretendemos plantar cara al fascismo estaría bien fijar el foco sobre el enemigo y cada uno desde sus postulados, sin renuncias, atacar a la bestia para que no acabemos diluyéndonos entre disputas estériles en el ácido de su insaciable estómago. No quiero acabar siendo el detritus de sus pestilentes tripas y acabar de forma tan indigna sobre los muertos que lo dieron todo para que ahora en vez de llenar las calles de inteligencia sigamos matándola ante el televisor.

Sin miedo.

Más artículos de la autora
* LQSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Deja un comentario