El autobús

Consigna de silencio en el Partido Podrido sobre las Cajas "B" periféricas. Apelmazados como estamos en el pegajoso fango de la corrupción ¿puede extrañar que alguien, en su sano juicio, quiera apearse de este autobús maldito, sin ruedas ni dirección precisa?

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar