El clan Ortega-Murillo arrecia la represión

Por Teresa Carreras*. LQSomos.

«El Gobierno parece que no quiera saber que el trabajo de treinta y siete años del Colectivo de Mujeres de Matagalpa con la sociedad nicaragüense ya está sembrado. Denunciamos esta nueva arbitrariedad de la dictadura de Ortega-Murillo…»

Ahora contra ONG’s como Colectivo de Mujeres de Maragalpa

Profundo malestar de algunas ONG’s que trabajan por los derechos, las libertades, la paz y ayudan a los más vulnerables en Nicaragua debido a que el régimen de Daniel Ortega las está ilegalizando. Por tercera vez y, poco a poco, las va situando fuera de la ley bajo la excusa de que les falta presentar documentación económica al Ministerio de Gobernación de los años que van entre el 2006 al 2020.

En este último tramo han sido 15 las organizaciones que la Asamblea Nacional de Nicaragua les ha cancelado su personería jurídica entre ellas el Colectivo de Mujeres de Matagalpa junto con otras organizaciones sociales y feministas como la Asociación de Mujeres de Jalapa contra la violencia Oyanka. Con esta acción son ya 55 organizaciones nacionales e internacionales a las que el régimen de los Ortega-Murillo cancela su personería, o personalidad legal, para imponer el miedo y el silencio de la sociedad en unos meses preelectorales.

Una portavoz de la “Asociación Colectivo de Mujeres de Matagalpa” (CMM) – que ha querido permanecer en el anonimato por razones de seguridad- ha dicho a LQSomos que “Nos han quitado nuestra personalidad jurídica y nos quieren hacer desaparecer pero no lo conseguirán. El Gobierno parece que no quiera saber que el trabajo de treinta y siete años del Colectivo con la sociedad nicaragüense ya está sembrado. Denunciamos esta nueva arbitrariedad de la dictadura de Ortega-Murillo en el sentido de que es absolutamente incorrecto que nos acusen de no haber presentado toda la documentación”.
El Ministerio de Gobernación tiene toda la información de estas ONG’s y ellas pueden demostrarlo. Las responsables de las asociaciones se la han entregado hasta este julio de 2021. Pero a partir del 2019 el gobierno no les ha dado ningún acuse de recibo, les ha cambiado los formatos y por esto afirma que no la han presentado. Pero mienten. “Estas maneras de proceder son propias de las dictaduras”, continúa la portavoz de del CMM.

La propuesta gubernamental fue expuesta por el legislador sandinista Filiberto Rodríguez en la última sesión del Parlamento, controlado por el oficialismo, a través de un decreto para cancelar la personalidad jurídica a 15 nuevas ONG’s. Además de las dos asociaciones ya mencionadas también está, entre otras, la Fundación Mejía Godoy, de los cantautores nicaragüenses Carlos y Luís Enrique Mejía Godoy. Esto significa que los colectivos damnificados son todos redes y asociaciones distantes y/o contrarias al partido del Gobierno del que ejerce el liderazgo la pareja Ortega-Murillo. En la exposición de motivos el legislador indica que las ONG’s no han cumplido con sus obligaciones legales y estatutarias, cosa que el Colectivo de Mujeres de Matagalpa ha negado a través de su portavoz y de un comunicado afirmando que este decreto es un instrumento más para bloquear el trabajo de las ONG’s sobre el terreno.

El Colectivo es una organización que está al frente de los derechos de las mujeres en un país donde se violentan permanentemente, afirman otras mujeres del Colectivo como reacción a su ilegalización. Nicaragua es un país donde, continúan estas integrantes del CMM, la violencia contra las mujeres es el pan de cada día. Los feminicidios, el maltrato físico y el maltrato psicológico que sufren las mujeres desde la niñez hasta la edad adulta son el resultado de continuas agresiones. Las cifras que da el gobierno están siempre manipuladas, según han declarado las ONG Católicas por el Derecho a Decidir ha denunciado que desde enero hasta principios de julio de este 2021 se habían producido 32 feminicidios.

La gente tiene miedo

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril del 2018 que estos días se está acentuando de cara a las elecciones generales del próximo 7 de noviembre. En estas elecciones Daniel Ortega aspira a su quinto mandato presidencial, en este caso sería el segundo junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. Su primer mandato fue de 1985 al 1990. Después de perder algunas convocatorias volvió al poder en el 2007 con tres legislaturas hasta ahora.

Daniel Ortega ganó las elecciones con el FSLN, el Frente que lideró y que llevó a cabo una revolución para liberar a la sociedad nicaragüense de la dictadura que la familia Somoza mantenía con apoyo de Estados Unidos desde el 1934. Después de años se ha quedado en el gobierno como el gran dictador con un partido lleno de corruptelas ampliamente denunciadas por las organizaciones no gubernamentales. Su partido se consolida apartando y silenciando a la oposición formada la mayoría por muchos de aquellos que en un primer momento le dieron su apoyo para apartar la dictadura de Somoza y que han visto su cambio gradual durante treinta años.

En el 2018 hubo un levantamiento muy espontáneo contra sus políticas de estudiantes, campesinos, campesinas y profesionales agotados de ser perseguidos por el sandinismo a no ser que defendieras las posiciones del gobierno. Esta oposición desde entonces está durante reprimida y la ilegalización de estas asociaciones ha sido un paso más en la represión hacia la sociedad organizada.

En Nicaragua son incalculables las personas que sienten que forman parte del Colectivo de Mujeres de Matagalpa. La mayoría de las mujeres de colectividades a quienes el Colectivo ayuda a que se respeten sus derechos y a salir de situaciones de violencia

No tenemos miedo

Esta última tanda de penalizaciones que se ha concretado estos días pasados les está dando a las asociaciones más fuerza. “Nosotras no tenemos miedo, ha continuado la portavoz del CMM a LQSomos. En una situación más normal estaríamos hablando para el carnaval del 25 de noviembre, fecha en la cual desde hace más de treinta años celebramos la mascarada contra la violencia de género hasta que lo prohibieron. En él tradicionalmente nos juntamos diferentes expresiones del movimiento social y feminista de Matagalpa. Salimos a la calle con mucho color, mujeres, niños, niñas, canto, danzas tradicionales como las gigantonas. El hecho de vivir sin violencia nos hace ser más felices y esto es lo que le vamos a decir de nuevo a los Ortega-Murillo”.
Este carnaval fue prohibido con fuerzas antimotines. Esta prohibición fue una de las primeras agresiones hacia el movimiento feminista.
«En Nicaragua la forma de favorecer a sociedades que no sean machistas es con la policía y los antimotines, continua la portavoz. Es un ejemplo para decirte que aquí es casi imposible salir a la calle y caminar libremente porque hay muchos presos políticos. Hay más de cien mil personas en el exilio y cada día están saliendo más debido a la persecución y al acoso hacia cualquier voz que no sea la del poder». A pesar de esta ilegalización administrativa hemos recibido muchas muestras de solidaridad y repudio de todo el mundo. Muchas han sido en forma de comunicado entre los que queremos destacar el de la “Red Feministas por Nicaragua” y sus voces en Madrid, Barcelona, Aragón y Euskal Herria por lo que nos sentimos muy acompañadas”.

CMM treinta y siete años en Nicaragua

El Colectivo de Mujeres de Matagalpa es una organización enraizada en el territorio nicaragüense que trabaja por los DDHH, los derechos de las mujeres, los niños, las niñas, la tierra y la naturaleza. Esto significa que trabaja desde la salud y la educación cotidianas para transformar la sociedad cambiando la cultura patriarcal, la colonial y la cultura clasista capitalista, desde lo cotidiano. El CMM está fuertemente implantada en las comunidades del municipio de Matagalpa, San Dionisio y de Matiguás donde han centralizado la estrategia organizativa.
Las de comunicación son internacionales y también lo son la formación de los diferentes perfiles profesionales del Colectivo. Hay diferentes maneras de participar pero básicamente lo hacen en red. Una de ellas está muy consolidada con mujeres y jóvenes rurales organizadas y la forman más de trescientas personas. También las hay que trabajan en el Colectivo de forma asalariada. Y también una gran red de personas voluntarias y de personas que comparten los saberes de forma colectiva algunas veces al año. Esto es lo que refuerza la estrategia sobre el terreno del Colectivo.

En Nicaragua son incalculables las personas que sienten que forman parte del CMM. La mayoría de las mujeres de colectividades a quienes el Colectivo ayuda a que se respeten sus derechos y a salir de situaciones de violencia, los grupos con VIH que son ayudados desde el punto de vista sanitario, personas privadas de libertad, personas que han participado en su programa de becas. Es enorme la cantidad de gente que en Nicaragua y fuera de ella se identifica con el Colectivo de Mujeres de Matagalpa que a pesar de las prohibiciones del Gobierno seguirán adelante con sus objetivos.

* Periodista. Ex-corresponsal de TVE en Bruselas, colaboradora de EL SIGLO y directora de «Cruïlla d’Europa»

Colectivo de Mujeres de Matagalpa
Nicaragua – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar