El éxodo de la desesperanza

Giorgio Trucchi*. LQS. Enero 2021

Contrariamente a lo que muchos piensan, las personas que integran estas caravanas que salen de Honduras no persiguen el ‘sueño americano’, sino que huyen de la pesadilla hondureña

Honduras. Nuevo año, nuevas caravanas, males antiguos

Son varios miles los hondureños y hondureñas −muchas las familias con menores de edad− que han vuelto a juntarse en la terminal metropolitana de San Pedro Sula y han emprendido un largo y peligroso viaje hacia Estados Unidos, huyendo de la miseria, la violencia y la falta de futuro.

Luego de romper el cerco policial en el puesto fronterizo El Florido, la caravana logró entrar a territorio guatemalteco avanzando hasta la localidad de Vado Hondo, Chiquimula, donde fue brutalmente reprimida por un fuerte contingente militar.

Hay varios heridos y unas 1.300 personas fueron capturadas y regresadas a Honduras o están todavía en manos de las autoridades migratorias.

La violenta represión es consecuencia directa de las medidas adoptadas por el gobierno guatemalteco, que en los días pasados declaró estado de prevención en siete departamentos y autorizó disolver por la fuerza toda reunión, grupo o manifestación pública.

Una estrategia que responde a las políticas migratorias impuestas por el saliente gobierno Trump a los países del Triángulo Norte.

Actualmente, miles de hondureños y hondureñas permanecen a la intemperie, esperando el momento propicio para intentar continuar su odisea hacia Estados Unidos.

Contrariamente a lo que muchos piensan, las personas que integran estas caravanas que salen de Honduras no persiguen el ‘sueño americano’, sino que huyen de la pesadilla hondureña.

“Lo que hay es desesperación. Huyen de la miseria, de la violencia, de la falta de trabajo. No pueden esperar más. Prefieren enfrentarse a un viaje lleno de incógnitas y peligros antes que quedarse en Honduras”, dijo a La Rel, Bartolo Fuentes, periodista y experto en temas migratorios.

El desastre hondureño

Honduras es uno de los países con el mayor índice de desigualdad y pobreza en América Latina, con casi el 70 por ciento de la población hundida en la pobreza y más del 40 en la pobreza extrema.

También ha sido señalado como uno de los países más peligrosos para las personas que defienden la tierra y los bienes comunes. Más de 140 defensores y defensoras han sido asesinadas en la última década.

Más dramática aún es la situación de la violencia contra las mujeres, los periodistas y la comunidad LGBTI.

Son casi 6.300 las mujeres asesinadas en menos de dos décadas, más de 360 las personas LGBTI que han perdido la vida de forma violenta en los últimos 10 años, y casi 90 los periodistas y comunicadores asesinados desde 2001.

La impunidad supera el 90 por ciento de todos estos casos.

Una situación que se ha vuelto aún más dramática el año pasado por la incapacidad e irresponsabilidad mostrada por las autoridades hondureñas ante los embates de la pandemia de Covid-19 (135 mil casos, 3.400 fallecidos y un sistema de salud colapsado) y de dos huracanes (100 muertos y 15 mil millones de dólares de pérdidas, sobre todo en el área rural).

Crisis humanitaria

Para la Convergencia contra el Continuismo (CCC), en Honduras se está viviendo una crisis humanitaria como resultado de una administración pública en manos de una narco-dictadura, los efectos de la pandemia y el impacto de los huracanes.

“Muchas de las personas que salieron con esta última caravana lo perdieron todo por los huracanes y estaban viviendo en albergues, refugios o debajo de los puentes.

La mayoría de ellas se sienten abandonadas, te dicen que se van porque no hay trabajo, ni futuro.

Muchas son familias numerosas con niños y niñas. También se juntan por barrio, comarca, aldea y se suman a la caravana. Duele mucho ver tanta desesperación”, apuntó Fuentes.

Modelo económico desigual

En un comunicado, la Convergencia contra el Continuismo advirtió que los problemas fundamentales del país residen en la brutal concentración de riqueza y en el proyecto continuista del presidente Hernández.

“El país se ha convertido en una máquina de hacer pobres. La gente huye y es desplazada por la mano criminal de esta dictadura.

La manera más efectiva para contrarrestar las caravanas no es firmando convenios de ‘tercer país seguro’, sino quitando el respaldo y acelerando el proceso de extradición de Juan Orlando Hernández y los criminales que lo acompañan”, señaló la CCC.

“Sin cambios estructurales del modelo económico y político va a ser imposible frenar el éxodo diario de miles de familias hondureñas”, concluyó Fuentes.

#CaravanaMigrante #MigrarEsUnDerecho #NingunaPersonaEsIlegal #PesadillaHondureña

Más artículos del autor
* En twitter: @nicaraguaymas. * En Telegram: @niaraguaymas
Honduras-LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar