El Ministerio del Tiempo ¡Existe!

El Ministerio del Tiempo ¡Existe!

Agencia Mp3. LQS. Julio 2020

Una actuación digna de la ficción de la serie televisiva

El gobierno local de Santa Margalida, Mallorca,  mantiene el título de Hijo Ilustre al financiero sin incumplir las leyes de memoria histórica. Borra su pasado franquista, con lo que confirmamos que la serie televisiva de El Ministerio del Tiempo a pasado a ser realidad.

Para mantener la distinción de Juan March como Hijo Ilustre de la Vila han eliminando del acta del acuerdo por el que obtuvo este reconocimiento en 1956 las alusiones a su “ayuda al glorioso movimiento nacional”.

Y así lo defiende el alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo (Convergència)…  retirar las alusiones a las contribuciones de Juan March al bando nacional, bastan por sí solas para cumplir con la Llei de Memòria Democràtica aprobada la pasada legislatura balear, sin necesidad de retirarle el título de hijo ilustre. “Es como quitar la placa que había en el monumento de sa Faxina, no es necesario quitar el monumento y hay jurisprudencia que así lo señala”, dice. Para esta artimaña legal de “blanqueamiento” de tan siniestro personaje, el ayuntamiento ha contratado a un letrado para hacer un informe jurídico sobre la legalidad del título.

La propuesta fue aprobada con los únicos votos del equipo de gobierno El Pi-PP, mientras que la oposición integrada por Suma pel Canvi y Can Picafort Unit votó en contra al considerar que no puede reescribirse la historia ni obviarse el papel de March en el golpe de estado franquista de 1936.
El portavoz de Suma pel Canvi, Xisco Bergas, señaló que la modificación del acta de 1956 «no cambiará la historia»y March «seguirá siendo una parte importante del golpe de estado franquista». También destacó el «historial larguísimo de contrabando y prevaricaciones» del financiero que «no le hacen merecedor del título de Hijo Ilustre». Este grupo volvió a reclamar la revocación de la distinción, sin éxito.

Una actuación digna de la ficción del serie televisiva.

Unas notas breves sobre Juan March Ordinas*

Juan March Ordinas, el último pirata del Mediterráneo, «Verga», «El Padrino»; fue el fundador del Grupo March, uno de los más importantes grupos capitalistas españoles y uno de los más firmes sostenedores del franquismo, y luego de la reforma franquista. A diferencia de los otros grupos capitalistas que se formaron a partir de las sucesivas alianzas entre terratenientes y burgueses, el grupo March empezó de cero produciendo rápidamente una acumulación de capital a través del contrabando de tabaco en el Mediterráneo, la ayuda a los alemanes durante la I Guerra, el apoyo al dictador Primo de Rivera en los años veinte y finalmente financiando a Franco en la guerra contra el pueblo español en 1936. Este es el origen de la riqueza capitalista del Grupo March acumulado por un contrabandista de tabaco, hijo de un ganadero medio de Mallorca y nieto de un contrabandista balear del siglo XIX. Tampoco faltaron los negocios especulativos como la compra de terrenos en Baleares y Valencia a los terratenientes que luego revendían a precios exagerados a los pequeños campesinos.

Desprovisto de toda moral, Juan March Ordinas llegó a suministrar material de guerra a los dos bandos que se enfrentaron en la guerra de Marruecos de los veinte: los independentistas marroquíes y el Ejército español, sacando extraordinarias ganancias de ello, aunque su negocio supusiera la muerte de miles de soldados españoles. Sin embargo su mejor negocio fueron las fábricas de tabacos en Argel y Marruecos que le servían para hacer contrabando en España y sus colonias africanas. En 1916 se constituyó la Cía. Transmediterránea con el monopolio del transporte marítimo en el Mediterráneo y March se apoderó de la empresa con la ayuda del capital ganado en la 1ª Guerra Mundial vendiendo víveres y gasolina a los alemanes de contrabando. Desde que se instauró la República Española, March se dedicó a organizar la contrarrevolución, siendo una especie de relaciones exteriores de los militares fascistas gestionando los acuerdos entre Franco y Mussolini que serían definitivos para la victoria fascista en España. Con el dinero de March se gestionó la rebelión del Ejército contra la República y se contrataron a los mercenarios marroquíes. Los barcos de la Transmediterránea fueron la flota franquista tras la sublevación de los marinos republicanos contra los oficiales fascistas en la flota de guerra española. La Banca March, bastión del imperio pirata, fue creada en 1926 bajo los auspicios del dictador Primo de Rivera y quizás por eso en 1936, Juan March era miembro de la Falange de Baleares.

Tras la victoria de Franco, la familia March siguió enriqueciéndose pasando facturas a la ayuda prestada a los fascistas españoles. El grupo March engordó con nuevas adquisiciones en los nuevos campos económicos producto de la industrialización tras la autarquía de los años cuarenta y cincuenta. En la compañía Transmediterránea, una de las principales empresas de March, figuraron como consejeros, antes de ser nacionalizada porque ya no era rentable, fascistas tan importantes como Blas Pérez, ministro de Gobernación desde 1946 a 1958; Pedro Nieto Antúnez, ministro de Marina y brazo derecho de Franco; y el propio hermano del dictador, Nicolás Franco Bahamonde. Preocupado siempre por la lucha ideológica, a la que daba mucha importancia, la familia fundó la Fundación March con el objeto de ejercer una influencia directa en las artes y las letras españolas que amenazaban entonces a renacer. Es una de las fundaciones culturales capitalistas de mayor alcance y con más medios.

* Datos publicados en la revista Crash, n.º 8, julio 1979.

Santa Margalida modifica un acta municipal de 1956 para borrar los vínculos de March con Franco
Joan March y Los Negocios de la Guerra
El último pirata del Mediterráneo
´The Times´ revela más datos del soborno de March a treinta generales de Franco

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar