El Otoño de La Republica Islámica de Irán

Hamid Hosseini* LQS. Julio 2020

Nunca penséis que un preso político es una luz apagada, o es un árbol sin frutas o un cadáver en movimiento, eso jamás.

Un preso político es un signo de vida en una sociedad herida. Un preso político es el grito de una nación que está reprimida.

Si no hay protestas contra la corrupción extendida por toda la burocracia de la República Islámica de Irán; si no hay protestas contra los represores, las autoridades pensarán que tienen enfrente a gente atada y pueden hacer con ella lo que quieran.

Hoy en día, los presos políticos, que somos muchos, somos velas que damos luz a la oscuridad del mundo que han creado los Ayatollas y sus guardianes revolucionarios en nuestro país, Irán.

Queridos conciudadanos míos,

La cárcel para nosotros, los presos políticos, no es el fin de la lucha, sino un nuevo comienzo. Mientras tengamos aliento, quitaremos el sueño a los carceleros. A lo largo de estos años hemos recibido muchos apoyos vuestros, tanto desde el interior del país como desde fuera. Estos apoyos nos dan fuerza en nuestra lucha e inyectan a nuestra palabra, transparencia y sinceridad. Juntos podemos vencer a los oscurantistas.

Mohammad Nurizad

Todo lo escrito más arriba son partes de una carta de Mohammad Nurizad, preso político en la República Islámica de Irán. Junto a él son miles los que están encarcelados solamente por criticar al régimen por dificultades económicas, falta de libertades sociales y políticas, etc.

Según el informe del “Majles Shoraye Islami” ( Congreso de los diputados) en las revueltas populares de noviembre pasado, 12000 personas fueron detenidas. Todavía no sabemos nada de la mayoría de ellas. El Tribunal Supremo del Régimen, el día 14 de julio, ratificó la pena de muerte de Amir Hossein Moradi, Saeed Tamjidi y Mohammad Rajabi, tres jóvenes de 25 y 27 años que habían sido arrestados en tales manifestaciones. Enseguida se creó un Hashtag con el lema de “no ejecutar” que en 24 horas llegó a 11 millones de tweets, fue por dos días el primer trending del mundo.
El régimen dio marcha atrás y aceptó revisar el juicio. Pero el 14 de julio ejecutaron a dos presos políticos kurdos cuyos nombres son Saber Sheij Abdollah y Diaco Rasulzadeh que llevaban 6 años en la prisión. El día 11 del mismo mes ejecutaron a otro preso acusado de tomar bebidas alcohólicas. El portavoz del poder judicial, el día 16 de julio, anunció otra sentencia de muerte para 8 detenidos en las protestas del mes de noviembre del año pasado.

El día 20 del mes en curso fue ejecutado Mahmud Musavi Majd acusado de espionaje para Israel y EE.UU. Mahmud Musavi majd era destinado en Siria en las filas de “Guardianes de la Revolución Iraní» que fue detenido por Hezbollah de Líbano e entregado a Irán.

Así el portavoz del ministerio de justicia anunció que Reza Asghari jubilado del ministerio de la defensa ha sido ejecutado hace dos semanas acusado de espionaje para Israel y EE.UU.

Ruhollah Zam es otra víctima de la maquinaria de represión de la Republica Islámica. Él vivía en Francia como refugiado político y trabajaba como periodista. Creó un canal en Telegram que llegó a tener 2000.000 de visitas. En el mes de octubre del año pasado, fue arrestado en Irak y le llevaron a Irán, todavía no se sabe cómo. Hace 10 días en un tribunal “revolucionario» fue condenado a la pena de muerte, acusado de provocación contra la seguridad nacional. Aunque le obligaron a participar en una programa televisiva confesando que fue engañado por enemigos de la Republica Islámica pero en una ocasión ha dicho a su abogado de ofició, quien no tenía permiso para asistir en el juicio de su cliente que bajo la tortura le han sacado las confesiones

La situación de los presos apolíticos en Irán es un espejo para ver y contemplar el rostro verdadero del régimen teocrático que manda en este país. Hasta ahora 355 confesiones televisivos han sido difundida en el canal estatal de Irán que todos han estado gravados bajo tortura, y que después la mayoría de las víctimas han sido ejecutados. No olvidemos estamos a la víspera del conmemoración de exterminio de los presos políticos en el verano de 1988 por orden directo de Ayatollah Jomeini. En aquel verano ejecutaron a 4700 presos políticos por ser fiel a sus ideales. Hay que añadir hasta ahora 150 activistas de la oposición han sido asesinados fuera de Iran y en otros países por los servicios secretos del régimen.

El régimen de la República Islámica, consciente de la grave situación económica de la mayoría de la población, pronostica nuevas olas de protesta y por eso, como siempre, utiliza la amenaza, las penas de muerte y castigos de los largos años de cárcel para evitarlas.

Nargues Mohammadi

La defensora de los derechos humanos, Nargues Mohammadi, que cumple una condena de 15 años, está afectada de coronavirus en la cárcel. Otros y otras presos políticos como Nasrin Sotudeh, Sepideh Gholyan, Mohammad Nurizad, Atena Ghaemi, Hashem Jastar y… están sufriendo largas penas de prisión, solamente por defender la democracia y criticar al régimen teocrático.

La Republica Islámica de Irán vive en el corazón de múltiples callejones sin salidas. entre ellos falta de legitimidad delante de su población, la grave situación económica que vive el país, los problemas sociales, y la crisis de la política internacional y de la de los países del Golfo persico que ejerce, y una descomunal corrupción estructural y ahora la corona virus que no está controlado y diariamente mueren entre 200 y 250 personas por esta pandemia.

A cada uno de los temas planteado anteriormente hay que ocupar por artículos diferentes.

Imagen de portada: 30 de diciembre de 2017, estudiantes universitarios participan en una protesta dentro de la Universidad de Teherán
Más artículos del autor
* Hamid Hosseini, portavoz de la Asociación iraní Pro Derechos Humanos.
Irán – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “El Otoño de La Republica Islámica de Irán

  • el 6 agosto, 2020 a las 07:57
    Permalink

    Mostafa Salehi fue detenido en las protestas populares en enero de 2018. En la madrugada de hoy jueves seis de agosto, fue ejecutado en la ciudad de Isfahan de Irán. Otro crimen por el régimen oscurantista de La República Islámica de Irán.

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar