Diego Arenas*. LQS. Octubre 2018

Desde el montaje hollywoodense del 11-S el mundo empezó a cambiar en diferentes aspectos. Primero, se empezó una guerra interminable en Oriente Medio y Norte de África. Segundo, la crisis económica mundial de 2008 que fue elaborada para empezar la balcanización progresiva de Europa y América Latina. Tercero, el Brexit y la llegada al poder de Donald Trump

Este artículo consta de dos partes. La primera, es un análisis breve económico internacional que permitirá comprender como está la economía mundial y su próxima quiebra. La segunda, es la comprensión de los aspectos económicos que se reflejan en el ámbito geopolítico internacional, en otras palabras el reparto mundial de las esferas de influencia por parte de los sistemas financieros y potencias mundiales frente a un nuevo orden mundial que se está disputándose.

La deuda global de 2018 marca un máximo histórico de $ 247 billones. En términos numéricos, se manifiesta de la siguiente forma:

1) Deuda corporativa no financiera: $ 74 billones, por encima de $ 58 billones.
2) Deuda del gobierno: $ 67 billones, un aumento de $ 56 billones
3) Deuda financiera: $ 61 billones, por encima de $ 56 billones
4) Deuda doméstica: $ 47 billones, por encima de $ 40 billones[1].Ver figura 1:

Figura 1 Deuda global[2]

Sin embargo, no solo la deuda global es un síntoma de peligro, sino también la deuda pública de Estados Unidos que se registra en 21.5 billones[3]. Y aún más preocupante es que a medida que la deuda y las tasas de interés aumentan, el gobierno estadounidense, gasta más dinero pagando intereses en la deuda nacional que en el presupuesto militar inflado. Ver figura 2:

Figura 2 Deuda nacional de Estados Unidos en 21.5 billones de dólares[4]

Además, la deuda de Estados Unidos en términos de su PBI es sumamente increíble, ya que la tendencia es creciente hasta el 2040.Ver figura 3:

Figura 3 Deuda nacional de Estados Unidos como fracción de su PBI[5]

Por otro lado, han existido tres mercados alcistas en Estados Unidos que coinciden con las recesiones en los últimos 30 años (áreas de caja naranja en la figura 4). Los tres primeros han sido parecidos y el ciclo cuatro es el que se está formando.

Figura 4 Ciclos donde se muestran las recesiones mundiales-el ciclo 4 es el próximo que se avecina[6]

Todo indica que el ciclo cuatro empieza a tener forma a los anteriores ciclos tanto así que los economistas explican que la crisis económica de 2008 todavía no ha terminado, ya que se aproxima una en 2019-2020 que es la continuación de la anterior.

Tanto es la preocupación que “el ex presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke ha comenzado a hacer sonar la alarma sobre el problema de gasto del gobierno. En una reciente mesa redonda con reporteros en la Brookings Institution, Ben Bernanke, Henry Paulson y Timothy Geithner expresaron su preocupación de que la próxima crisis económica está por venir y los políticos no podrán hacer nada al respecto”[7].

Por otra parte, Donald Trump mencionó que la tasa de interés no debe aumentar tan rápido. “Me gustan las tasas de interés bajas, dijo el mandatario. Este es un claro mensaje contra la Reserva Federal, ya que si aumenta progresivamente la tasa interés las deudas no se podrán pagar a nivel internacional y será la quiebra total[8].Además los bancos centrales internacionales han inyectado 15 trillones de dólares en liquidez para cubrir las fallas horrorosas y fatales de la gran crisis financiera de 2008, pero su incapacidad de pago dentro de poco será nula.

Por otro parte, Hans Redeker, experimentado y estudioso de Morgan Stanley, recuerda cuando la liquidez se concentró en Japón entre 1987 y 1989, en EE.UU. durante 1999-2000, y luego antes de la crisis de las hipotecas de alto riesgo de EE.UU. en 2008, se concentró gran liquidez que resultó en una reducción global de la misma[9].Algo que se está manifestando actualmente y que son indicios claros para otra crisis económica mundial.

Otro elemento importante a rescatar es que el FMI considera que el envejecimiento de la población y el lento crecimiento de la productividad son un desafío importante para las economías avanzadas. El crecimiento global se desacelerará a 3.6 % para 2022-2023[10] justo cuando ya estemos en plena crisis mundial.

Por otro lado, para América Latina, el FMI pronosticó que existirá una recesión más profunda de lo esperado en Argentina y un crecimiento más lento en Brasil, además, de que la región solo crecerá un 1,2% en 2018 y un 2,2% en 2019, según el World Economic Outlook del FMI[11].Además señaló que el desempeño de Argentina está frenado, el FMI revisó una contracción de 2.6 % para este año y 1.6 % para 2019. Sin duda es el peor escenario que pueda tener Argentina, sin dejar de lado, que la caída del PBI es de 2.4% y 0.5% para 2018 y 2019, respectivamente. Por otra parte, en Brasil la huelga de camioneros a nivel nacional dio un duro golpe que paralizó la economía en mayo, que se manifiesta en la caída estrepitosa de su PBI. Además que el crédito bancario sigue rezagado, especialmente para las empresas no financieras[12].

No es algo alentador los datos mencionados porque cuando comience la crisis económica las monedas nacionales se devaluaran frente al dólar y peor aún que los inversionistas no tendrán confianza en los mercados nacionales latinoamericanos.

Terminando el análisis económico, existe otra visión sobre la futura explosión de la crisis financiera que es la de JPMorgan Chase & Co, un banco internacional de gran poder, que se pregunta ¿Cuán mala será la próxima crisis? A la que responde de la siguiente manera:

1) Una caída de las acciones en Estados Unidos de aproximadamente el 20%.
2) Un salto en las primas de rendimiento de bonos corporativos en Estados Unidos de aproximadamente 1.15 puntos porcentuales.
3) Una caída del 35% en los precios de la energía y una caída del 29% en los metales básicos.
4) Un aumento de 2,79 puntos porcentuales en los diferenciales de la deuda pública de las naciones emergentes.
5) Una caída del 48% en las acciones de los mercados emergentes y una caída del 14,4% en las monedas emergentes[13].

A nivel geopolítico, desde el montaje hollywoodense del 11-S el mundo empezó a cambiar en diferentes aspectos. Primero, se empezó una guerra interminable en Oriente Medio y Norte de África. Segundo, la crisis económica mundial de 2008 que fue elaborada para empezar la balcanización progresiva de Europa y América Latina. Tercero, el Brexit y la llegada al poder de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Lo llamativo en los anteriores puntos es que guardan relación si tenemos una mirada más profunda acerca de los hechos que pasan en el mundo y más aún, que son patrones que permiten entender, desde una perspectiva de pequeños ciclos históricos el cambio a un nuevo orden mundial o por lo menos a una reestructuración de poderes en el sistema internacional.

Asimismo, el mundo está en grandes tensiones militares las jugadas geopolíticas para reestablecer un nuevo orden mundial sostenible en el tiempo necesariamente requiere la imposición del poder económico y militar, que se organizaría y reestructuraría en diferentes regiones del mundo en base a los intereses de los poderes estatales y no estatales, que se manifiestan en los siguientes proyectos globales:

Proyecto 1. Eurasia: con centro en Moscú.
Proyecto 2. Rothschild: con centro en Londres.
Proyecto 3. Rockefeller: con centro en New york.
Proyecto 4. China: con expansión en todo el sudeste asiático.
Proyecto 5.La vieja Europa: amparada por (Londres-Rothschild).
Proyecto 6.Califato rojo de Turquía: con el reparto de países de Oriente Medio y respeto por sus esferas de influencia.
Proyecto 7. África: en plena disputa entre China e imperio británico (Londres).
Proyecto 8. América Latina: en proceso de balcanización y dominio de EE.UU. (Rockefeller)[14].

Los proyectos mencionados están guiados por diferentes sectores políticos y financieros uno de ellos es “la Casa Rothschild que está detrás de HSBC, Goldman Sachs, Estándar Chartered y Blackrock” que influyen y determinan la conducta de la transición de poder que se tiene en marcha como lo indica Daniel Estulin, analista de inteligencia y contrainteligencia.

“El esquema de desmontaje económico sigue el mismo patrón de siempre: de Venecia a Inglaterra, de Inglaterra a EE.UU., y ahora de EE.UU. a China (del petrodólar al yuan/oro).Esta transición es uno de los principales objetivos de Trump, quien está apoyado por los Rothschild”[15].

Además, existe otra visión que puede complementar la anterior cita:

1. “China, hoy primer importador global de petróleo, intenta arrebatar su domino a la dupla anglosajona de EE.UU. Y Gran Bretaña que controla las variedades de crudo WIT y Brent”.
2. “Internacionalizar el yuan como competidor del dólar cuando la libra esterlina es irrelevante”.
3. “China opera el esquema de coberturas con el oro, qué es anatema para los bancos centrales de EE.UU. Y Gran Bretaña y que beneficia a China (su primer productor global) como Rusia (tercer productor)”[16].

Para agregar, Brandon Smith indica que “China incluso ha instituido su propio mercado de petroyuan , y los primeros envíos de petróleo de Oriente Medio a China pagados a través de un contrato de petroyuan”. Esto significa que cuando las economías dejen de tener confianza en el dólar, simplemente se dirá adiós a la divisa internacional[17].

La comunidad internacional culpará las políticas proteccionistas, nacionalistas y arancelarias de Donald Trump, pero en realidad el problema es que el sistema

Banquero/Financiero/Globalista/Israelí/Estadounidense/Londinese está en caída (muerto). Todo comenzó en 1973 cuando se cambió del patrón dólar-oro a petrodólar y partir de esa fecha la economía mundial entro en un sistema fluctuante donde solo existe billetes sin respaldo que no valen nada. La reacción de Trump es solo la respuesta de los grupos financieros que lo apoyan y buscan liquidar el orden internacional vigente, ya que no existe otra opción a menos que desencadene una guerra regional y que podría llegar a ser mundial para desvirtuar el colapso financiero global (posibles escenarios Ucrania y Siria).

Finalmente, el sistema internacional ve una amenaza las políticas económicas de Trump porque afecta los intereses de su sistema, además de que Trump es un peligro eminente que tiene que ser exterminado[18], pero en realidad lo que pasa en la política profunda es que solo es el fin y el comienzo progresivo de un nuevo modelo económico(que todavía no puede implementarse), todo depende si Trump gana las elecciones intermedias de noviembre de 2018 y que no se le realice el juicio político, para así el sistema financiero que lo apoya desmantele el viejo orden mundial, hoy decadente y sin salida.

Referencias bibliográficas:
1.-  Durden, T. (Tuesday-10/07/2018). As Global Debt Hits A Record $247 Trillion, The IIF Issues A Warning. ZeroHedge
2.- Durden, T. (Tuesday-10/07/2018). As Global Debt Hits A Record $247 Trillion, The IIF Issues A Warning. ZeroHedge
3.- Richter, W. (1/October/2018). US Gross National Debt Jumps by $1.27 Trillion in Fiscal 2018, Hits $21.5 Trillion. Wolf Street
4.- Richter, W. (1/October/2018). US Gross National Debt Jumps by $1.27 Trillion in Fiscal 2018, Hits $21.5 Trillion. Wolf Street
5.- Durden, T. (Saturday-6/October/2018). The US Spent A Record $523 Billion On Debt Interest In Fiscal 2018. ZeroHedge
6.- Hickman, E. (8/10/2018). A Roadmap for the Upcoming U.S. Treasury Bull Market. Advisor Perspectives
7.- Slavo, M. (26/September/2018). Debt Rises: The Government Will Soon Spend More On Interest Than on The Military. SHTFPlan
8.- Durden, T. (Tuesday-09/10/2018). Trump Says He “Doesn’t Like What The Fed Is Doing”, Is Considering Goldman’s Powell For UN Ambassador. ZeroHedge.
9.- Durden, T. (Tuesday-09/October/2018). Morgan Stanley: “Current Events Remind Us Of What Happened In Autumn 1987”. ZeroHedge
10.- Mayeda, A. (8/October/2018). IMF Cuts Forecast for Global Growth as Trade War Takes Toll. Bloomberg
11.- Biller, D. (8/October/2018). IMF Sees Deeper Recession in Argentina, Slower Growth in Brazil. Bloomberg
12.- Biller, D. (8/October/2018). IMF Sees Deeper Recession in Argentina, Slower Growth in Brazil. Bloomberg
13.- Anstey, C. (13/September/2018). JPMorgan predicts another financial crisis for 2020. Bloomberge
14.- La fuente original y autor de los proyectos globales es Daniel Estulin, en este artículo agrego dos más y trato de dar cambiar los nombres para su mayor comprensión.
15.- Estulin, D. (29/Junio/2018). Daniel Estulin: Política del cielo y los seis proyectos globales que controlan el mundo. Mente alternativa
16.- Jalife, A. (30/Marzo/2018). Triple golpe de China a EEUU: petroyuán con oro y armas nucleares rusas. Sputnik
17.- Smith, B. (Tuesday-09/October/2018). The World Is Quietly Decoupling From The U.S. – And No One Is Paying Attention. Alt-market
18.- Brands, H. (3/October/2018). Nationalism Isn’t a Bad Thing, But Trump’s Version Is. Bloomberg

* Analista de Inteligencia y Contrainteligencia, experto en política exterior de Estados Unidos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/06/econo138.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2013/06/econo138-300x300.jpgLQSomosEconomía-sMÁS AUTORESámbito geopolítico internacional,nuevo reparto mundial,potencias mundiales,próximo colapso financiero global 2019-2020,sistemas financierosDiego Arenas*. LQS. Octubre 2018 Desde el montaje hollywoodense del 11-S el mundo empezó a cambiar en diferentes aspectos. Primero, se empezó una guerra interminable en Oriente Medio y Norte de África. Segundo, la crisis económica mundial de 2008 que fue elaborada para empezar la balcanización progresiva de Europa y...Cultura Libre, Comunicación Libre