Arturo del Villar*. LQS. Junio 2018

Es pronto para saber con qué apodo pasará Felipe VI a los libros de historia, pero uno de ellos puede ser El Provocador. Le prohíben ir a una localidad, y allá va; le impiden entrar en un centro oficial, y se mete en un restaurante próximo; le reciben con gritos y pancartas de rechazo, y él sigue impertérrito, impasible el ademán, como dice el himno falangista heredado de la dictadura en su reino, junto con los Principios Fundamentales del Movimiento que su padre juró cumplir y hacer cumplir para ser designado sucesor a título de rey por el dictadorísimo: juramento cumplido.

Después del ridículo hecho ayer al entregar los premios de la Fundació Princesa de Girona en un restaurante, mientras en la calle se manifestaba el pueblo en contra de él, de su hija y de la Fundació, este 29 de junio ha continuado provocando a todos los catalanes que el histórico 1 de octubre de 2017 votaron en referéndum a favor de la independencia de Catalunya. Se ha presentado en Caldes de Malavella, para mantener una reunión con jóvenes emprendedores servilones, pese a la negativa del Ajuntament a aceptar su visita.
El alcalde, Salvador Balliu, perteneciente a Convergència, le advirtió de la inoportunidad de su presencia, y de que el Ajuntament la ignoraría. Una actitud valiente y decidida, sabiendo cómo las gastan los policías al servicio de la borbonidad. Brindaremos por ella con el Vichy Catalan embotellado en la localidad. Es una excelente agua carbonatada y antiborbónica, la mejor sin duda para mantener claras las ideas políticas sin contaminaciones propagandísticas. También puede recomendarse su Hotel Balneari, cómodo y barato para sus ofertas, con la ventaja de que el alojado allí no se tropezará con ningún miembro de la familia irreal, declaradas personas no gratas en Girona.

Caldes republicano

Como aperitivo para la real visita, la tarde anterior se cambió el nombre a la Plaça de l’Ajuntament, que desde ahora se denomina de l’U d’Octubre de 2017, como homenaje a quienes votaron en el referéndum a pesar de todos los inconvenientes opuestos por las autoridades españoles, y de las brutales cargas de sus policías.
El rey, acompañado por su mujer, quiso provocar al pueblo convocando la reunión en el Hotel Camiral, de propiedad privada y servil. Desde primera horas de la mañana centenares de personas intentaron cortar la vía de acceso, portando pancartas con la efigie del rey vestido con uniforme militar y condecoraciones ganadas en sus guerras personales, pero cabeza abajo. No puede quejarse Felipe VI, porque a otros borbones se la cortaron. Además se veían pancartas reclamando la libertad de los presos políticos y la vuelta de los exiliados catalanes.
No se facilitó el número de policías que custodiaban el hotel y sus proximidades, pero superaban a los manifestantes, y les obligaron a despejar la vía y agruparse junto a una gasolinera, rodeados por un compacto cordón policial. Lo que no pudieron impedir es que gritasen consignas antiborbónicas, que el rey tuvo que escuchar, si no está completamente sordo. A las 2 de la tarde se disolvió la concentración.
Los Comitès de Defensa de la República han hecho público un comunicado, en el que denuncian la detención de un activista contra la real visita provocadora, y anuncian manifestaciones de protesta para exigir su liberación. Seguiremos informando, pues, porque esto sólo puede tener un fin.

Llibertat presos polítics y exiliats de Catalunya!

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio.
Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/06/rey-boca-abajo-caldes-malavella-lqsomos.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/06/rey-boca-abajo-caldes-malavella-lqsomos-150x150.pngLQSomosArturo del VillarQuioscoCaldes de Malavella,Comités de Defensa de la República,Felipe VI,Fundació Princesa de Girona,Llibertat presos polítics y exiliats de Catalunya!Arturo del Villar*. LQS. Junio 2018 Es pronto para saber con qué apodo pasará Felipe VI a los libros de historia, pero uno de ellos puede ser El Provocador. Le prohíben ir a una localidad, y allá va; le impiden entrar en un centro oficial, y se mete en un...Cultura Libre, Comunicación Libre