El Salvador. Verdad, justicia y reparación

Asuntos pendientes a 81 años de la masacre de 1932.
 
El pasado 22 de enero de 2013 se cumplieron 81 años de la insurrección indígena y campesina que marco la historia del país. “Todos nacimos medio vivos, medio muertos después de 1932”, escribió Roque Dalton1 al respecto. La insurrecciónfue saldada con la masacre de 30 mil campesinos e indígenas, según todos los estudios, testimonios y relatos. El Partido Comunista Salvadoreño (PCS), que formó— parte de los preparativos de la insurrección y que recién había sido fundado en 1930, enfrentó la desarticulación, la persecución y el asesinato de sus principales dirigentes.
 
El PCS había logrado importantes avances electorales luego de obtener personería jurídica en 1931, pero en diciembre de ese a–o, un golpe deEstado lleva al poder al dictador Maximiliano Hernández Martínez.
 
A principios de 1932 el PCS se debate entre sumarse al descontento popular o trabajar por mejorar las condiciones objetivas y subjetivas para la inminente insurrección popular.
 
El 19 de enero de 1932 son capturados sus principales dirigentes:
Farabundo Martí, Mario Zapata y Alfonso Luna, y el 22 de enero, estalla la insurrección campesina e indígena en diferentes zonas del país tomando el control de varias zonas cafetaleras en el occidente del país (Izalco, Nahuizalco, Juayœa, Ataco) y en los alrededores de San Salvador(Soyapango).
 
El ejército responde con una movilización de tropas sin precedentes, y usando su ventaja en armamento de ametralladoras y fuego de fusilería asesinan a mansalva a los indígenas insurrectos…
 

Deja un comentario