Madman Across the Water 50 años. Reedición conmemorativa

Madman Across the Water 50 años. Reedición conmemorativa

Por Mariano Muniesa. LQSomos.

«…A Elton John no le gustó mucho el resultado final. “Diría que me he deshecho de tres años de mierda”, dijo a la revista británica Sounds a principios de 1972, cuando ya estaba inmerso en la grabación de ‘Honky Chateau’ en Francia…»

Cuando Elton John quiso ahogar bajo el agua a los dictadores

Aunque pasados unos meses del cumplimiento exacto de la efeméride, Elton John celebrará el 50 aniversario de su álbum de 1971 ‘Madman Across the Water’, como viene siendo habitual en estos tiempos con una reedición de lujo que combina el LP con demos y grabaciones de la BBC de la época.

La reedición, que saldrá al mercado el 10 de junio, presenta 18 grabaciones inéditas, en su mayoría en forma de demos de piano de John de todas las pistas del álbum, incluidos sus clásicos “Tiny Dancer” y “Levon”, así como tres versiones diferentes de la canción principal que da título al álbum, “Madman Across The Water”, incluida la versión original grabada según se dice en un primer momento para ‘Tumbleweed Connection’ en 1970 con el guitarrista Mick Ronson, posteriormente alma máter de una de las grandes bandas del hard rock británico de los 70, Mott The Hopple y de la banda de David Bowie. No sorprende, en tanto en cuanto esta primigenia versión es mucho más rockera y guitarrera que la que apareció en el álbum original.

Este box-set, que incluye cuatro discos, en su tercer volumen incluye ocho actuaciones de Elton John de finales de 1971 para la BBC TV Sounds, así como su concierto en diciembre de 1971 en el legendario programa de televisión ‘Old Grey Whistle Test’, incorporados al Blu-ray de esta reedición de lujo. Como viene siendo habitual en este tipo de lanzamientos, se ponen en circulación diversos formatos, entre ellos un set “Super Deluxe” de tres CD´s, un Blu-ray, una caja de cuatro LP’s, un set de dos CD’s y el LP original en vinilo de 180 gramos de color azul y blanco de edición limitada. El conjunto también viene con un libro de 40 páginas que detalla como fue la creación del álbum con notas del propio Elton John y Bernie Taupin, además de recuerdos y obras de arte del archivo personal de Elton.

En otras ocasiones la reedición de un disco de estas características obedece más que a otras cuestiones, a un evidente oportunismo comercial aprovechando la efeméride. No es el caso de ‘Madman Across The Water’. Este álbum tiene un significado muy singular en la historia de Elton John en la década de los 70 y no es de extrañar de su autor haya querido reivindicarlo de esta manera, a pesar de que conserve sentimientos encontrados acerca del mismo.

Reconstruyamos la historia: Elton John era una estrella de rock en ascenso cuando comenzó a trabajar en este su cuarto álbum de estudio a principios de 1971 y un artista decidido a cambiar el rumbo de su música. Trabajando a un ritmo frenético durante 1969 y 1970, nuestro hombre y su compañero de composición, Bernie Taupin, lanzaron una gran cantidad de grabaciones y vieron cómo el potencial comercial de Elton John aumentaba constantemente a lo largo de este prolífico tiempo. Pero tal y como lo demuestra su primer álbum en vivo, ‘11-17-70’, había una desconexión evidente entre su fuerza y su calidad en el escenario y su sonido de estudio, debido en parte al hecho de que el bajista Dee Murray y el baterista Nigel Olsson, figuras claves en sus conciertos, no formaban parte de la banda que grababa sus discos, lo cual no era decisión de Elton: como muchos artistas jóvenes, aún no había podido reclamar el control creativo completo sobre sus discos, y ni su sello ni su productor, Gus Dudgeon, estaban convencidos de que su banda de directo encajaba mejor con el material que llevaba al estudio que los músicos de sesión profesionales. Y aunque para la grabación de este disco Elton John luchó lo indecible para que Mick Ronson volviera a grabar la canción que daba título al álbum, Gus Dudgeon impuso su criterio y trajo a los Trident Studios de Londres, donde se grabó el álbum a un guitarrista prácticamente desconocido, Davey Johnstone, músico de sesión que venía de un grupo de folk-rock progresivo llamado Magna Carta y que si bien al principio fue recibido por Elton John con desdén y hasta cierta hostilidad, por el excelente trabajo que hizo en este disco, pasó a ser miembro definitivo de la Elton John Band durante varios años y hasta Pete Townshend le llamó para grabar la banda sonora de la versión cinematográfica del ‘Tommy’ de The Who a comienzos de 1974.

“Madman Across the Water”, la canción que da su título al álbum, es la historia de un hombre presumiblemente recluido en una clínica psiquiátrica en las orillas de un estanque. Cuando dice: “Créame, soy un loco, ¿no lo sabe?”, o bien está confirmando su locura o bien está haciendo una afirmación irónica. Casi se siente en exhibición pura cuando pregunta: “¿Pero está en tu conciencia lo que buscas? / ¿otra visión del loco al otro lado del agua? / ¿Es negra la pesadilla o es que están pintadas las ventanas?”. Innumerables expertos en la obra de Elton John han tratado de analizar la letra de esta canción, opinando que los locos podrían ser desde Nixon hasta Hitler, aunque al final puede que no sea nadie en particular. Solo Taupin sabe con certeza lo que realmente significa esta letra, escrita cuando apenas había salido de la adolescencia. Letras como esta ayudaron a convertir a Taupin en una leyenda entre los letristas e hicieron que su asociación con Elton John fuera inolvidable.

De hecho, aunque ‘Madman Across The Water’ no fue un gran éxito de ventas en el Reino Unido, sí supuso un éxito sólido en el Top 10 en Estados Unidos: No olvidemos que contenía algunas de sus canciones más clásicas, con independencia de su posición en los rankckings. “Tiny Dancer” se convertiría en una imprescindible de sus shows en vivo y en una de sus composiciones distintivas, mientras que “Levon” como single alcanzó el Top 30 en su camino hacia su propio estatus de auténtica estrella de rock.

Aún así, dicho todo esto, a Elton John no le gustó mucho el resultado final. “Diría que me he deshecho de tres años de mierda”, dijo a la revista británica Sounds a principios de 1972, cuando ya estaba inmerso en la grabación de ‘Honky Chateau’ en Francia. “Esto puede sonar fuerte, pero hubo tres años de canciones y un catálogo anterior que finalmente hemos terminado. Hicimos ‘Madman….’ bajo una gran presión y realmente fue por momentos una tortura, por ello creo que se debe poner en valor que haya funcionado tan bien como lo ha hecho”.

“Todavía me gusta ese álbum” – continuaba explicando- “pero realmente Bernie y yo nos encontramos en una situación muy extraña cuando llegamos a grabarlo. Habíamos escrito solo unas ocho canciones ese año, trabajando en ellas por separado, y llegamos al punto de que no había nada a lo que recurrir si odiábamos una de las pistas. Esa situación nos hizo replantearnos nuestra metodología de trabajo, y por ello ‘Madman Across The Water’ ha sido el último álbum de este tipo que haremos”.

En cualquier caso, final feliz para una curiosa historia ¿no creen?

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar