En respuesta a la anterior nota sobre la vacuna

Redacción. LQS. Enero 2021

Reproducimos esta respuesta a la nota que publicamos este domingo 3 de enero: Pfizer-BioNTech: acerca de la vacuna… Consideramos que contribuye a enriquecer el debate existente sobre las vacunas

Contestación a la nota: Crítica del medicamento como negocio e incertidumbres argumentadas acerca de la vacuna de Pfizer BioNTech.

Una respuesta de Alex GZ…

Sinceramente, hay cosas del comunicado que son absolutamente impresentables. Como persona que ha perdido a gente por la Covid-19 y que ha visto a personas muy cercanas caer en la secta antivacunas y grupos negacionistas, considero que este comunicado incurre en varios de los argumentos de estos grupos, a pesar de pretender desmarcarse de los mismos. Lo explico:

1. El comunicado dice que la Covid-19 NO tiene «una mortalidad elevada» y que por ello la administración de la vacuna no está justificada:
o Es decir, el artículo obvia el colapso en las UCI en varios países, la saturación en la atención sanitaria pública… y el hecho de que hemos tenido que ponernos mascarillas, distanciarnos, cerrar negocios, y que aún así el virus sigue teniendo una altísima propagación. Los datos de mortalidad más alta del 2020 respecto al 2019 son más que evidentes.
o No tiene una mortalidad elevada porque a algunos grupos sociales casi no les afecta o lo pasan sin síntomas, pero tiene una tasa de contagio muy alta y la infección afecta a otros grupos sociales con una altísima tasa de mortalidad.
o Lo más lamentable es que el texto fundamenta su afirmación de que el virus no tiene una mortalidad elevada en una fuente de la OMS que explica que la gravedad de la enfermedad radica en su rápida propagación y en cómo afecta especialmente a determinados grupos sociales. Utiliza la fuente para justificar la afirmación contraria.

2. El texto pone en duda la prioridad de la vacuna para erradicar la enfermedad, dice que lo prioritario es combatir el hambre. ¿Obvia el efecto negativo que ha tenido en estos puntos las necesarias medidas de confinamiento? Bajo mi punto de vista, poco le falta al texto para asumir directamente una posición trumpista, cual Bolsonaro o Díaz Ayuso, de que la economía es lo primero, porque genera hambre, y total el virus no es para tanto… No lo afirma, pero lo insinúa.

3. Esta posición trumpista es evidente cuando entre las fuentes del comunicado está una carta de Christian Perronne, que fue cesado de sus cargos por sus afirmaciones negacionistas y conspiranoicas sobre la Covid-19. Este señor y Didier Raoult, defendieron la hidroxicloroquina como solución mágica para la pandemia, igual que hizo Trump. Este señor afirma que vivimos en una «dictadura sanitaria» y que la Francia de Macron es peor que la URSS de Stalin. Son héroes en ámbitos del Frente Nacional y de la ultraderecha francesa. La línea argumental es clara: los trabajadores que sigan trabajando, que se tomen falsos medicamentos y no detengan la maquinaria capitalista (eso sí, los ricos a vacunarse y a tratarse en la sanidad privada). Aquí hay información sobre estos personajes: https://www.pagina12.com.ar/276512-didier-raoult-el-charlatan-del-coronavirus

4. El artículo también cita como fuente a Roxana Bruno, conocida en el ámbito antivacunas por sus afirmaciones anticientíficas. Muchas de sus afirmaciones han sido desmontadas de forma muy contundente: https://maldita.es/malditaciencia/20201231/las-afirmaciones-falsas-de-roxana-bruno-sobre-las-vacunas-contra-la-covid-19/ De hecho la fuente es de la página web CienciaYSaludNatural .com, cargada de todo tipo de textos rechazando infinidad de vacunas infantiles, una web que conecta con sectas naturalistas y anticientíficas MUY peligrosas: https://www.abc.es/sociedad/abci-nueva-medicina-germanica-y-otras-terapias-peligrosas-medicos-denunciaran-fiscalia-201704151438_noticia.html

5. En el texto se siembra una duda generalizada de corrupción sobre el personal médico y científico. Se puede y debe defender la industria pública, que opera por un criterio de interés general, sin que por ello dejemos de reconocer la valía de los trabajadores que están participando en las vacunas de las diferentes empresas, que son bajo financiación mixta (pública y privada). La contribución a la humanidad de tantos investigadores a lo largo de la historia, no puede cuestionarse de forma generalizada, y menos difamar y denigrar al personal médico, creando la idea de presunción de culpabilidad / corruptibilidad bajo intereses espurios.

6. Habla de que la vacunación infantil sí es positiva, pretendiendo así desmarcarse del movimiento antivacunas. Pero no cita los efectos positivos de la vacunación también en adultos. Por ejemplo, la vacuna de la gripe, el tétanos y otras vacunas que se han practicado sobre adultos. Y que han salvado millones de vidas. Por tanto, el artículo pretende ahondar en la idea de que vacunarse no es cosa de adultos, algo muy extendido en muchos ancianos que desconfían de la medicina y se ponen en riesgo, y más grave aún en este caso cuando las personas mayores son las más amenazadas por el SARS-Cov-2, y uno de los que tienen prioridad ahora.

7. Se siembra una duda generalizada contra la OMS, a pesar de que la actual dirección de este organismo está siendo atacada por gobiernos como el de EEUU, y resto de la ultraderecha internacional. A pesar de que la actual dirección también ha cuestionado lo ocurrido con la Gripe A. A pesar de que la actual OMS está defendiendo la publicación de investigaciones y que la vacuna sea de alcance universal, sin que prime el lucro.

8. Aunque el texto hace una ligera defensa de las vacunas cubana, rusa y china por tener financiación pública, los «argumentos» que utiliza para denigrar a las demás vacunas son también aplicables a estas. Por tanto, flaco favor hace a cualquier vacuna. De hecho, no vuelve a citar nada positivo de ninguna de ellas. Olvida el criterio de valorar pros y contras, salvar vidas y ayudar a recuperar la normalidad laboral y psicológica de tanta gente, frente a los riesgos que tiene cualquier medicamento. Pero claro, si creemos que el virus no es tan malo… La fuente CienciaYSaludNatural.com, utilizada en otra parte del texto, está de hecho cargada de propaganda contra la vacuna rusa Sputnik. Argentina, donde se va a administrar la vacuna, es uno de los países donde las sectas antivacunas están más extendidas.

9. El texto omite en todo momento que las vacunas han sido ensayadas en miles de voluntarios, que se han seguido los protocolos sin saltar ninguno y únicamente las fases se han hecho en paralelo para agilizar su desarrollo. Las razones de las prisas son claras, salvar vidas y recuperar la normalidad. Tanto en Cuba, como en España o EEUU. En China han aplicado su vacuna en su personal militar, y en el resto de la sociedad mantienen medidas muy estrictas para asegurar la salud pública, que aquí son impensables.

10. El epígrafe IV.2, que habla de la vacuna de Pfizer, realiza afirmaciones que no están sustentadas por ninguna de las fuentes aportadas y que son directamente falsas. Por ejemplo, la afirmación de que solo protege contra casos leves, o lo de que solo 1 de cada 119 obtendrían protección, no aparece en las fuentes citadas. De hecho el propio texto se contradice al decir después que no hay estudios realizados sobre casos graves, es decir, primero dice que la vacuna no protege y luego dice que no se sabe. Sin embargo, sí que hay evidencias de que las personas vacunadas no desarrollan efectos graves.

11. El epígrafe IV.3 es en su totalidad un compendio de afirmaciones anticientíficas sustentadas por fuentes antivacunas, como que la vacuna modificará nuestro ADN o que podrá causar infertilidad (las sectas conspiranoicas llegan a afirmar que pretenden cometer un genocidio con las vacunas, de ahí que hablen de la fertilidad).

Sinceramente, visto todo esto creo que o se la han colado a CAS Madrid o estos pretenden incidir en el movimiento negacionista para intentar llevarlo a otras posiciones ideológicas. Pero sea cual sea el caso, aquí se están difundiendo falsedades anticientíficas que perjudican especialmente a la clase obrera y a las personas más humildes. Y como he dicho, conozco a personas mayores y enfermos de cáncer que han caído en estas sectas y tienen miedo a estas vacunas, a pesar de ser población de riesgo. Lo he visto de cerca y por eso me he visto obligado a informarme al detalle.

Para mí, este comunicado pone muy en duda la credibilidad de este colectivo, al que yo tenía en gran parte como una referencia a tener en cuenta. Si alguien puede hacerles llegar estas críticas a CAS Madrid, agradecería que lo hiciesen y revisasen en profundidad las fuentes y este comunicado… No podemos contribuir a sembrar más dudas en la medicina y el personal médico. No podemos poner más en riesgo a la gente más vulnerable al virus. No podemos caer en la izquierda en posiciones sectarias y anticientíficas.

Salud y feliz 2021 de lucha y avances sociales.

– Pfizer-BioNTech: acerca de la vacuna…

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en “En respuesta a la anterior nota sobre la vacuna

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar