Redacción. LQS. Junio 2018

A ellos nadie les había obligado a venir; vinieron movido únicamente por su sentido del deber de solidaridad. ¿Tuvieron que abandonar mucho, mucho? Algunos nada o más bien poco, ya que nada o poco poseían. Pero otros dejaron lo que les era más precioso y querido: hogar, esposa e hijos. Y todos, sin excepción, una vida, cualquiera que esta fuera, sin guerra, sin tanques ni bombardeos, sin fuego graneado ni ataques a bayoneta

Sobre “Encuentro junto al Ebro”

A lo largo de diez capítulos Willi Bredel relata su propia experiencia como comisario de guerra del Tercer Batallón (“Thälmann”) de la mítica “Brigada XI”, entre el otoño de 1937 y la primavera de 1938. No se trata de un relato estrictamente autobiográfico, el autor complementa sus propias vivencias con hechos reales en los que no participó personalmente, y de manera oportuna añade secuencias ficticias que bien pudieron haber sucedido y que encajan perfectamente en la trama. También muchos de los personajes que aparecen existieron realmente, aunque su nombre y parte de su biografía hayan sido modificados; p.e.: Schorsch el comandante del batallón es en realidad Georg Elsner, Pedro el miliciano es Pedro Illán y Hassan es Assi Muth el traductor de origen turco. Todo esto puede constatarse comparando el texto de este libro con los partes diarios del comisario Bredel, sus escritos y con la propia historia de la Brigada XI que él mismo redactó.

El autor aparece en la novela como comisario de guerra narrador, sin que su nombre sea mencionado. No oculta las dificultades e incluso contradicciones que a menudo hacían aparición, debido en parte a las distintas mentalidades, idiomas, culturas e incluso ideologías entre los combatientes internacionales y sus camaradas españoles, que trata de comprender y resolver. No deja escapar la oportunidad de poner de manifiesto el motivo esencial por el que los antifascistas alemanes vinieron a combatir a España, Schorsch el comandante del batallón lo explica así en el primer capítulo: “Para nosotros esto de aquí es la continuación de una guerra que ya libramos desde hace cuatro años. Bien junto al Spree, al Ruhr o al Elba, al Manzanares o al Ebro, se trata de una guerra con distintos sectores del frente. Él sabía de cientos, miles que darían la mitad de la vida que aún tenían por delante si pudieran marchar junto a nosotros, con el fusil al hombro, contra el fascismo, se refería a los recluidos en los campos de concentración y en las cárceles”. Bredel sabe bien que los brigadistas y sus camaradas españoles odian la guerra, ellos luchan por la libertad, la justicia y la paz. Sigue diciendo: “No, no me gusta ser soldado…el que haya pasado por lugares bombardeados, haya visto salir de casas hundiéndose a mujeres gritando, haya encontrado pequeños y sangrientos pies infantiles en los callejones, como arrojados zapatos inservibles, ¿Cómo puede gustarle ser soldado?”.

Al final de la novela el comisario político (Bredel) conversa con Pedro. Se vislumbra la derrota, pero las ideas siguen siendo firmes y Pedro reflexiona: “…Entonces ¿Por qué luchamos? Por la vida. ¿Por qué tantos muertos? ¡Por la vida! ¿Por qué resistir días tan duros? Por la vida. ¿Por qué vencer? Por la vida. Por nuestra vida”.

Breve semblanza de Willi Bredel

Willi Bredel nace en Hamburgo en 1901, es hijo del cigarrero socialdemócrata Carl Bredel y de su mujer Frieda. Fallece en Berlín en 1964. De origen obrero y activismo político precoz – con 15 años ya es miembro de la Juventud Socialista, con 16 de la Liga Espartaquista y con 17 del Partido Comunista Alemán (KPD) -. En 1930 es condenado dos años de cárcel, ya en prisión comienza a escribir sus primeros trabajos. En marzo de 1933, dos días después del incendio del Reichstag es detenido y condenado a dos años de internamiento en el campo de concentración de Fuhlsbüttel (Hamburgo). En 1934 después de ser liberado huye a Praga y de allí emigra a la URSS, donde trabaja en Radio Moscú y colabora en campañas de información del ejército soviético para soldados de la Wehrmacht en los frentes de Stalingrado, Woronesch y Kiev.

La publicación en Londres de su novela “La prueba” (1935), basada en su experiencia en Fuhlsbüttel, le aporta relevancia internacional como escritor, es traducida a más de veinte idiomas. En 1937 viene a España para participar en el II Congreso Internacional para la Defensa de la Cultura, alistándose después en las Brigadas Internacionales. Participa en la guerra como comisario político del Batallón Thälmann de la XI Brigada Internacional. La dirección de las Brigadas le encarga la redacción de una crónica de la XI Brigada que titula “Guerra de España” (Spanienkrieg). En 1939 regresa a Moscú; ese mismo año termina de escribir la narración “Encuentro junto al Ebro”, basada en sus experiencias como comisario político en el Batallón Thälmann. Durante la guerra de Europa fue miembro del Comité por una Alemania Libre; en 1945 tras la derrota de Hitler y el fin de la contienda regresa a su país, participando en la actividad política y cultural de Mecklenburg. Instalado en Berlín en 1950, prosigue su carrera política pero también literaria, ésta evoluciona progresivamente hacia lo que ha venido conociéndose como realismo socialista. Fue presidente de la Academia Alemana de las Artes de la RDA desde 1962 a 1964.

En la figura literaria de Bredel hay que destacar su vertiente periodística: ya en 1928 era redactor del periódico “Volkszeitung” (Hamburgo); en 1936 participa, junto con Bertolt Brecht y Lion Feuchtwanger en la revista literaria “Das Wort” (La Palabra), de1947 a 1950 es redactor jefe de la revista literaria “Heute und Morgen” (Hoy y Mañana), de 1952 a 1957 redactor jefe de la revista “NDL” (Nueva Literatura Alemana).

Dejó una obra de más de treinta obras entre novelas y relatos, e innumerables artículos todos ellos de carácter social y revolucionario.

Ficha técnica:
Encuentro junto al Ebro. Anotaciones de un comisario político. Autor: Willi Bredel. ISBN: 978-84-697-5256-2 Editorial: FUNDACIÓN DOMINGO MALAGÓN. Número de páginas: 158. Fecha edición:01/09/2017. Materia: Guerra Civil

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/05/Encuentro-junto-al-Ebro-lqsomos.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/05/Encuentro-junto-al-Ebro-lqsomos-150x150.pngLQSomosEnsayoRedacción LQSomosAnotaciones de un comisario político,Brigadas Internacionales,Encuentro junto al Ebro,FUNDACIÓN DOMINGO MALAGÓN,Internacionalismo,SoidaridadRedacción. LQS. Junio 2018 A ellos nadie les había obligado a venir; vinieron movido únicamente por su sentido del deber de solidaridad. ¿Tuvieron que abandonar mucho, mucho? Algunos nada o más bien poco, ya que nada o poco poseían. Pero otros dejaron lo que les era más precioso y querido:...Cultura Libre, Comunicación Libre