Escrito con remitente: Taxi Madrid

Marta Dávila. LQS. Febrero 2019

Carta de la mujer de un taxista madrileño

Jueves 7 de febrero de 2019, primer día de trabajo (los miércoles, por ley, mi marido taxista está obligado a librar). Después de 16 días de lucha en la calle, 16 días de agotamiento, tanto físico, como moral. 16 días de inclemencias meteorológicas, INCLEMENCIAS POLÍTICAS, inclemencias sociales e inclemencias humanas. 16 días en los que la lluvia, el viento y el frío no han sido un obstáculo para luchar para que se haga justicia, para que se cumpla en España la ley 1/30 (por cada 30 licencias de taxi 1 licencia VTC).

Ley 1/30, aprobada hace unos años por el mismísimo Parlamento Europeo. Como no podía ser de otra manera, en España no llegó al completo; casualmente a los poderes públicos del momento se les olvidó transponer a la legislación española la ratio marcada por Europa; no puedo decir si fue a causa de la ineptitud de los encargados de hacerlo (a pesar de su supuesta preparación plasmada en sus sueldos) o simplemente era el inicio de una trama de especulación o corrupción, encubierta legalmente. El caso es, que este “despiste” es hoy la causa de la crisis que estamos viviendo en las casas de más de 17.000 familias que sustentamos nuestra economía familiar trabajando en el taxi.

Trabajador@s autónomos que en algunos casos están hipotecados por duplicado (su vivienda y la licencia de su taxi), o que en su día decidieron capitalizar el paro en busca de un trabajo digno o los que han invertido todos sus ahorros en busca de un futuro para sus familias. Familias que el pasado martes 5 de febrero decidieron abandonar una huelga que empezaron el 21 de enero, lo que no significa que hayamos abandonado una lucha enfocada a salvaguardar los derechos y la dignidad de estos trabajadores y, a su vez, una carrera de fondo para salvar la dignidad de la ciudadanía intentando PROTEGER LOS SERVICIOS PÚBLICOS.

Una lucha enfocada a la no liberalización-privatización de los servicios del bien común (hoy son los taxis, mañana los autobuses y seguramente llegará el día que le toque el turno a las ambulancias entre muchos otros servicios públicos). 16 días en los que nuestro Gobierno autonómico, dirigido por el Partido Popular y Ciudadanos, no ha hecho más que mofarse de nosotros, sin escrúpulos, sin ningún tipo de respeto ni humanidad (la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid no pudo adelantar dos días una mesa de negociación porque nuestros gobernantes libran el fin de semana, aun sabiendo que había 7 personas jugándose la salud por estar haciendo una huelga de hambre). No ha sido una huelga solamente por los derechos de los taxistas, es una lucha para todos, para el pueblo. Una lucha en la que se pretende no perder nuestros derechos como ciudadanía. Si abandonamos este pulso contra esta sociedad capitalista sangrante que ha llegado disfrazada de modernización y desarrollo tecnológico, la especulación se instalará en nuestras calles dirigiéndonos hacía un tenebroso futuro donde primarán los trabajos precarios y contraprestaciones inasumibles.

El día que el taxi no exista, lo recordaremos y lo echaremos en falta ya que nos veremos obligados a pagar tarifas desorbitadas simplemente porque alguien nos lleve en coche al aeropuerto o porque necesitemos ir de urgencias a un hospital. Señores que gobiernan la Comunidad de Madrid, esto no es hacer política (poli=ciudad), política entendida como la ciudad que queremos. No quiero una polis especulada, privatizada, corrompida. Señores que gobiernan la Comunidad de Madrid, esto no es hacer país. No entiendo que los partidos a los que pertenecen nos convoquen a una manifestación este fin de semana por la unidad de España, por un enaltecimiento nacional, pero avalen a esos apenas 30 empresarios de Uber y Cabify para que sigan enriqueciéndose a costa de nuestra ciudad, permitiéndoles que se lleven el dinero y lo coticen fuera de España.

Señores que Gobiernan la Comunidad de Madrid: se han portado muy mal con l@s vecin@s de Madrid y espero que esto tenga sus consecuencias en las urnas, por nuestra parte solo decir que la lucha del taxi continúa.

#TaxiEnLucha #EsUnaHistoriaDePuertasGiratorias

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

4 respuesta a “Escrito con remitente: Taxi Madrid”

  1. Por mí, por tí, por todas, no dejemos perder servicios públicos y que los vendan a fondos buitres y multinacionales con sede en paraisos fiscales. Este #9F a las 18h Atocha-Sol #9FYoVoy , y necesitamos que tú también vengas!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *