Esta vez es diferente

El Financiero de El Garaje. LQSomos. Marzo 2014

Aquí tienen las cuatro palabras más peligrosas en economía: esta vez es diferente.  El Bitcoin, moneda que nadie entiende (nunca compren un producto que no comprendan) y que no está respaldado por nada, era diferente, una alternativa. Bueno, pues esta semana dos BancosBitcoin, Mt. Gox y Flexcoin han quebrado y los depositantes han perdido todo.

¿La bolsa USA en máximos? Siempre es posible un crash, pero esta vez es diferente, si tienen ahorros, compren acciones, que seguro, seguro, no bajarán. Acciones, las preferentes,  los fondos de pensiones, los sellos del Forum… justo aquel producto que le quieren vender, ese es diferente. La deuda del reino  está en máximos históricos, pero esta vez el riesgo de impago no existe, no se preocupen, las cosas han cambiado, así que ahora el bono es una inversión segura. ¿Se acuerdan de cuando las constructoras nos decían que los pisos nunca bajaban?…La recuperación  actual es completamente distinta de los brotes verdes del 2011, dónde va a parar.

Las primaveras árabes  metían a sus poblaciones en una era nueva. Los buenistas del reino se lo creyeron. Por fin los pueblos de Oriente Medio tomaban la palabra… como en Ucrania. Hay que ver cómo se parecen. Siguen el mismo guión. A lo mejor es porque el que las financia es el mismo.

La cuestión de fondo se encuentra en que la economía no trata de la relación de los hombres con los bienes y el dinero. La economía trata de las relaciones de los hombres (y sus grupos, sus mafias, sus clases) entre ellos. El dinero (que ahora representa deuda) y los bienes son las armas que se utilizan para dominar a los otros.

De ahí que pedir otras políticas (otra política es posible, ¿les suena?) no sea más que una falacia. Es como pedir consenso a un atracador que te está apuntando.

Otro ejemplo de moda. Los políticos actuales están corruptos, nos dicen los buenistas (sobreentendido: vóteme a mi, que yo si que tengo ética).

En realidad la corrupción generalizada no es más que el medio utilizado por ciertas capas sociales para alzarse a la categoría de clases medias (o medias/altas). Sus padres utilizaron el estraperlo (algo muy limitado y engorroso). Ellos han industrializado el sistema. No me negarán que es mucho más limpio (y rentable) utilizar, por ejemplo, las Cajas de Ahorro. De todas maneras, no hay de qué preocuparse, dentro de unos años nadie preguntará a sus hijos y nietos de dónde provienen sus fortunas. Igual que está mal visto preguntarles a ellos qué hacían sus padres durante el franquismo.

Volviendo a Ucrania, ¿qué es lo primero que ha hecho el gobierno? Pedir 35 mil millones de dólares al FMI. ¿Y Kerry? Volar a Kiev, con mil millones en el bolsillo… para los primeros pagos.

Obama amenaza con sancionar a Rusia. Putin dice que vale, pero que de momento sube el gas a Ucrania (y que Europa se ande con cuidado, que depende al 30% del gas ruso). Para que las cosas queden claras va al fondo de la cuestión y amenaza con dejar de usar el dólar como moneda de reserva. Ha obtenido además un cierto apoyo de China. Por eso recuerda sutilmente que China y Rusia juntos poseen el 25% de la deuda USA,  lo que les da el poder real de crear un caos financiero. Dos temas recurrentes, que solemos tratar en estas páginas.

Por supuesto nos insisten en que ahora las cosas son diferentes y que un enfrentamiento armado es imposible. Es cierto que la situación  huele a pacto (partición: Ucrania por un lado, Crimea por otro). Pero los riesgos no han hecho más que aumentar desde que los estadounidenses abandonaron las  tonterías de la era Bush (el terrorismo islámico como principal enemigo y todo aquel blablabla) y volvieron a centrarse en sus enemigos geoestratégicos. Las cosas están cada vez más más claras: los USA de un lado y, enfrente, China y Rusia.  Lo de siempre.

Otros artículos del autor

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar