Iñaki Alrui*. LQSomos. Enero 2018

En el estado español la memoria histórica sigue siendo una quimera, un tabú impenetrable, aunque, como en esta ocasión, sea para hablar de los campos de exterminio nazi. Un tema que a día de hoy condena toda Europa, el mundo entero podríamos decir, pero España NO. La Marca España tiene su idiosincrasia, o mejor dicho: el franquismo sigue mandando.

Contra el olvido

En diciembre pasado varios mails nos alertaban y denunciaban que en la recientemente inaugurada exposición “Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos” no había mención a los antifascistas españoles:

“Querida …: He visitado la exposición del Holocausto, en Madrid. Mi sorpresa ha sido enorme al ver que ni un panel ni referencia alguna le dedican a los españoles en la resistencia en Francia, cazados por la Gestapo en suelo francés, para terminar en los campos de exterminio nazi. Pedí ver al responsable. Me recibió una mujer, a la cual le expuse enérgicamente mi protesta. Me dijo que llevaba razón, pero que la exposición venía así de Alemania. Le eché un buen responso por la falta de escrúpulos de la persona responsable que aceptaba la ausencia de los españoles en aquel genocidio, al estar todos los países del exterminio representados, menos el nuestro. Le recordé la foto infame de Franco rindiendo pleitesía a Hitler en la frontera, que debieran conocer las nuevas generaciones.

Acudo a ti para ver si, al menos, por nuestra protesta, se enteran de la realidad histórica, que se oculta todavía hoy, del compromiso de nuestros hombres y mujeres exiliados que, después de nuestra guerra, siguieron luchando contra el fascismo en Europa, en defensa de las libertades y acabaron en los crematorios convertidos en humo.
Por favor, dime algo. Gracias.
Un abrazo…”

Rotspanienkämpfer

Entre 1940 y 1943, más 9300 españoles antifascistas fueron internados en campos de concentración por la Alemania nazi.
Los antifascistas españoles que sufrieron ese destino habían sido capturados en la Francia invadida, donde se hallaban huidos tras la victoria del golpe de estado fascista contra la II República. La Alemania nazi los bautizo como los “Rotspanienkämpfer” (combatientes de la España roja). La mayoría, unos 7.500, acabaron en Mauthausen-Gusen, Austria, cerca de una cantera en la que, como el resto de reclusos de otras nacionalidades, y en condiciones extremadamente duras, trabajaban para sobrevivir o morían trabajando. En los campos de trabajo-concentración nazis dejaron su vida más de 5185 españoles, despachados en los campos de Gusen, Styer, Buchenwald, Mauthausen, Dachau, Sachsenhausen, Bergen Belsen, Auschwitz, Flossenbürg, Natzweiler, Neuengamme, Sttuthof, Sachsenhausen, Gross-Rosen, Aurigny, Guernesey, Neu Bremm… Ni Franco, ni Hitler quisieron que tuvieran nacionalidad ¡apátridas! y, sin embargo, aquell@os español@s siempre levantaron la bandera del antifascismo, que fue para tod@s la tricolor por la que antes habían luchado en España a pecho descubierto contra el eje nazi-fascista y su pelele franquista.

Como todo lo sucedido en aquellos años, y después, y posteriormente, y más adelante, y luego… nunca ha habido un reconocimiento oficial, de Estado, a tod@s es@s luchador@s, y por eso siguen ahí las cunetas, los torturados, los desaparecidos, el olvido, un ciclo que se ha ido repitiendo hasta la Transición de los 70, 80, 90… Y en 2018 seguimos como estábamos.

Es vergonzoso, insultante, que una exposición de este calibre sea incapaz de hacer referencia a l@s antifascistas español@s, y, para más escarnio, está montada por una compañía afincada en Donosti “Musealia”, lo que acrecienta más la insensibilidad de los organizadores. Esta exposición no vino de Alemania o Austria, ha nacido aquí en el país de la indiferencia con la memoria.

De los poco más de dos mil antifascistas español@s que sobrevivieron a los campos nazis, ningun@ regresó a la España franquista que los menospreciaba y aborrecía, y ya en la “democracia” fueron despachados al olvido.
Algún pequeño homenaje, el acto en 2005 con la participación del presidente de gobierno en Mauthausen… y más hipocresía que la necesaria Verdad, Justicia y Reparación.

Algunos medios ya se han hecho eco de esta infamia olvidadiza. Antonina Rodrigo, escritora y miembro de honor de la Amical de Ravensbrück, escribía desde la indignación en el diario “Público”: La dolorosa ausencia de los republicanos españoles deportados en una exposición sobre Auschwitz.

“La vida de nuestras gentes refugiadas fue de una honda miseria y dramatismo. Hasta marzo de 1945 no obtuvieron el estatuto de refugiados políticos. En 1947, a raíz de la condena moral al régimen franquista por las Naciones Unidas, se cerró la frontera francesa. Pero tres años más tarde, el franquismo recibía el doble espaldarazo de la firma del pacto militar con Estados Unidos y el beneplácito de un nuevo concordato con la Santa Sede vaticana…”

Otra nota más reciente ha sido publicado por “Diario.es”: La exposición sobre Auschwitz se olvida de las víctimas españolas de los nazis

“Fuera ha quedado la triste odisea de decenas de miles de judíos de origen sefardí, y por tanto de origen español, que acabaron en las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau porque el régimen franquista rechazó el ofrecimiento que le hizo Berlín para repatriar a “sus judíos” y salvar así sus vidas…”

Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos

La exposición está en el Centro de Arte Canal, en Madrid, hasta el 17 de junio. Más de 600 objetos originales del mayor de los campos nazis alemanes, en su mayoría pertenecientes a la colección del Museo Estatal de Auschwitz – Birkenau, se muestran aquí al público, muchos de ellos por primera vez. Entre las piezas, procedentes de más de 20 instituciones, museos y coleccionistas privados, se puede ver, por ejemplo, un barracón original procedente de Auschwitz III – Monowitz, un vagón original de la compañía nacional alemana de tren, la Deutsche Reichsbahn, así como objetos personales de algunas de las víctimas y verdugos del campo, elementos estructurales del campo y documentación y material audiovisual inédito.

Otra ocasión perdida para dar luz a tod@s est@s miles de héroes de la libertad, de la democracia, del antifascismo, un olvido (¿?) imperdonable una vez más en el país de la amnesia.

Informaciones relacionadas:
– Deportados
– Fallecidos españoles en los campos de concentración nazis
– Españoles en los campos nazis
– Amical de Mauthausen
– Musealia

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo
Holocausto-LQSomos

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/01/Liberación-del-campo-nazi-de-Mauthausen-LoQueSomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/01/Liberación-del-campo-nazi-de-Mauthausen-LoQueSomos-150x150.jpgLQSomosHistoria (s)HolocaustoIñaki AlruiAntifascistas,Auschwitz,Justicia,Mauthausen,Reparación,Rotspanienkämpfer,VerdadIñaki Alrui*. LQSomos. Enero 2018 En el estado español la memoria histórica sigue siendo una quimera, un tabú impenetrable, aunque, como en esta ocasión, sea para hablar de los campos de exterminio nazi. Un tema que a día de hoy condena toda Europa, el mundo entero podríamos decir, pero España...Cultura Libre, Comunicación Libre