Fonsi Loaiza: ¡Nos condenan a todas!

Por Iñaki Alrui. LQSomos.

“Mame Mbaye murió cuando era perseguido por la Policía. Su único delito: carecer de papeles. No se ha muerto solo ni es una muerte natural, es un asesinato y es culpable el Estado policial español”

Fonsi Loaiza ha sido condenado por ejercer su derecho a la Libertad de Expresión

La cacareada “Marca España” parece que no se acaba con nuevos gobiernos, ni con innovadoras campañas de marketing. Parece que estamos condenados a vivir bajo la bota de la caspa, la mediocridad, el gris diario.
Cantaban en 2017 un ¡A por ellos, oe!, pero lo que muchas personas no se dieron cuenta entonces es de que era un ¡A por nosotros! Menuda democracia consolidada, plena y muy constitucional que tenemos…

El juez del juzgado de lo Penal número 20 de Madrid ha dictado sentencias, condena a Fonsi Loaiza y absuelve a Malick Gueye, portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros de Madrid, y a A.G.R., vecina de Lavapiés, del delito de injurias a la Policía Municipal de Madrid, denunciado por los sindicatos policiales a raíz de las manifestaciones el tras la muerte del ciudadano Mame Mbaye en Lavapiés, el 15 de marzo de 2018.

Respecto a Malick Gueye, en la sentencia, el juez señala que la entrevista que concedió (Malick Gueye, del sindicato de manteros: «Queremos que paguen por la muerte de Mame los policías responsables y el Ayuntamiento) la hizo en calidad de portavoz de los manteros y en unos momentos en los que había versiones diferentes sobre lo ocurrido que discrepaban sobre «si el fallecido escapaba o no de una intervención policial represiva de la venta ambulante». El juez concluye que «no puede afirmarse su intencionalidad vejatoria hacia la Policía Municipal, prevalente sobre la de criticar la política de extranjería en la medida en la que da lugar o permite situaciones de marginalidad, generadora de violencia social, cuando no de actividades delictivas». Bien, queda claro, aunque este razonamiento no se utilice para todos los acusados.

Por el lado contrario en la sentencia judicial, que una vez más se filtró antes a la prensa que a los acusados, el juez condena a Fonsi Loaiza al pago de una multa de 2.100 euros por un delito de injurias graves a la Policía Municipal, por un tuit en la red social. El argumento: que el tuit no es una opinión, sino un hecho, «al informarse, supuestamente, de un asesinato y de su autoría». El juez no ignora, entre sus argumentos que «su cuenta en la red social era seguida, un mes después de los hechos, por 56.800 seguidores, siendo perfectamente conocedor de las exigencias de veracidad de la información» (Algo que podría exigir a los medios de la Brigada Acorazada Mediática Nacional, de paso)… «Los mensajes vertidos no encuentran amparo en el ejercicio de la libertad de expresión. Se ha producido un exceso en dicho ejercicio, en cuanto se atenta contra la dignidad, crédito, fama o prestigio de la Policía Municipal de Madrid, a la que se alude en general, pero con referencias específicas a los agentes que hipotéticamente pudieron perseguir al acusado, considerándola autora de un asesinato».

Vecinas de Madrid en la puerta de los juzgados recibiendo a Fonsi

Unos días antes del juicio publiqué en estas mismas páginas No conozco a Fonsi Loaiza, pretendía hacer un humilde alegato por la Libertad de Expresión. Hoy sí conozco a Fonsi Loaiza, pude ser parte de las ciudadanas de Madrid que le acompañaron a las puertas del juzgado, y como ya dije que nos juzgan a todas, hoy afirmo que ¡nos condenan a todas!

Con sentencias como esta se sigue cerrando más aún el reducido círculo de las libertades en el que nos movemos. Cada día coge mas sentido la frase de Rosa Luxemburg “Quien no se mueve, no siente las cadenas”. Vivimos en un estado en el que, mientras no entres en el terreno de la disidencia, todo es maravilloso, incluso puedes hacer apología del fascismo con total Libertad, y esto no es opinión, ahí esta la hemeroteca para poder ver las bárbaras actitudes fascistoides y la benevolencia judicial.

Sentencias como esta traen al menos dos mensajes. Uno es para Fonsi: “Cuidadín con lo que tuiteas, que a la próxima vas al trullo”. Ahora solo ha sido una multa, para la próxima ya tienes antecedentes. El otro es para nosotras: “Cuidadín con lo que tuiteáis, que os puede pasar lo mismo”.

Termino haciendo un copia y pega de mi anterior nota:
“Y allí estaremos quienes todavía podemos en este país, porque algunas personas están encerradas por decir lo que piensan, porque algunas están exiliadas por decir y actuar como piensan, porque otras ya han optado por esconderse ante las multas y el castigo… y si seguimos así dentro de poco todas seremos culpables, hoy ya casi lo somos, tenemos que justificar lo que hacemos y decimos.
Nadar a contracorriente siempre. ¡Yo también soy Fonsi Loaiza!”

Nota: Una pregunta para progresistas, medio progresistas, nada progresistas ¿Para cuando la derogación de la Ley Mordaza?

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar