Francisco Morán

Nacido en Almodóvar del Río (Córdoba) en 1932 (aunque otras biografías dicen que 1930), a los trece años se incorpora a una compañía juvenil en Córdoba: “Compañía de Galas Juveniles”, y durante tres años estudia en el Conservatorio de esa ciudad Música y Declamación con Miguel Salcedo.

Concluida esta etapa monta con unos amigos el TEU cordobés mientras prepara una oposición al Tribunal Supremo que gana en 1958, lo que le permite el traslado de Córdoba a Madrid y desarrollar su carrera artística sin tener que depender económicamente de ella.

Conocido como “Paco magnetofón” a los 15 días de llegar de Córdoba actuaba ya en el Cuadro de Actores de Radio Nacional. De extraordinaria memoria dicen que le bastaban dos días para aprenderse un papel largo.

Producto casi absoluto de la televisión por su incorporación inmediata a TVE y a su “cuadro de actores”, su primera aparición en es muy breve, apenas unas frases en “Fila cero” que le llevarán meteóricamente al estrellato, para ser un habitual de los programas infantiles donde da vida a Marco Polo, al Capitán Nemo, a Robín de los bosques, al “Doctor sabelotodo” de los cuentos de Grimm y participa en todos los espacios dramáticos como personaje principal: El “Otelo” de Willians Shakespeare con Margarita Lozano como Desdémona o el “Jim” de “El zoo de cristal” de Tenesse Willians. También interviene en el espacio de divulgación agrícola y ganadera “Campos y Paisajes” que TVE realiza en colaboración con el Ministerio de Agricultura.

En el primer Tenorio que se hace en televisión en 1959 hace el papel de D. Luis Mejías, Valeriano Andrés es D. Juan y Maruchi Fresno Dª Inés, y en 1960, compaginando trabajos, se le puede ver en el Teatro de Cámara Arlequín haciendo “No me esperes mañana” de Ruiz de la Fuente.

En la actualidad estaba afincado en Barcelona, donde en el verano de 2005 sufrió un accidente de tráfico del que volvió después de un mes al Teatro Condal junto a Joan Pera para ofrecer una representación especial de “Matar al presidente”, “en agradecimiento a la multitud de admiradores que se han interesado por el artista tras el accidente”.

Desde 1994 formaba pareja artística con el mencionado actor catalán Joan Pera, con el que hizo “La jaula de las locas” y “Mamaaaaaá”.

Joan Pera es la persona que dobla a Woody Allen en todas sus películas, del que prácticamente es un clon. Tiene la misma envergadura, gesticula igual e incluso comparten carácter, pero a pesar de que realizador de Brooklyn ha mostrado su interés por conocerlo cuando ha venido a rodar a Barcelona, no ha consiguio un papel en la película que se rodo en ésta ciudad con Javier Bardem y Penélope Cruz.

El día 23 de julio de 2012 falleció en la clínica del Pilar de Barcelona tras dos años de enfermedad. El mismo día en Madrid lo hacía José Luis Uribarri, y el día anterior a que lo hiciera Gregorio Pecese-Barba en Asturias, en un verano se sequía extrema en el que España se llena de luto y tristeza por los incendios que la asolan por los cuatro costados.

Lo último que había hecho en 2009, cuando ya la enfermedad lo acorralaba, fue “El enfermo imaginario”, ironizando como hacen esta gente de la farándula, sobre sus propios males.

Más artículos del autor

 

 

Deja un comentario