G8 y acaparamiento de tierras en África

Adrienne Gnandé vende arroz en Gouro, un concurrido mercado en Abiyán, el mayor punto comercial de Costa de Marfil. El arroz que vende proviene del oeste del país, donde se gana la vida como agricultora. «Este arroz está hecho en Costa de Marfil, es más barato y sabe mejor» dice a la gente que pasa por delante de su puesto. 1
 
La competencia con las importaciones baratas se traduce en escasos beneficios para los marfileños que se dedican al cultivo de arroz y al pequeño comercio como Gnandé. A mediados de los 70, Costa de Marfil se autoabastecía de arroz pero, tras la presión ejercida por parte de los donantes internacionales, se privatizó la empresa nacional de cultivo de arroz, se eliminaron las ayudas públicas a la producción y el mercado se abrió a las importaciones. Dos décadas más tarde, dos tercios del arroz que se consumía en el país provenían de Asia.
 
Las importaciones generaron grandes beneficios para los comerciantes de grano internacionales y para los poderosos empresarios de la zona que dominaban el mercado. Sin embargo, acabaron con la producción local. Si la producción de arroz siguió viva fue, únicamente, gracias al trabajo duro y al ingenio de los agricultores y pequeños comerciantes del país.
 
En la actualidad, esta situación está cambiando. En 2008, el precio internacional del arroz se disparó y desde entonces no ha bajado. El arroz de producción local cuesta ahora un 15% menos que el importado y la demanda sigue creciendo, junto con la producción y la venta. 2 Recientemente, algunas comerciantes de arroz han creado varias cooperativas y marcas propias para el arroz local.
 
Esto no ha pasado inadvertido para los grandes comerciantes. El gobierno, los donantes y las empresas, es decir, la misma agrupación que destruyó el sector nacional de cultivo de arroz en Costa de Marfil, está confabulando para tomar el control, desde la producción hasta el mercado.
 
Nueva alianza para la seguridad alimentaria y el control de las empresas
 
Los detalles de este plan están recogidos en un acuerdo de 2012 firmado entre el gobierno de Costa de Marfil, los países del G8 representados por la UE y una comisión de empresas nacionales y multinacionales relacionadas con el comercio de arroz. Este acuerdo, conocido como marco de cooperación, forma parte de la nueva alianza para la seguridad alimentaria y la nutrición, una asociación entre el G8, algunos gobiernos africanos, empresas transnacionales y algunas nacionales. 3
 
Conforme a éste, Costa de Marfil se compromete a reformar la legislación relativa a las tierras y a realizar otros cambios para facilitar la inversión privada en la agricultura. A cambio, obtendrá cientos de millones de dólares de los donantes junto con la promesa de 8 empresas extranjeras y socios locales de invertir, alrededor de 800 millones de dólares americanos, para crear enormes plantaciones de arroz (Ver tabla 1).
 
Una de estas empresas, la francesa Groupe Mimran, pretende hacerse inicialmente con 60 000 ha y ampliar sus propiedades a 182 000 ha. Otra empresa, la algeriana Cevital, también parece estar interesada en conseguir 300 000 ha. 4 El pasado 31 de enero de 2013, el director ejecutivo de la empresa arrocera francesa Louis Dreyfus, la mayor importadora en Costa de Marfil, firmó un acuerdo con el ministro de Agricultura del país. En dicho acuerdo se le daba acceso a entre 100 000 y 200 000 ha destinadas al cultivo de arroz. 5 Esos tres proyectos conllevarán el desplazamiento de miles de campesinos dedicados al cultivo de arroz y acabarán con el sustento de miles de pequeños comerciantes, precisamente, las personas que el G8 denomina como los «primeros beneficiarios» de la nueva alianza. 6
 
Tabla 1 – Inversión privada en arroz según el Marco de Cooperación firmado por Costa de Marfil con el G8.
 
Empresa
Monto de la inversión
Superficie implicada
Olam (Singapur)
50 millones de dólares
Desconocida
Louis Dreyfus (Francia)/SDTM (Costa de Marfil / Líbano)
60 millones de dólares*
100 mil-200 mil ha
Gropo Mimran (Francia)
230 millones de dólares
182 mil ha
Cevital (Argelia)
150 millones de dólares
300 mil ha
Grupo CIC (Suiza)
30 millones de dólares
Desconocida
Export Trading Group (Singapur)
38 millones de dólares
Desconocida
Grupo Novel (Suiza)
95 millones de dólares
15 mil ha
Sud Industries SA 150 millones de dólares Desconocida

Parece tratarse de un ajuste estructural

La nueva alianza forma parte de la segunda fase de la respuesta coordinada del G8 ante la crisis alimentaria mundial. La primera fue la iniciativa L'Aquila sobre seguridad alimentaria, puesta en marcha por los líderes del G8 en 2009. Estos se comprometieron a destinar 22 mil millones de dólares de los donantes a apoyar los planes agrícolas nacionales en los países en vías de desarrollo.
 
El gobierno de Estados Unidos ha llevado a cabo ambas iniciativas.
 
«La iniciativa l'Aquila no era solo dinero» afirma Mike Froman, asesor de seguridad nacional para Asuntos Económicos Internacionales de Estados Unidos. «Los líderes acordaron respaldar con su dinero los planes desarrollados y madurados por los propios países». 7
 
Para África, los fondos del G8 deberían haberse unificado con los planes agrícolas desarrollados por los países mediante el Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África (CAADP).
 
Se cree que la nueva alianza, que lleva hacia los compromisos de financiación de la iniciativa l'Aquila, también aunará los fondos de los donantes con los planes nacionales del CAADP. Sin embargo, eso no es lo que está ocurriendo.
 
En mayo de 2012, tras la nueva alianza, el G8 firmó marcos de cooperación con otros seis países: Burkina Faso, Costa de Marfil, Etiopía, Ghana, Mozambique y Tanzania. 8 El marco recoge unas 15 medidas políticas que los gobiernos africanos se comprometen a aplicar dentro de unos plazos claramente estipulados.
 
Pero algunos de esos compromisos se encuentran en los planes del CAADP que estos países desarrollaron a través de consultas nacionales. 9 Los planes nacionales son documentos extensos en los que se cubren una gran variedad de asuntos, mientras que los marcos se refieren a pocas medidas, centradas exclusivamente en aumentar la inversión de las empresas en las plantaciones agrícolas y en introducirse en los mercados (ver anexo).
 
Por lo tanto, ¿cuál es el origen de esos compromisos políticos específicos? «Los compromisos del marco de cooperación se establecieron mediante un proceso de consulta entre los respectivos gobiernos africanos y el sector privado» responde la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en respuesta a GRAIN. 10
 
La plataforma Grow Africa del Foro Económico Mundial está facilitando dichas consultas a puerta cerrada, entre los oficiales africanos y los ejecutivos de las empresas. La plataforma debe reunir a los ejecutivos de empresas como Monsanto y Yara con los gobiernos africanos para transformar los planes nacionales del CAADP en «mayores flujos de inversión privada».
 
El G8 ha encomendado a Grow Africa la tarea de identificar las inversiones del sector privado que se incluyen en los marcos de cooperación. Muchas de esas inversiones y de los compromisos políticos de los gobiernos tienen como objetivo zonas geográficas específicas para invertir en tierras de cultivo. Grow Africa se está centrando en ellas; por ejemplo, el Corredor Meridional de Crecimiento Agrícola en Tanzania y el Polo de Crecimiento de Bagré para la inversión privada en Burkina Faso.
 
La implicación del G8 apuntala la lista de deseos de los miembros de Grow Africa y los gobiernos africanos, pues une la realización de sus planes con la financiación de los donantes. La «actuación» de los gobiernos africanos al aplicar las medidas políticas a las que se comprometieron en los marcos de cooperación será revisada conjuntamente por el Consejo del G8 y Grow Africa, que forman según USAID un «mecanismo de rendición de cuentas de alto nivel para la aplicación.»11
 
En vísperas de la cumbre de los líderes del G8 en 2012, el presidente honorario de la Red de Asociaciones de Agricultores y Productores Agrícolas de África Occidental (ROPPA), Mamadou Cissokho, envió una carta al presidente de la Unión Africana en nombre de las asociaciones de agricultores y redes de sociedad civil en la que expresaba su preocupación por cómo el G8 estaba dictando su política agrícola en África.
 
«A día de hoy, cuando el presidente de los Estados Unidos, de buena fe, estoy seguro, ha decidido organizar un simposio sobre seguridad alimentaria en Washington el 18 y 19 de mayo de 2012, en vísperas de la reunión del G8 en Camp David, me dirijo a usted, presidente de la Unión Africana, y a través de usted a todos los jefes de estado africanos, para preguntarle qué le lleva a creer que la seguridad y soberanía alimentaria en África podrían alcanzarse mediante cooperación internacional y desde fuera de los marcos políticos formulados que tienen en cuenta a los campesinos y productores del continente…
 
El G8 y el G20 no pueden considerarse de ninguna manera lugares apropiados para tomar dichas decisiones.» 12
 
Directo al grano
 
Uno de los principales socios corporativos de la nueva alianza del G8 es Cargill, la mayor empresa arrocera del mundo con sede en Estados Unidos. En una entrevista poco corriente, Paul Conway, vicepresidente de esta empresa familiar, afirmó en Al Jazeera que la clave para resolver la actual crisis global alimentaria es «hacer un mejor uso de las tierras en África y, lo más importante, mejorar los derechos de propiedad». 13
 
La tierra es la mayor prioridad para Cargill y otras empresas agrícolas que tienen a África en el punto de mira. Este es el motivo por el que ocupa un puesto tan relevante en los marcos de cooperación de la nueva alianza del G8. 14
 
Cada marco de cooperación contiene un conjunto de medidas y compromisos establecidos por los gobiernos africanos. Están diseñados para facilitar a las compañías la identificación, negociación y adquisición de tierras en las áreas agrícolas clave del continente. Ghana creará una base de datos de las tierras adecuadas para los inversores, simplificará los procesos para la adquisición de tierras y establecerá un modelo piloto en 2015 de contratos de arrendamiento de 5 000 ha. 15 Tanzania va a cartografiar las tierras fértiles y de alta densidad de población del distrito de Kilombero para facilitar a los inversores extranjeros la búsqueda y adquisición de las tierras que desean. Burkina Faso promete adelantar una política de reasentamiento y Mozambique se compromete a desarrollar y aprobar polémicas «normas y procedimientos de autorización que permitan a las comunidades asociarse mediante contratos de arrendamiento o subcontratos (cessao de exploração)» para junio de 2013. 16
 
Por su parte, Etiopía ampliará la protección para las explotaciones comerciales y establecerá un servicio de «ventanilla única» para los inversores con el fin de reducir los trámites burocráticos requeridos para la adquisición de tierras. Además, el gobierno ya ha asignado a los inversores de las empresas más de tres millones de hectáreas de tierra a través de un plan de desarrollo agrario asociado a graves violaciones de los derechos humanos. Su marco de cooperación con el G8 solo contiene tres indicadores de cumplimiento de sus medidas en cuanto a la política: «mejor calificación en el índice de facilidad de hacer negocios», «aumento del valor del dólar del nuevo sector privado de inversión en el sector agrícola», e «incremento porcentual de la inversión privada en la producción y venta comercial de semillas». 17
 
Tampoco existe ninguna medida ni compromiso, al igual que en el resto de países involucrados, para la protección de los campesinos y pastores frente al creciente número de acaparamiento de las tierras.
 
Por su parte, la Nueva Alianza promueve una aproximación voluntaria a la regulación de las inversiones empresariales en las tierras que fomenta. En cada marco, los socios de la nueva alianza confirman sus «intenciones» de «tener en cuenta» tanto las directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques y los Principios para la Inversión Agrícola Responsable (PIAR).18
 
La sociedad civil ha rechazado ferozmente los PIAR, establecidos por iniciativa del Banco Mundial en 2009, por legitimar el acaparamiento de tierras. El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) de la FAO se ha negado a aceptarlo, pese a que los principios están adheridos tanto al G8 como al G20.
 
Por otro lado, las directrices voluntarias adoptadas por el CSA en mayo de 2012, tras un proceso de consulta de tres años que abarcó desde los aspectos más específicos a los más generales, fueron aclamadas por incidir en los derechos y las necesidades de las mujeres, los pueblos indígenas y los más desfavorecidos. La eficacia de estas directrices dependerá completamente de cómo se implanten. Actualmente, se están produciendo fuertes protestas. 19 Tanto los movimientos sociales como las ONG del CSA quieren que las directrices voluntarias se traduzcan en leyes nacionales vinculantes, mientras que las corporaciones quieren que permanezcan como voluntarias.
 
La nueva alianza se presenta como un programa para implementar las directrices voluntarias y los PIAR. Ambas se llevarán a cabo a través de «programas piloto de implementación» que los nuevos socios de la nueva alianza, es decir, los mismos que están acaparando las tierras (gobiernos y empresas), se comprometan a desarrollar de manera conjunta bajo cada marco de cooperación.
 
Por consiguiente, la empresa Louis Dreyfus «tendrá en cuenta» las directrices voluntarias y los PIAR, ya que tiene el control de unas 100 000, 200 000 ha de tierras de cultivo en Costa de Marfil para el cultivo del arroz. Lo mismo hará, Itochu, la casa comercial japonesa que trabaja con el gobierno japonés y empresas agrícolas brasileñas para establecer plantaciones de soja y maíz a gran escala en el norte de Mozambique.20 Estos servirán de modelo para saber cómo transferir de manera responsable las tierras de cultivo africanas a las empresas.
 
En la próxima reunión del G8, que tendrá lugar en junio de 2013 en Reino Unido, el gobierno británico propondrá una iniciativa para animar a las empresas y a los países en desarrollo a que revelen un mínimo de información sobre la adquisición de tierras a gran escala. Esta iniciativa mundial de transparencia en la tenencia de la tierra está pensada para demostrar la puesta en práctica de las directrices voluntarias de forma específica y efectiva. De todas formas, seguiría siendo voluntario y solo proporcionaría información rudimentaria sobre los contratos de las tierras.
 
El departamento de Desarrollo Internacional de Reino Unido está organizando una sesión a la que solo se puede asistir por invitación para discutir la iniciativa al margen de la conferencia anual sobre la tierra y la pobreza que se celebrará en abril de 2013.
 
Esperando a que el G8 rinda cuentas
 
En los cinco años que han pasado desde que la crisis alimentaria mundial comenzara y los inversores empezaran a poner el ojo en las tierras de cultivo africanas, ha habido cientos de conflictos, algunos de ellos de carácter violento, entre las comunidades de campesinos marginados y las poderosas empresas extranjeras debido al acceso a las tierras y al agua de África para la agricultura.
 
Al usar su influencia como donantes para presionar a los gobiernos africanos a que promulguen políticas que faciliten a las empresas transnacionales la adquisición de tierras de cultivo en África, los Gobiernos del G8 están tomando partido. Están contribuyendo directamente al desplazamiento de los campesinos y los pastores para ceder paso a las empresas agrícolas extranjeras.
 
Para profundizar
 
Los marcos de cooperación de Burkina Faso, Costa de Marfil, Etiopía, Ghana, Mozambique y Tanzania están disponibles en el siguiente enlace: http://feedthefuture.gov/article/unga2012
 
Los planes de agricultura e inversión nacionales publicados por Burkina Faso, Costa de Marfil, Etiopía, Ghana, Mozambique y Tanzania están disponibles en el siguiente enlace: http://www.grain.org/e/4662
 
GRAIN, «¿inversión responsable en las tierras de cultivo? Los esfuerzos actuales para regular el acaparamiento de tierras empeorarán la situación», agosto de 2012: http://www.grain.org/e/4564
 
Anexo: Algunas políticas de compromiso relativas a las tierras y a las semillas establecidas por los países africanos en los marcos de cooperación firmados con el G8
 
País
Tierras
Semillas
Burkina Faso
* Desarrollar / recuperar 18 mil 500 hectáreas de tierras irrigadas y 35 mil hectáreas en tierras bajas (diciembre de 2015).
 
* Adoptar y difundir un marco de políticas para el reasentamiento de comunidades afectadas en las zonas así desarrolladas (diciembre de 2013).
 
* Promulgar procedimientos transparentes de acceso a la tierra en zonas desarrolladas por el gobierno local o estatal, delinear y llevar un registro de las zonas de tierras ya desarrolladas y emitir documentos relativos a los derechos de uso del suelo en todas las zonas desarrolladas (diciembre de 2014).
 
Costa de Marfil
* Implementar la Ley de Tierras Rurales a través de programas de delimitación de tierras de las comunidades y mediante la emisión de certificados de tenencia de tierras (junio de 2015).
 
* Ampliar a todo el país y hacer operativo el sistema de información sobre la tierra (diciembre de 2013).
* Finalizar y aprobar el anteproyecto de ley de semillas; simplificar los procedimientos para la aprobación de variedades de semillas y su registro en el catálogo oficial (diciembre de 2014).
Etiopía
* Establecer un servicio de atención por ‘ventanilla única’ que les ayude a los inversionistas en agricultura a obtener licencias de funcionamiento como empresas, acceso seguro a tierras, obtener información sobre precios y disponibilidad de producción en el mercado, etcétera (abril de 2013).
 
* Implementar las políticas que se consideren necesarias para garantizar los derechos de propiedad de las fincas comerciales y sus derechos de comercialización de cultivos (diciembre de 2013).
 
* Extender certificados de propiedad a todos los titulares de tierras rurales (junio de 2015).
 
* Refinar las leyes agrícolas, en caso necesario, para estimular el arrendamiento de tierras a largo plazo y asegurar el cumplimiento de los contratos para el establecimiento de fincas comerciales (diciembre de 2013).
 
* Formular e implementar nuevas directrices de responsabilidad empresarial en la tenencia de tierras y para la inversión agrícola responsable (junio de 2013).
 
Ghana
* Establecer una base de datos de tierras adecuadas para inversionistas: Registrar mil hectáreas (Diciembre de 2013); 4 mil 500 hectáreas (diciembre de 2014); 10 mil hectáreas (diciembre de 2015).
 
* Establecer modelos piloto de acuerdos de arrendamiento para 5 mil hectáreas de tierras incluidas en la base de datos (diciembre de 2015).
 
* Establecer procedimientos claros para canalizar los intereses de los inversionistas a las agencias relevantes (para ofrecerles a los inversionistas de todo tipo una manera transparente y estructurada de evitar costos de transacción adicionales y reducir el riesgo percibido de dirigirse al gobierno para gestionar su acceso a tierras y asegurar su tenencia (diciembre de 2013).
*Establecer un sistema de registro de semillas (junio de 2013).
 
* Establecer protocolos para pruebas de campo, liberación y registro de variedades, y autorizaciones para realizar inspecciones de campos, muestreos de semillas y pruebas de semillas (junio de 2013).
 
* Establecer normas de clasificación y certificación de semillas (junio de 2013).
Mozambique
* Adoptar procedimientos de obtención de derechos de uso y aprovechamiento de tierras (DUAT) rurales que reduzcan el tiempo y costo de procesamiento (marzo de 2013).
 
* Formular y promulgar reglamentaciones y procedimientos de autorización que les permitan a las comunidades asociarse [con inversionistas] mediante contratos de arrendamiento o sub-arrendamiento [de tierras] (cessao de exploração) (junio de 2013).
* Suspender sistemáticamente la distribución de semillas gratuitas y no mejoradas, excepto para cultivos básicos previamente identificados en situaciones de emergencia (noviembre de 2012).
 
* Aplicar las reglamentaciones aprobadas en materia de derechos de propiedad relativos a las semillas, que promueven la inversión privada en la producción de semillas (junio de 2013).
Tanzania
* Delimitar todas las tierras de las aldeas del distrito de Kilombero (agosto de 2012)
 
* Delimitar todas las tierras de las aldeas de la región de SAGCOT (junio de 2014).
 
* Establecer planes de uso del suelo u ordenamiento territorial en el 20% de las aldeas de la región de SAGCOT y emitir los certificados de ocupacióncorrespondientes (junio de 2016).
* Establecer un instrumento que esclarezca las responsabilidades de los organismos públicos de ejecución asociados a la tierra para poder así adjudicarles tierras de manera responsable y transparente a los inversionistas en la región de SAGCOT (diciembre de 2012).
Revisar la Ley de Semillas de manera tal que los derechos de obtentor guarden consonancia con el sistema de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV). (noviembre de 2012).
 

Notas:

 

1 Fulgence Zamblé, «Les femmes rurales et l"autosuffisance alimentaire en riz,» IPS, 16 de julio de 2009
 
2 «COTE D"IVOIRE: Traders resist rice price rules,» IRIN, 22 de mayo de 2012
 
3 Los países del G8 son: Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos y la UE.
 
4 «Cevital, 1ère entreprise privée algérienne, choisit la Côte d"Ivoire pour sa 1ère implantation à l"étranger,» 20 minutes, 11 de junio de 2012.
 
5 «Côte d"Ivoire: Louis Dreyfus investira 60 millions de dollars dans le riz,» Jeune Afrique, 31 de enero de 2013
 
6 Seguridad alimentaria: la UE apoya la iniciativa del G8 para una «nueva alianza» con países asociados, donantes y el sector privado, Carta de la Sociedad Civil Africana en la Cumbre del G8 que critica la inversión extranjera en la agricultura de África
 
7 Reunión informativa para la prensa de oficiales del gobierno sobre seguridad alimentaria, 18 de mayo de 2012
 
8 Según USAID: «Estos nuevos países, que participan en la nueva alianza, se han comprometido a realizar grandes cambios en sus políticas para abrir puertas a un mayor comercio e inversión en sus políticas; cambios tales como reforzar los derechos de propiedad, apoyar las inversiones iniciales y crear nuevas oportunidades comerciales. Los miembros del G8 identificaron fondos de asistencia al desarrollo adaptados a los propios planes de inversión para la agricultura, y las empresas del sector privado de estos países y del resto del mundo han presentado sus planes de inversión para los sectores agrícolas de estos países» Comunicación personal con USAID, 8 de febrero de 2013.
 
9 Los marcos de cooperación mencionan tanto los planes agrícolas nacionales como los planes de inversión agrícola nacionales, que implicaron diferentes tipos de consultas nacionales para su formulación. En Mozambique, por ejemplo, el sindicato nacional de campesinos estuvo implicado en la formulación del plan agrícola nacional pero no en el plan de inversión.
 
10 Comunicación personal con USAID, 8 de febrero de 2013.
 
11 Comunicación personal con USAID, 8 de febrero de 2013.
 
12 Carta de la sociedad civil africana en la cumbre del G8 que critica la inversión extranjera en la agricultura de África, 15 de mayo de 2012
 
13 «Recuento de costos: Food for thought», Al Jazeera, 16 de septiembre de 2012
 
14 Las semillas y los fertilizantes son otro gran área de interés para las empresas agrícolas transnacionales como Monsanto y Yara que también forman parte de la nueva alianza. Asimismo hay varias políticas de compromiso relativas a estos dos aspectos. Tanzania, por ejemplo, se compromete a aprobar una nueva acta de semillas basada en la UPOV 91, mientras que Mozambique «acabará sistemáticamente con la distribución de semillas gratuitas y no mejoradas».
 
15 Estos compromisos y medidas también aparecen en un proyecto aparte con el Banco Mundial y USAID, denominado Ghana Commercial Agriculture Project, que se inició en 2012.
 
16 La misma política de compromiso la encontramos en una Operación de Políticas de Desarrollo (UPO) que Mozambique está negociando con el Banco Mundial.
 
17 Las cifras sobre las tierras provienen del informe de 2011 del Oakland Institute sobre Etiopía. Para más información sobre el acaparamiento de tierras y la violación de los derechos humanos en Etiopía, ver el informe de 2012 de Human Rights Watch, «Waiting Here for Death»; y «Ethiopia's resettlement scheme leaves lives shattered and UK facing questions», en The Guardian, 22 de enero de 2013, que muestra la participación del gobierno de Reino Unido.
 
18 Principios para una inversión agrícola responsable (PIAR)
 
19 Tanto el B20, el grupo de presión empresarial que responde al G20, como Vía Campesina, el mayor movimiento mundial de campesinos, han exigido a los gobiernos que adopten las directrices voluntarias.
 
20 UNAC, Vía Campesina África, GRAIN, «Brazilian agribusiness invades Africa», 30 de noviembre de 2012; ASA-IM – Special Report – US Soybean Export Council (pdf)
 
 * GRAIN

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar