Golfo de las yeguas

 
En un paraje abierto del Océano Atlántico
Que se halla entre los continentes
De Europa y de la América Septentrional
Mirando hacia el Yemen
Vasta región de la Arabia Meridional
Cuyas costas bañan el mar Rojo
Y el golfo de Aden
Veo la mosca, o un mosquito
En el cuerno del buey Yaguané
Que tiene el pescuezo y el costillar
De otro color que el lomo
En la Yugada
Extensión de tierra que una yunta de bueyes
Puede arar en un día
Que dice cantando: “Hoy tengo ganas de ti
Teta de algodón o de lino
Pedernal, eslabón y yesca
Incentivo de cualquier pasión
Y afecto de cardo
O de hongos secos
Muy secos y preparados
De modo que prenda en ellos
Cualquier chispa de fuego o amor
Dispuesto, por lo tanto
Para encenderse o abrasarse
Que lo que  excita es la sed
Y especialmente el deseo de amar
Como en Yeso
Una de las islas mayores
Del archipiélago de la de Nipón
Por el estrecho de Sangar
Donde habitan los ainos
No tan fácilmente como se piensa
O presume, no tan aina
Esquero o bolsa para llevar
Los adminículos de encender el fuego
Cajita o canuto con mecha o yesca
Provenientes del Yeyuno
Segunda porción de los intestinos
Que comienza en el duodeno
Y acaba en el íleon
Tercer intestino delgado
Porción lateral del hueso innominado
Imbele, incapaz de guerrear
De defenderse
Débil, flaco, sin fuerzas”
Y pregunta:
-¿Qué hacéis, mosca?
Responde:
-Aramos amando con la imbecilidad
De los mandingas de negros africanos
Que han dado muchos esclavos
A las colonias
Con el Ylang-Ylang
Cierta planta de la Malasia
Y la esencia que se extrae de sus flores
Que el abad de lo que canta yanta
Que donde hay yeguas, potros nacen.
 
 

Deja un comentario