Guatemala: “Su legado nos compromete a continuar la lucha”

Ante el fallecimiento de Enrique “Quique” Torres.

El 8 de febrero, la familia sindical guatemalteca y latinoamericana en general recibió la trágica e inesperada noticia del fallecimiento del compañero Enrique “Quique” Torres de 71 años. Abogado, asesor sindical e incansable luchador en defensa de los derechos laborales y sindicales, “Quique” deja un legado que, aseguran los sindicalistas, los compromete aún más a continuar con la lucha por la dignificación del trabajo y los trabajadores.

Al poco tiempo de incorporarse en 1975 a la Central Nacional de Trabajadores (CNT), “Quique” padeció el hostigamiento, la persecución y las amenazas de muerte.

En 1978 la situación se volvió insostenible. El atentado que casi acaba con su vida lo obligó a abandonar el país con su familia y a vivir en el exilio los sucesivos 18 años. Cuando regresó al país en 1996, se involucró de inmediato al  trabajo de asesoría laboral y sindical, impulsando la instalación de mesas de negociación entre las organizaciones sindicales y las patronales.

Asesor legal del Sindicato de Trabajadores de Embotelladora Central SA Coca-Cola (STECSA), de la Federación Sindical de Trabajadores de la Alimentación y Similares (FESTRAS) y de la Asamblea Nacional del Magisterio (ANM), “Quique” deja un legado sumamente importante para la lucha sindical en Guatemala.

“Siempre trabajó incansablemente por la unidad y el fortalecimiento del movimiento sindical guatemalteco. Dedicó toda su vida al mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores, incluso cuando estuvo en el exilio”, dijo conmovido a Sirel, David Morales, secretario general de FESTRAS.

Morales recordó que “Quique” acostumbraba decir que él había decidido no trabajar para los patrones, porque se había formado para asesorar y trabajar junto a los sindicatos. Su aspiración manifiesta era que los sindicatos ocuparan las máximas instancias de negociación y ponía mucho hincapié en la necesaria formación de los compañeros, de nuevos cuadros”, dijo el secretario general de FESTRAS.

Para Francisco Argueta, del Comité Ejecutivo de STECSA, Enrique “Quique” Torres  ha dejado una huella imborrable en la historia de esta combativa organización sindical.

“Con nosotros ha compartido la fundación de nuestro Sindicato y la estructuración de nuestro primer Convenio Colectivo. Pese a estar en el exilio siempre estuvo al lado de nuestra lucha y nunca dejó de apoyarnos. “Quique” fue y seguirá siendo un bastión fundamental de la lucha sindical. Sentimos mucho pesar y dolor por su pérdida, sin embargo deja un legado que nos va a servir para continuar la lucha en defensa de los derechos de los trabajadores”, concluyó.

Carlos Alberto Luch, secretario general del STECSA, manifestó haberlo conocido después de su regreso a Guatemala. “Ha sido un golpe muy duro para todos nosotros. Nos acompañó en todos los conflictos laborales que tuvimos y siempre mostró una enorme capacidad de diálogo. Ahora debemos absorber este golpe y seguir la lucha. Es nuestra obligación hacerlo”, dijo Luch.

* Rel-UITA

Deja un comentario