Alicia Navarro Mañas, nació en 1963 en Madrid. Filóloga que destila pedagogía en sus conversaciones, viajera ciudadana del mundo, apasionada de la música, poetisa y performer de sus creaciones.

Gran conocedora de la llamada la ”Movida madrileña”, que vivió de cerca junto a su pareja, “Pejo” batería de los míticos “Polansky y el Ardor”. En 2008 publicó “Amor”, un disco de rock con buenas canciones y un sonido muy personal.

A finales de 2013 publicó su primera novela, “Humillación”, en Ediciones El Garaje (https://elgarajeediciones.com/). Alicia y su nueva obra pasean por diversas librerías de Madrid, con presentaciones que incitan a animadas tertulias sobre aquella época, sus conceptos culturales, su música y sus personajes. Tanto Alicia como su fiel acompañante “Pejo” son dos grandes conversadores que saben sostener el diálogo sin barreras.

“Humillación” es una novela negra, con personajes bien estructurados en el Madrid de finales del siglo XX. Virginia Sanders, el personaje estrella, nos guía por esta compleja trama movida por la venganza o la sed de justicia… Tragedia. “Y aceptemos la sangre sin miedo, tal cual es”.

LQSomos. Somos una persona o muchas personas en una. ¿Alicia Navarro o Malicia Cool?

Alicia Malicia Cool. El registro de mi propiedad (ejem) me conocen como Alicia Navarro Mañas (¡no suelto el apellido de mi madre, soy feminista!). Malicia Cool procede de una banda en la que hice mis canciones y otras con la base rítmica de Polanski y el Ardor (es decir, batería, mi marido, y bajista). Fue Sebastián Durán, el fabuloso bajista, quien sugirió este nombre de la banda y me lo he apropiado como alias pues hay ciertos trabajos míos firmados así.

LQSomos. Malos tiempos para la lírica… Tal vez nunca los hubo buenos. ¿Son éstos buenos tiempos para la novela negra?

Alicia Malicia Cool. Dijo el maestro Cervantes: “El año que es abundante de poesía, suele serlo de hambre”. En mi opinión, la novela negra es un desafío mayor en cuanto a su construcción y te sumerge en una historia divertida y de intriga durante… más agradables y entretenidas horas; es más ligera que la poesía. Y he practicado y practico poesía, además de ser una gran lectora y aficionada, claro.

LQSomos.De tu pluma han salido ya biografías, poesía, relatos. ¿Por qué ahora este género narrativo? ¿Qué te engancha de él?

Alicia Malicia Cool. Parte de la respuesta está en la pregunta anterior. Pero vamos, orquestar personajes, escenarios, diálogos, situaciones, tramas, es algo muy atractivo y desafiante; sin duda un paso más allá de lo que he hecho hasta ahora; ¡estoy muy orgullosa, sobre todo de lo divertida y rápida que es! La encuentro muy moderna, de estilo “tarantiniano”.

LQSomos. ¿Escribir permite autobiografiarse entre la realidad que es y la que se hubiera querido que fuese?¿Qué hay de esto en tu novela?

Alicia Malicia Cool. La realidad ha sido exactamente igual que lo que se narra en ahí en clave de ficción salvo… los asesinatos; aún no he asesinado a nadie en la vida real, aunque todo es empezar, je je je je.

LQSomos. ¿Qué tenemos en Humillación: recuerdos en primera persona, crónica de un tiempo…? Años 80, Donosti, Madrid, Transición, cualquier tiempo pasado fue…

Alicia Malicia Cool.… peor. Nunca estuvimos mejor ni más guapos que ahora mismo; enmental, querido Watson. El pasado no existe, ¡está muerto!, aunque a veces lo resucitemos… a nuestra conveniencia. Pero vamos, hay todo lo que listas ahí: 80, 90, 2000, Donostia, Madrid, transición, y todo abrazado con mucho cariño y mucho respeto aunque también haya escarnio, ajuste de cuentas. Si no nos respetamos a nosotros mismos, a nuestra Historia, si no nos hacemos justicia, ¿a quién o qué vamos a respetar?

LQSomos. Cambios políticos, transformación cultural, postmodernos, sexo, drogas, rock and roll, mitos, vértigo, realidades, leyendas urbanas… ¿Qué había de auténtico en la “Movida”? ¿Qué tenía de falso?

Alicia Malicia Cool. El otro día comentaba el editor de Garaje Negro Ediciones, mi editor actual, el asenderado y respetado Manuel Blanco Chivite, que tanto los 60 como los 80 habían experimentado un notable brillo en música y arte (no sé por qué los separo). La eclosión de creatividad fue perfectamente respirable y envolvente; hasta yo, con 18 añitos, trinqué una guitarra e hice, grabé e interpreté canciones. Surgieron muchas, muchas bandas interesantes y atractivas (la mayoría efímeras, desgraciadamente), tanto en Madrid como fuera de Madrid. Mucho sexo y mucha droga también, esto no es leyenda; nunca fueron ambas cosas tan fáciles y accesibles; se disolvieron los prejuicios, gracias, por un lado, al bagaje hippy y psicodélico y, por el otro, espoleados por el punk. Todos nos tirábamos a la piscina deseosos y sin pensarlo. ¿La cara B? Yo, que ya estudiaba en la universidad, notaba un bajo nivel cultural y educativo en la llamada “movida”; muchísimo machismo, por ejemplo; el machismo es uno de los ingredientes más indicativos de un atraso cultural y educativo generalizado. Hubo chavales que se entusiasmaron con ese “hype” y descuidaron una vida educativa y profesional con mayor solidez y futuro; las subsiguientes desilusiones, frustraciones y depresiones han sido tremebundas.

LQSomos.Todavía se sigue explotando aquel título convertido en marca: “movida madrileña”. ¿Queda en 2014 algo de todo aquello?

Alicia Malicia Cool. Hay mucha nostalgia de la dulce. Fíjate que fue único, impresionante, pero sobre todo por los grupos de fuera, yo creo, y lo que era chavalada entonces recuerda aquello con mucho cariño. Hay muchos grupos (de FB, por ejemplo) donde los aficionados comentamos, nos intercambiamos cosas… Como quien es de una promoción de la universidad, solo que la verdad que esto fue muy especial y espacial. Y tocar. No hay NADA como tocar; el sonido de la batería, del bajo, de la guitarra eléctrica, interpretar tus temas… Esto no tiene parangón, es una experiencia que te abre el cerebro enormemente a muchas percepciones y matices; está comprobado que, como los idiomas, o tener hijos, incrementa mucho la inteligencia, abre las “puertas de la percepción” (las drogas y el sexo también, claro).

En cuanto a grupos, ponte que estén en activo una docena de ellos, y no me voy a meter más porque, además de que no estoy en eso (he pasado página), no quiero nombrar a unos y no otros para no ser quizá injusta. Pero son evidentemente supervivientes; la edad, enfermedades, muertes, las drogas (incluido el alcohol, claro), la crisis, se han cobrado su buena parte. Ahora, los músicos profesionales de toda la vida siguen en ello con uñas y dientes.

LQSomos. Escribes –en clave negra– sobre el odio, el crimen, la codicia, el castigo, la venganza… ¿Por qué has querido contar una venganza?

Alicia Malicia Cool. Porque, mira, estoy hasta el chichirri (¡sustituid por lo que queráis, moño, coño, lo que sea!, o dejadlo así), aparte del machismo que, como comprenderéis, detesto (John Lennon escribió una canción que se llama: “Woman is the nigger of the world”), de lo que tenemos que aguantar las mujeres en general. Un buen amigo mío saxofonista y productor me dijo precisamente una vez: “Flipo con lo que sois capaces de aguantar las mujeres”. A Virginia Sanders la fagocitan, la vampirizan, le arrasan cuerpo y alma por suministro exagerado de drogas y sexo, entre otras cosas, pero ella, profesional brillante, superdotada, cae en la cuenta, cuando vuelve en sus cabales (transitoriamente siempre), de que tiene que exterminar a las ratas que le contagiaron una peste bubónica letal. Y se lo toma como un divertido y soberbio juego de destreza y habilidad para lo que cuenta con sus amigos músicos o poetas, entre ellos su propio marido, su baza más fuerte. Y aquí ni me ando con chiquitas ni me rasgo las vesti-duras.

LQSomos. ¿Es una buena terapia asesinar entre páginas?

Alicia Malicia Cool. ¡Buenísima! ¡No sabes el gusto que da! ¡Misión cumplida, trabajo bien hecho!, je. De nuevo, dice mi querido Manolo Blanco Chivite ¡que si se escribieran más crímenes se cometerían menos!, jejejeje. Es muy creativo, divertido y placentero; ¡supongo que por eso hay tantísima novela, cómic y cine del género negro!

LQSomos. Una vez aceptada la sangre sin miedos… ¿Tienes en preparación otra novela?

Alicia Malicia Cool. Sí, está en marcha y se llama “Miguel”. Es la descripción y vicisitudes de un donostiarra de familia burgalesa a través de quien pretendo hacer un retrato que me apetece de cierta parte de la sociedad donostiarra o vasca en general; ¡a ver, a ver, a ver!

¡SALUD, COMPAÑEROS/AS!!! Alicia Malicia Cool XXX

Humillación de Malicia Cool (Alicia Navarro). El Garaje Ediciones
ISBN: 978-84-940285-8-8

 

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/02/dia7.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/02/dia7-300x300.jpgJazzAutoresDiálogos con...Redacción LQSomosHumillación,Malicia Cool,Movida madrileñaAlicia Navarro Mañas, nació en 1963 en Madrid. Filóloga que destila pedagogía en sus conversaciones, viajera ciudadana del mundo, apasionada de la música, poetisa y performer de sus creaciones. Gran conocedora de la llamada la ”Movida madrileña”, que vivió de cerca junto a su pareja, “Pejo” batería de los míticos...Cultura Libre, Comunicación Libre