Holocausto y franquismo: dos libros, dos versiones

Por Cristina Calandre Hoenigsfeld. LQSomos.

Dos recientes libros sobre el holocausto y el franquismo, tienen puntos de vista diferentes, uno del maestro Paul Preston y otro de su discípulo, Enrique Moradiellos.

Me refiero al libro del prestigioso hispanista británico Paul Preston, con su libro «Arquitectos del terror, Franco y los artífices del odio» de la editorial Debate, y al de su discípulo, el profesor Enrique Moradiellos, y otros dos profesores mas: «El Holocausto y la España de Franco» editorial Turner.

Mientras para este último, hay mas luces que sombras en este tema, y Franco no promulgo normativa antijudia (según manifestó recientemente en una entrevista en el periódico El Español), para Preston, que nos da mucha información sobre el tradicional antisemitismo del franquismo, hay varias referencias a las normas antijudias, como la cruel de paso de fronteras, del 11 de mayo de 1939, nº de orden 1849, emitida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, que dirigía el general Gómez Jordana (paginas 356-57).
Se aplicó hasta, por lo menos 1942, en plena Solución Final (según el historiador alemán Berth Rother, en su libro Franco y el Holocausto, 2005) siendo luego derogada. También añade Preston, en la página 375, el Pregón del exministro Manuel Fraga, maldiciendo a los judíos, el viernes santo de la Semana Santa de Zamora, en 1971.
Yo me decanto por la versión del prestigioso hispanista, al que he dado parte de esta información, a través del equipo Nizkor, y que se puede ver en sus notas al final del libro (página 459).

En cuanto al profesor Moradiellos, decir que hace poco ingresó en la Real Academia de la Historia, y que en marzo presentará su libro en Casa Sefarad-Israel.
Esta institución, desde que se creó en el 2008, (Consorcio del Ministerio de Exteriores, Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid), defiende que muchos judíos fueron salvados del Holocausto, a través de la acción humanitaria de los diplomáticos franquistas.
Luego, tras varias exposiciones, como «Visados para la libertad» colaboró con el Ministerio de Asuntos Exteriores en la exposición «Más allá del deber» junto a su catálogo, lleno de graves errores históricos, que en su momento denuncié.
Hace años, cuando era ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, le solicité que anulara dichas normativas antisemitas, por ir contra la legislación europea e internacional, pero me contestó por carta que ya habían sido derogadas por la Constitución de 1978. Yo sé muy bien la diferencia entre anulación y derogación de una norma. Me dirigí a él, pues su bisabuelo, José Rojas Moreno, Conde de Casa Rojas, cuando estuvo en Rumania fue uno de los diplomáticos que ayudó a salvar a los judíos, según dicen, pero no dicen que fue el artífice de la orden antijudía que anteriormente hemos señalado, la de paso de fronteras, cuando estaba en el Ministerio de Exteriores.

Mis abuelos judíos polacos, pudieron cumplirla y pasaron la frontera en agosto de 1939, pero ¿cuantos otros no pudieron hacerlo, finalizando en las cámaras de gas?
Nadie está interesado en investigar todo esto, por ello salen libros como el del profesor Moradiellos, y no pasa nada. Será para agradar a los académicos de la Real Academia de la Historia, que como el resto de academias fueron disueltas por un Decreto publicado el 17 de septiembre de 1936 en la Gaceta de Madrid, firmado por el Presidente de la II República Manuel Azaña.
No se si me animaré a ir a la presentación de su libro en Casa Sefarad-Israel, pero estoy cansada de las vueltas y vueltas que da este tema del Holocausto y Franco, sin verdadera investigación (exceptuando la investigación sobre los diplomaticos franquistas).

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Holocausto y franquismo: dos libros, dos versiones»

  • el 2 marzo, 2022 a las 15:03
    Enlace permanente

    Quizás porque se acercan las fechas, sea útil recordar además, que hasta hace relativamente poco, históricamente hablando, el Sábado «Santo», se salía a la calle «a matar judíos», aunque simbólicamente, y como acción tutelada, auspiciada y sugerida por la Iglesia Xatólica…..

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar