Homenaje a D Bernardo Giner de los Ríos y al exilio republicano

 

Ayer (pasado) 

Los ochenta años de D. Bernardo”

Por D. Germán Somolinos D´Ardois. 

“D. Bernardo es el presidente de la Institución Libre de Enseñanza. Nombrado por la asamblea general todavía en España (en 1936) y sus manos son las únicas que pueden recibir el patrimonio institucionista cuando el retorno sea posible. Esta razón fundamental en nuestro grupo…” (Grupo de México). 

Y, ello, porque D. Bernardo es: “el alma, el impulso y hasta el obrero manual de nuestro Boletín. Archivo permanente y futuro de nuestra Corporación”; “el fundamento de nuestro grupo”; y, “el aglutinante de todos nosotros”. Sabe “convivir, comprender y atraer hacia sí, los más dispares caracteres de esa heterogénea Corporación, donde todos estamos unidos por el hilo de la nostalgia, la amistad y el culto a D. Francisco y sus apóstoles”. 

Para terminar, diciendo: “Obra callada, obra de soledad, pero con transcendencia para todos. Razón de su autoridad moral permanente en el grupo de exiliados españoles. Son treinta años de edificación continua y, él, que es arquitecto, sabe muy bien que cuando se edifica sobre cimientos sólidos la obra será perdurable. Creo haber repasado algunas de las razones por las cuales D. Bernardo ha sabido cumplir sus ochenta años y sabrá seguir cumpliendo los venideros. Son razones de esperanza, de responsabilidad, de fe y de convivencia…” 

(Boletín Nº 111 / diciembre de 1968. Corporación de antiguos alumnos de la “Institución Libre de Enseñanza” del “Instituto-Escuela” y de la “Residencia de Estudiantes” de Madrid A.C. Grupo de México.) 

Hoy (presente) y mañana (futuro) 

Hay dos Españas”

Por D. Luis Jiménez de Asúa 

(Párrafos seleccionados -por D. Bernardo Giner de los Ríos- de un reportaje hecho por “La Vanguardia” de Buenos Aires al Sr. Jiménez de Asúa, con motivo del homenaje que se le había rendido al haber cumplido el 19 de junio 80 años, homenaje que fue ofrecido por el Profesor don Claudio Sánchez Albornoz, reproducción de “Informaciones parlamentarias”, París, septiembre de 1969.) 

“A medida que Franco ha ido perdiendo energías físicas y mentales -agregó- ha ido también desapareciendo su decisión despótica y unilateral. Grupos creados por él y que han ido evolucionando, han ido produciendo una serie de intereses que son precisamente los que ahora le mantienen. Pero esos intereses por él creados, y que han ido desarrollando no siempre conforme a los deseos de Franco, lo mantienen, como mantuvieron los castellanos al Cid después de muerto, atado al caballo. Y, al mismo tiempo- y esto es lo que importa- se ha ido formando en España, subterráneamente primero y elevándose hacia la superficie después, una serie de pensamientos, de afanes, de sentimientos, que podríamos concretar llamando aspiración democrática. Es decir que, en realidad, hay dos Españas. Una, la oficial, con su caja de truenos y sus amenazas y su policía y su ejército y otra, que es esa subterránea que poco a poco va ascendiendo a la superficie. Un día inesperado se va a producir que esa España soterrada llegue a la superficie y hunda a la otra”. 

“¿Después de Franco? Cuando vino la República -rememora- ella había estado preparada largamente por los que habían formado la Institución Libre de Enseñanza, que fundó don Francisco Giner de los Ríos. Este hombre -que no quería hacer política, que se dedicó a la universidad y la renovó por completo- tenía ideas democráticas y liberales y todos los que formó en su derredor fueron luego de los que realmente hicieron la República, la cual se vino gestando desde los tiempos en que la reina Isabel hizo aquel desatino de destituir a don Francisco Giner y encarcelarlo. Fue una larga formación, una muy larga trayectoria. Poco a poco formamos, en la universidad sobre todo, en diarios y discursos el ambiente. Eso explica que la República viniera en unas modestas elecciones municipales, las del 12 de abril de 1931. Esto fue posible porque había en España aunque existía la monarquía, plena libertad para escribir, hablar, etcétera.” 

(Boletín Nº 116 / diciembre de 1969. Corporación de antiguos alumnos de la “Institución Libre de Enseñanza” del Instituto-Escuela” y de la “Residencia de Estudiantes” de Madrid. A.C. Grupo de México.) 

Hacia la “recuperación” definitiva pues de: la “memoria histórica”; las verdaderas (originarias) “Institución Libre de Enseñanza”, “Instituto-escuela” y “Residencia de Estudiantes” de Madrid; y, en última instancia, el legado ético, político, educativo, cultural, cívico y social de la Segunda República. 

¡Hacia la Tercera República Española! 

* Hijo del Exilio republicano y socialista español e “institucionista” . Doctor en Derecho y ex-Profesor Titular interino de Historia del Derecho Español de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga 

Más artículos del autor 

Salvar la ILE

 

Deja un comentario