Honduras. Dirigente campesino en la mira de sicarios

Honduras se debate entre la supervivencia y el colapso institucional.

El dirigente campesino Rafael Alegría, actual coordinador de la Vía Campesina en Centroamérica y candidato a diputado del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), está en la mira de los sicarios. Según fuentes fidedignas, el atentado contra su vida estaría planeado para después de las elecciones internas del próximo noviembre. Rel-UITA habló con él sobre la grave crisis de derechos humanos que está viviendo el país.

-¿Cómo te enteraste de este plan para acabar con tu vida?

-La semana pasada, varias autoridades, entre ellas el presidente Porfirio Lobo y el Ministro de Seguridad Pompeyo Bonilla, me alertaron sobre la existencia de un plan para asesinarme. Actualmente me encuentro en una situación bastante precaria, sin embargo voy a continuar con la lucha y ya presenté la denuncia ante varios organismos a nivel nacional e internacional.

-¿Quiénes crees que puedan estar detrás de este plan homicida?

-Hay dos vertientes: una social y una política. Por un lado la oligarquía terrateniente, responsable del grave conflicto agrario que se ha desatado en varias partes del país, como por ejemplo en el Bajo Aguán, que no mira con buenos ojos el acompañamiento que he estado dando a la lucha campesina por la tierra.

Por el otro, mi militancia activa en el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP). Soy miembro de la Coordinación Nacional de la Resistencia y candidato a diputado del movimiento Fuerza de Refundación Popular (FRP) del partido Libertad y Refundación (LIBRE). Ya son muchos los compañeros y compañeras de la Resistencia asesinados después del golpe por la mano asesina de los grupos oligárquicos.

-A medida que se avanza en las conquistas del campesinado y se acerca la contienda electoral se recrudece la violación de los derechos humanos…

-Es así. En Honduras vivimos una situación muy complicada. Ante la posibilidad real de que en el país se den cambios importantes a través de la lucha social y política, así como de la participación de LIBRE en las elecciones del próximo año, las oligarquías intensifican la represión contra los líderes de la Resistencia, del partido y de las organizaciones sociales.

-¿Estás tomando alguna medida de seguridad?

-Estamos tomando las precauciones debidas y hay mucha gente que me acompaña constantemente. No tengo pensado, ni planificado salir del país. Me voy a mantener aquí continuando en lucha. Aprovecho la gentileza de esta entrevista de la Rel-UITA para hacer un llamado a la comunidad internacional y a las organizaciones de derechos humanos, para que denuncien lo que está ocurriendo en Honduras y contribuyan a salvaguardar mi vida.

-No hay paz para Honduras…

-En los últimos tres años han asesinado a centenares de compañeras y compañeros comprometidos con la lucha. El reciente asesinato del abogado defensor de campesinos, Antonio Trejo Cabrera, y del fiscal de derechos humanos Eduardo Díaz Mazariegos, es un ejemplo de lo que está ocurriendo.

Lo que queda claro es que existe un grupo de la oligarquía, violento y asesino, que quiere sembrar el caos y el terror para que en el país no se den los cambios y las transformaciones necesarias.

 * Rel-UITA

Más artículos del autor

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar