¿Cuentas en Suiza y mentiras de vídeo?

A mediados del pasado mes de mayo numerosos medios de comunicación publicaron la noticia de que un alto cargo del Partido Popular tenía seis cuentas en el mismo banco suizo que Luis Bárcenas, el LGT Bank. La noticia apareció en plena campaña electoral para las elecciones al Parlamento Europeo.

El anuncio de que otro importante miembro del Partido Popular podía superar el número cuentas que Bárcenas tenía en el paraíso suizo, creaba la expectativa de que el conocimiento de las grandes tramas de corrupción, dentro del PP, no habían tocado fondo.

Pocos días después de las elecciones, comenzó a correr el rumor de que el titular de las citadas cuentas podría ser un ex ministro de José María Aznar, líder autonómico, alejado de focos últimamente y que fue uno de los miembros del Partido Popular que estuvo más cerca de Luis Bárcenas; Javier Arenas.

Tras los resultados de las elecciones europeas y la inestabilidad que han evidenciado dentro del sistema político español, una noticia de esa dimensión vinculada al partido que se encarga en estos momentos del Gobierno de España podría haber tenido unas terribles consecuencias, en el marco de la crisis del régimen de la transición.

Durante los últimos días, los medios de comunicación están repletos de ruido; abdicaciones, coronaciones, reformas fiscales, mundiales frustrados, hermanas de reyes encausadas,… Se trata de un buen momento para que en medio de tanto ruido se diluya una noticia como la que se ha conocido estos días: las seis cuentas de suiza pertenecían a José María Ruiz Mateos.

Dicen que el gran propagandista nazi Joseph Goebbels afirmaba que “la mentira cuanto más gorda, mejor cuela”. La forma en la que hemos conocido la noticia es un tanto inusual; el fiscal suizo encargado del caso lo contó en un programa de la televisión suiza, lo que resulta un poco peculiar teniendo en cuenta la encriptación de datos que ejercen los bancos de aquel país así como el hecho de que se encuentra dentro de un proceso judicial y que no se entiende que el juez Ruz se haya enterado primero por la prensa.

Inmediatamente después de conocerse esa segunda noticia sobre la familia Ruiz Mateos, la revista Interviú desvela el ofrecimiento que habría hecho Ruiz Bárcenas al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, un acuerdo por el que aceptaría una condena de cuatro años a cambio de no causar más problemas al Gobierno.

Quizá la primera demostración de su buena voluntad sea su silencio ante el conocimiento de las seis cuentas suizas. Lo que aquí se cuenta son conjeturas, indicios conspiranóicos, pero quizá, citando irónicamente a Rajoy: “todos es verdad, salvo algunas cosas”.

* ¡Quitándole el fuego a los dioses! 🙂

Ilustración de “El Roto”

Más artículos del autor

 

Deja un comentario