Algunos no lo van a creer, pero el idioma era hijo del trabajo: términos de labriegos, obreros, escritores y carteristas. Ahora también sale de ahí, pero por arriba: empresarios, catedráticos, mediáticos. Y por eso mismo, justo por eso, estamos en una distopía. Jesús Gómez Gutiérrez

LQSomosJesús Gómez GutiérrezLo Quédistopía,Entendimiento,Idioma,lenguaje,palabraAlgunos no lo van a creer, pero el idioma era hijo del trabajo: términos de labriegos, obreros, escritores y carteristas. Ahora también sale de ahí, pero por arriba: empresarios, catedráticos, mediáticos. Y por eso mismo, justo por eso, estamos en una distopía. Jesús Gómez GutiérrezCultura Libre, Comunicación Libre