¿Emergencia nacional?

No estamos en situación de emergencia nacional, sino de emergencia de clase. Sencillamente, la clase obrera está contra las cuerdas. Se rompió el pacto anterior, con el que la explotaban calentito, y ahora está sin pacto, a la intemperie, explotada a bajo cero. La solución no es tratar de recomponer el termostato, sino, de una vez, dar pasos para acabar con los explotadores.

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar