Illes Balears: Memoria y “relato”

Por Isabel Cervera. LQSomos.

Los familiares de republicanos asesinados por el franquismo, represaliados, torturados, encarcelados, víctimas de campos de concentración, perseguidos, expoliados y esclavizados, seguimos en la lucha por una verdad, justicia y reparación que este sistema judicial nos sigue negando bajo la manipulada interpretación de una ley de amnistía que otorga absoluta impunidad a los responsables de crímenes de lesa humanidad, una de nuestras exigencias es la anulación de los consejos de guerra/farsa que sirvieron además para la elaboración del perverso relato de quienes se proclamaron vencedores.

Ese «relato» construido desde declaraciones obtenidas bajo tortura, terror y amenazas no solo permanece en el tiempo, sino que se legitima e intensifica gracias a la inestimable labor de supuestos historiadores que recurren a la Causa General y aquellos consejos de guerra franquistas como única fuente «fiable». Es el caso del cuarto poder al servicio de la derecha oligarca que hoy en día aún los representa, en algunos medios aparece en estos días un fiel extracto de aquellos sumarios de la ignominia haciendo referencia a un republicano que puso en valor la legitimidad republicana rindiendo a la oficialidad fascista/golpista de la isla de Menorca.

Resulta vergonzoso que algunos historiadores se revuelquen con la pluma en la calumnia del relato impuesto durante décadas, resulta indignante la referencia única e indiscutible de quienes siguiendo la Causa General como única fuente citan a un «historiador» llamado Juan Negreira Parets, individuo que merece un recordatorio de su trayectoria de liderazgo nazi a través de la CEDADE en Mallorca, esta es la «fuente». No solo reproducen los llamados historiadores aquella siniestra Causa General, sino que la implementan con militantes del nazismo en ejercicio de la tarea de historiador, gran instrumento para una oligarquía balear que hizo valer aquellos sumarios que convirtieron en victimarios a las víctimas:
«las víctimas del Atlante» ¿Víctimas de su propio asalto criminal a la soberanía popular? ¿Víctimas de la ira popular tras uno más de los bombardeos italianos contra la población civil enviado por el socio de Franco, un tal Mussolini, que el periodista que escribe en «Última Hora» Baleares: Manuel Aguilera, firmando como historiador tanto se empeña en disociar en otro de sus artículos de la voluntad, cooperación y coordinación entre Mussolini y Franco ?

Entre esos presos del Atlante se encontraban líderes de la derecha golpista, elementos clave para el triunfo y avance de aquel «glorioso alzamiento», así como espías y traidores, por ese motivo habían sido hechos prisioneros.

Este periodista, Manuel Aguilera (el periodismo debe basarse en la investigación y contraste de información, de ahí lo de «supuesto»), afirma, refiriéndose al «libelo» del execrable historiador Negreira, por supuesto, basado en la Causa General franquista, que Pedro Marqués asesinó a más de 250 personas y por lo tanto lo califica de asesino: omiten que el derecho internacional contempla muy claramente en su artículo 51, el derecho a la legítima defensa, siempre que la agresión hacia un estado se haya cometido con las armas, como fue el caso, no sirve el supuesto engaño de tinte humanitario que ofrecen estos medios –propagandísticos más que periodísticos– apelando ahora al derecho internacional, para intentar denostar la iniciativa del Gobern balear de hacer público un listado de asesinados y represaliados durante la guerra civil y el franquismo y que hasta la necesidad de sacar a la luz esa realidad histórica pretenden eliminar y querer «su espacio» dentro de ese listado.

Miren, su espacio lo ocuparon hace más de 80 años, con tumbas identificadas en los cementerios, pudiendo doler a sus muertos, pensiones a las viudas y un «reconocimiento» muy propio del régimen basado en el fiel cumplimiento del crimen sistemático contra la legalidad republicana. No admitiré que mi familiar asesinado forme parte de un listado donde aparezcan como víctimas quienes formaron parte activa del régimen del terror fascista que los eliminó.

Sería muy conveniente que los historiadores que realmente tienen voluntad investigadora fueran más allá de esos documentos de la falacia, busquen en los archivos correspondientes el relato de la oficialidad republicana, porque se sorprenderán del apoyo popular al que constantemente se hace mención en esos informes donde se relatan manifestaciones contra los golpistas y en defensa de la legitimidad republicana, desde los cuarteles de Villa Carlos el 19 de julio hasta uno de los bombardeos de la aviación fascista italiana que dio lugar a una masiva movilización popular exigiendo justicia contra los presos fascistas del Atlante.

Que el clero balear jugó un papel fundamental en el progreso y consolidación del golpe fascista es fácilmente comprobable, incluso en esa Causa General que tanto les gustaría volver a reproducir.

El periódico La Vanguardia de 1936 saco a toda página la noticia de Pedro Marqués y a pie de foto «tras devolver la República a Menorca ha sido ascendido».

Antoni Pons Meliá dice exactamente en su libro:
«Tenía 38 años, estaba casado y tenía cuatro hijos, al estallar el golpe militar, los sargentos y suboficiales se hicieron fuertes en los cuarteles de Santiago y de La Explanada. Él, con un piquete, fue a la comandancia y después de rendir al general y los oficiales presentes asumió la comandancia de la isla”.

“Después de diversos hechos luctuosos, realizados por el «o» por sus ayudantes más próximos, fue sustituido por Nicanor Menéndez. Posteriormente fue detenido, juzgado y condenado con atenuantes a marchar al frente de guerra. Acabada la guerra fue detenido por los franquistas y devuelto a la isla donde fue juzgado, condenado y fusilado». Sacar de contexto, mentir y emitir sentencias en acontecimientos como este no deja de ser otra manipulación interesada, un insulto a la inteligencia colectiva e impropio del mínimo rigor periodístico.

Al autor del artículo aparecido en «Última Hora», Manuel Aguilera, se le ve el plumero en su diversidad de artículos donde pretende mostrar siempre un rostro amable/humanitario del fascismo como si fuera posible disociar al ser humano de sus actos.

Solo en este país donde todavía no se pueden juzgar los crímenes de lesa humanidad que cometió ese franquismo contra cientos de miles de civiles y militares pueden cometerse esos excesos literarios: fidelidad a documentos fascistas, nulo contraste en la documentación, injurias sin nada que lo sustente, más que las leyes que llevaron a una muerte segura y a las cunetas a tantísimos republicanos; a la miseria, el robo, el expolio y sometimiento mediante el terror a sus familias.

Hace mención este periodista al presupuesto que se dedicará a indemnizaciones cuando a día de hoy miles de propiedades y bienes no han sido todavía devueltos a las familias de republicanos asesinados por el franquismo y propone la excepción de «quienes hubieran cometido delitos de sangre» ¿Siempre bajo las sentencias de tribunales franquistas? Porque si esa es la base documental nadie o muy pocos percibirán ni la más mínima indemnización.

Pedro Marqués rindió al fascismo en Menorca que permaneció republicana durante los 3 años de su criminal guerra, ese es su delito, imperdonable para ustedes, pero he de decir que nosotras y nosotros tampoco perdonamos, por ese motivo participamos de actos como el del 29 de octubre en reconocimiento y homenaje a las víctimas del franquismo que el Gobern balear ha llevado a cabo con un enorme seguimiento y asistencia. Este es el verdadero motivo de algunos autores de clara posición política disfrazados de neutralidad.

Espero que el listado de víctimas de la guerra civil y el franquismo salga a la luz con los nombres de los asesinados por el franquismo, los amordazados, perseguidos, omitidos y degradados, este listado perdería todo viso de dignidad si en él se mezclan víctimas y criminales.

Invito a los señores Miguel Juan Urbano y Manuel Aguilera, que dejen de hacer apología del fascismo mediante fuentes propagandistas de la causa nazi como Negreira en pro de implementar más, si cabe, la ya insufrible impunidad franquista contra la que seguimos luchando hasta que se haga justicia.

– Imagen: Marineros fieles a la República, en la base naval de Maó
Isabel Cervera en LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar