Impunidad

La censura, todas las censuras, se establecen para permitir la impunidad. En días como hoy, un domingo electoral, con tiempo otoñal, al hablar de censura parece que uno desafina. Estamos en un tiempo muerto de la historia de este país. En cada voto va un trozo de prima de riesgo, de las pensiones, de la libertad, de la independencia y de la autocensura. Uno ve a los volatineros candidatos haciendo piruetas, a la candidata a punto de levitar, mientras las televisiones nos traen constantes malas noticias.

Un programa satírico de la televisión catalana, «Bestiari il.lustrat», ha desaparecido de la parrilla porque en uno de sus emisiones alguien simulaba que disparaba al suegro de Urdangarin. Primero dimitió la responsable del programa y posteriormente fue puesto en la nevera, es decir, suspendido temporalmente. De este episodio se desprenden dos lecciones: siguen existiendo tabús censurados, y en todas las televisiones cuecen habas. Quizás, el límite de TV3 esté en el programa «Polonia», en el que se parodian a todos los políticos y hasta a algunos miembros de la Casa Real. Y yo me pregunto, ¿existe un visionado previo de lo referente a la Casa Real? Porque está claro, es obvio, que han decidido españolizar a Catalunya e incuso a España a través de la presión borbónica, es decir, con la exaltación del último regalo franquista: la corona impuesta. La censura hace una décadas era previa.

Lo que quieren hacer con las actuaciones policiales desde el gobierno del señor del puro es instaurar la autocensura: colocar la prohibición de publicar imágenes de los desmanes policiales es un acto regresivo, un ataque frontal a la libertad de expresión y de opinión. Cada día intentan más impunidad, más recortes de las libertades. Los señores de las porras, llevan unos cascos que no los puede identificar ni la santa que los parió. Censurar esas imágenes es darles barra libre para la represión absoluta. Y establecen la censura para eso. El paso siguiente será prohibir hablar de los políticos. Ya verán.

Voten para evitar todas las censuras y ganar muchas más libertades en la radio y televisión vasca, donde hay censuras muy significativas desde hace mucho tiempo.

 * Publicado en el diario “GARA”

 – Policías sin imágenes, fuente de abusos

 

Deja un comentario