Lo Que comemos

El consumo no responsable de carne acarrea problemas de salud, económicos y ecológicos. Más allá del polémico maltrato a los animales, conviene reflexionar sobre las consecuencias del consumo excesivo de carne en los países ricos y su paulatina extensión a la población mundial.

Según la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la alimentación animal consume el 95% de la producción mundial de soja y el 44% de la de cereales. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la mitad de la pesca mundial se utiliza para piensos.

La producción animal consume 25 veces más recursos energéticos y naturales que los necesarios para producir la misma cantidad de proteína vegetal. De cada 16 kilos de cereales y legumbres dadas al ganado vacuno, se obtiene un kilo de carne: 10 hectáreas de legumbres alimentan directamente a 61 personas al día. La misma cosecha empleada como alimento para ganado sólo proporciona alimento a dos personas. Una hectárea de soja produce 5 kg. de proteína vegetal que alimentaría a 70 personas en un día. La misma soja destinada al ganado proporciona ½ kg. de carne, ración diaria para 3 ó 4 personas. En definitiva, la producción ganadera actual en el mundo consume una cantidad de alimento equivalente a las necesidades calóricas de 8.700 millones de personas, superior a la población actual sobre la tierra.

Llega la Navidad y también las comidas familiares, con amigos... La Navidad es una fiesta eminentemente gastronómica. Junto a los clásicos de estas fechas, como los canalones, la escudella, los polvorones y los turrones, encontramos, cada vez más, platos como los langostinos, la ensalada de piña, el foie gras, entre otros. Pero, ¿de dónde vienen estos alimentos? ¿Cuántos kilómetros han recorrido antes de llegar a nuestro plato? ¿Cómo han sido elaborados?

Un informe de Amigos de la Tierra señala que la media de kilómetros que hace un alimento del campo a la mesa es de más de cinco mil, con el consiguiente impacto medioambiental. Si contamos que algunos de estos productos vienen de cerca, significa que otros llegan de muy lejos. Pero lo más paradójico es que una parte importante de los mismos los podemos encontrar producidos, también, a nivel local. ¿Por qué, entonces, los consumimos de lugares tan remotos? Los salarios bajos, la persecución sindical, la legislación medioambiental flexible en numerosos países del sur que da beneficios  importantes a las empresas del sector son la respuesta. Que este modelo genere gases de efecto invernadero, explotación laboral y alimentos de baja calidad, parece que no importa.

¿Qué pan comemos hoy?

Lo que hoy se denomina pan está muy lejos de serlo. Su deterioro alcanza a todas las  fases de su producción y también al consumo. EN EL CAMPO: se usan semillas de mayor  rendimiento pero híbridas (estériles). Dan harinas de poca calidad panadera, dependientes  de abonos y plaguicidas químicos cuyos residuos quedan en el cereal. EN LA MOLIENDA: el molino de cilindros ha eliminado el uso de la harina integral y, con ella, el salvado y  el germen del trigo, sus componentes más nutritivos, impidiendo el desarrollo natural  de las levaduras. EN LA ELABORACIÓN DEL PAN: Se emplea levadura industrial para  ahorrar tiempo de fermentación (sólo hace la fermentación alcohólica). Se le añaden  sustancias para compensar los nutrientes previamente eliminados (germen y salvado) y  para facilitar la fermentación, conservar la masa y luego el pan e, incluso, simular el  olor a pan. El pan, convertido en un producto altamente industrializado, ha perdido la mayoría de sus cualidades  nutritivas y saludables además de degradarse el conocimiento y la dignidad del oficio panadero.

Los médicos dicen quela dieta mediterráneaes la mejor manera de prevenirlas enfermedades crónicas.

Un noticia muy refrescante acaba de llegar del Reino Unido. Once reputados doctores han dirigido al Primer Ministro, David Cameron,una llamada de atención para situar la dieta mediterránea en el primer plano de la política sanitaria británica.

Aunque la misiva resume los resultados de una investigación centrada en la prevención de las demencias, los investigadores concluyen que la dieta mediterránea puede -y debe- aplicarse en la prevención de muchas otras enfermedades crónicas.

La evidencia de que la dieta mediterránea está en la base de la prevención de numerosas enfermedades crónicas que afectan al mundo occidental, es abrumadora“, afirma el Dr. Richard Hoffman, uno de los firmantes de la carta dirigida al Primer Ministro. Otro firmante, el Dr. Aseem Malhotra, añade esta frase llena de sentido común:

Una buena noticia para celebrar es que el cacao producido por la Asociación de Productores Agroforestales de la Amazonía Boliviana (APARAB) que aglutina a productores de  los departamentos de Pando y Beni  fue premiado entre los 15 mejores a nivel mundial.

“El reconocimiento  se lo realizó el pasado 30 de octubre en el “Premio Internacional del Cacao 2013”  celebrado en el Salón du Chocolat en París. Con este premio la APARAB logró posicionar el nombre de Bolivia como país productor de uno de los mejores cacaos del mundo”.

“El “Premio Internacional del Cacao 2013”, ICA por sus siglas en inglés, es un evento creado por el Salon du Chocolat, el CIRAD y Bioversity International, evento que este año se realizó en París, Francia”

Esta iniciativa internacional tiene los objetivos de que los productores de cacao de calidad y los chocolateros se colaboren entre sí, crear conciencia de la calidad, diversidad y la riqueza de los orígenes del cacao y potenciar la capacidad de los países productores para producir cacao de calidad.

Quizá es una coincidencia que aquellas frutas y vegetales que mas ayudan a ciertos órganos, tienden a compartir una apariencia similar (ejemplo: nueces = cerebro; almejas = testículos; remolacha = riñones; aguacate = útero, etc). Más allá de la sincronicidad entre planta y cuerpo, existe una fruta que los científicos actualmente confían en que es una de las más poderosas para eliminar daños arteriales que puedan conducir a un ataque cardíaco, las granadas.

Jugosa, desordenada y sublimemente deliciosa, esta fruta está indicada por investigadores por ser un alimento protector del corazón que tiene un potencial para deshacer el daño en el cuerpo causado por la “comida basura”.

Esta conclusión fue realizada cuando investigadores científicos españoles testearon un nuevo suplemento en cerdos. El suplemente contenía una mezcla de polifenoles – antioxidantes que están relacionados con numerosos beneficios para la salud los cuales se encuentran también en las granadas.

Banner
  • GENTE
  • ACTUALIDAD
  • HUMOR

@ROJOCANCIONERO - @LUISFARNOS "A la Calle"

 

La Historia de Monsanto Resumida a 70 Segundos

 ¿La deuda es nuestra y tenemos que pagarla?

La guerra por el petróleo y el gas continúa
Gaza es invadida sencillamente para lograr el control del yacimiento de gas Gaza Marine (30 mil millones de metros cúbicos). Vean dónde está situado.

 

LA VIÑETA

INFOGRAFÍA

POBREZA INFANTIL EN EUROPA

Últimos Comentarios en Amasando

  • si esto consideran los entendidos l... .
    hado
  • EN DEFINITIVA TODAS LAS BEBIDAS QUE... .
    IRENE MONZON NORIEGA
  • Muy bueno. Digamos la verdad a los ... .
    jaime alvarez
  • Todos sabemos que las grandes multi... .
    Marcia Verdier
  • esoya se sabe pero la gente no enti... .
    rosa maria

¡PALESTINA LIBRE!

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian