Lo Que comemos

Grandes multinacionales son ahora las dueñas de las más importantes empresas de alimentación españolas. La deslocalización de la producción, con el consecuente cierre de explotaciones agrícolas, la pérdida de cientos de miles de empleos y una peor calidad de los alimentos son los estragos que conlleva el dominio del sector en manos de grandes inversores extranjeros.

Mientras el Gobierno se enorgullece de su “Marca España”, el sector agroalimentario, que supone un 17% del PIB industrial y un 8% del total, traslada sus beneficios fuera de nuestras fronteras. Es el caso de empresas emblemáticas como Campofrío, La Casera, Puleva o Bimbo, vendidas respectivamente a una multinacional china, japonesa, francesa y mexicana.

La lista sigue y nos encontramos con que, desde la semilla al supermercado, diez multinacionales controlan la producción mundial de alimentos. La crisis y el “libre comercio” también han arrastrado a la industria española, que perdió 140 empresas de la alimentación en 2012. Los mercados vuelven a imponerse frente a los pequeños negocios, aunque éstos representen un 96% en nuestro país.

El brócoli pertenece a la familia de las crucíferas. Su riqueza en antioxidantes, fibra, provitamina A y vitamina C, así como oligoelementos como el zinc y el azufre, la convierten en un auténtico tesoro de salud. Entre las coles es la “hortaliza anticancerígena”. ¿Quieres saber por qué?

El brócoli tiene un efecto protector frente a diversos tipos de cáncer (pulmón, próstata, mama, útero, y tumores relacionados con el tracto gastrointestinal). Este efecto preventivo se debe a su gran contenido en nutrientes antioxidantes (beta-carotenos y vitamina C), fibra (soluble e insoluble) y sustancias fitoquímicas entre las que destaca el sulforafano (isotiocianato) y el indol-3-carbinol (indol), que actúan aumentando la actividad de ciertas enzimas que eliminan algunos agentes cancerígenos o los neutralizan.

Los flavonoides, responsables de los colores y aromas de las plantas, son antimicrobianos, anticancerígenos y disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas. Se encuentran en mayor proporción en aquellas plantas que necesitan atraer a las abejas para asegurar la polinización. El brócoli contiene quercetina, un flavonoide que actúa como antiinflamatorio que ayuda a reducir el tamaño de los tumores en algunos tipos de cáncer. También contiene los folatos (ampliamente presentes en esta hortaliza), que protegen frente al cáncer de colon y cuello uterino.

A menudo asociamos comer ecológico con comer caro. Y en tiempos de recortes pensamos que no podemos gastar tanto dinero en alimentación. De hecho, se calcula que un 41% de las familias en el Estado español han modificado sus hábitos de consumo como consecuencia de la crisis, con el objetivo de ahorrar, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Pero los alimentos ecológicos y de calidad no tienen porque ser necesariamente caros. Hay opciones para poder comprar ecológico y a buen precio: alimentos de temporada, de proximidad, compra directa, mercados locales, grupos y cooperativas de consumo… Son alternativas que nos permitirán comer bien y a precios asequibles.

Nos hemos acostumbrado a que, si queremos, podemos comprar nectarinas, uvas, fresas, melón… todo el año. Ya no sabemos si los tomates o las naranjas son cultivos de temporada o no. Hemos desaprendido los ritmos de producción de la tierra y nos hemos alejado del trabajo en el campo. Comprar productos que no son de temporada hace que acabemos pagando más por lo que comemos y obtengamos, además, un producto de peor calidad. Hay que volver a aprender a alimentarnos con frutos de temporada. Que se explique en las escuelas cuando es el tiempo de las cerezas, cuando los árboles dan higos, cuando encontramos granadas en la huerta. Comprar alimentos ecológicos y de temporada nos permitirá comer bien y a un precio que no resultará caro.

Por estos días en los que las temperaturas cambian bruscamente, los resfriados y demás virus nos rondan y nos provocan narices rojas, ojos llorosos, dolor de garganta etc, podemos optar por remedios 100% naturales y dejar que el cuerpo solito haga su labor, por eso  nada mejor que recurrir a los alimentos naturales para reforzar el sistema inmunológico.

1. AJO: El ajo es el rey de los antibióticos naturales, es un concentrado de sustancias antisépticas que mantiene a raya virus, bacterias y hongos, pocos microbios se le resisten. El ajo es muy eficaz para curar la gripe, resfriados, constipados, sinusitis, infecciones por candidas y gripes digestivas. Lo mejor es comerlo crudo, añadido a las ensaladas, sopas y segundos platos.

¿Cómo se prepara?: Para curar un resfriado hay que tomar 1 diente de ajo crudo 5 veces al día.

Efectos secundarios: No se debe tomar ajo si se están tomando medicamentos que evitan la coagulación sanguínea.

2. CANELA: la canela es un potente antiséptico y estimulante que ayuda a detener las infecciones y aumenta la energía para afrontar los resfriados y la gripe. La canela también ayuda a controlar la glucosa en sangre por lo que es muy útil para los diabéticos y para las personas con tendencia al picoteo de alimentos dulces que no consiguen perder peso. Para los deportistas la canela ayuda a mantener la glucosa en sangre y mejora las sesiones de resistencia.

Las cinco enfermedades más comunes en México están ligadas a la producción y consumo de alimentos provenientes de la cadena agroalimentaria industrial: diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, enfermedades cardiovasculares. Algunas totalmente, otras parcialmente, ninguna está desligada. Esto se traduce en mala calidad de vida y tragedias personales, pero además en altos gastos de atención médica y del presupuesto de salud pública, un enorme subsidio oculto para las transnacionales que dominan la cadena agroindustrial, desde las semillas al procesado de alimentos y venta en supermercados. Más razones para cuestionar ese modelo de producción y consumo de alimentos.

En artículos anteriores referí cómo el sistema alimentario agroindustrial solamente alimenta a 30 por ciento de la población mundial, pero sus graves impactos en salud, cambio climático, uso de energía, combustibles fósiles, agua y contaminación son globales.

En contraste, la diversidad de sistemas alimentarios campesinos y de pequeña escala son los que alimentan a 70 por ciento de la población mundial: 60-70 por ciento de esa cifra lo aportan parcelas agrícolas pequeñas, las huertas urbanas el 15-20 por ciento, la pesca 5-10 por ciento y la caza y recolección silvestre 10-15 por ciento. (Ver ¿Quién nos alimentará? y www.etcgroup.org). Agrego ahora datos complementarios, de la misma fuente.

El próximo 16 de octubre es el Día Mundial de la Alimentación. En los últimos 5 años hemos secundado fechas significativas como el Día Internacional de las luchas campesinas (17 de abril), el Día mundial de medio ambiente (6 de junio) y el Día Mundial de la Alimentación (16 de octubre). Desde muy diferentes territorios, actividades y culturas, hacemos teoría de nuestra práctica y la comunicamos de forma coral contra los atentados al derecho de las personas y de los pueblos a una alimentación saludable, segura y suficiente.

El pasado domingo 6 de octubre los GAKs y La Garbancita Ecológica abrimos la campaña del día mundial de la alimentación equiparando la seguridad alimentaria con la producción y el consumo responsable de alimentos agroecológico. De esta forma nos sumamos, con nuestros propios contenidos, a la campaña de la FAO “sistemas sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Las soluciones de la FAO contra el hambre se apoyan en el mismo sistema alimentario internacional causante del hambre. Por eso son incapaces de dar de comer a todos los hambrientos y abren un nuevo campo de problemas alimentarios: las enfermedades y muertes debidas a la malnutrición por comida procesada llena de tóxicos.

Banner
  • GENTE
  • ACTUALIDAD
  • HUMOR

GAZA: FURIA y ORGULLO

 

Francotirador israelí mata a voluntario

¿Quién está detrás de PODEMOS?

La guerra por el petróleo y el gas continúa
Gaza es invadida sencillamente para lograr el control del yacimiento de gas Gaza Marine (30 mil millones de metros cúbicos). Vean dónde está situado.

 

LA VIÑETA

INFOGRAFÍA

POBREZA INFANTIL EN EUROPA

Últimos Comentarios en Amasando

  • Bueno aunque la hamburguesa sea art... .
    mouses
  • quiero saber el nombre de una fruta... .
    soledad
  • José Miguel, a mi la harina panific... .
    Miguel Guiaceliacos
  • Hola Miguel buenos dias, Aver mi su... .
    José Migue
  • cual es el porcentaje de población ... .
    hector

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Homepage-Sicherheit