LQSomos. Sala de cine

Leo un listado de “las treinta y cinco películas más importantes”, de un compañero de loquesomos.org, y no resisto a la tentación de responderle.
 
Todo intento de elaborar un listado de los cien cuadros más importantes, los cien libros más bellos o los veinticinco países imprescindibles a visitar antes de morirte está condenado al fracaso.
 
A lo más, podemos afirmar que fueron los lugares que más nos conmovieron, los libros, los lienzos y las pelis que más influyeron en nuestra formación. Pero creo que jamás podrá hacerse un balance serio sin tener en cuenta las circunstancias en las que la obra se realizó, las circunstancias que rodearon la creación, así como el momento en que ésta se llevó a cabo. Otra cosa es su realización como aporte a la lucha de clases.
 
Posiblemente las obras que más contribuyeron en su día a despertar mi conciencia, a partir de los años sesenta, fueran las obras de teatro Guillermo Tell tiene los ojos tristes, así como Tierra roja,de Alfonso Sastre ambas. También las pelis Odio en las entrañas (Martin Ritt), Rocco y sus hermanos (L Visconti), así como Sacco y Vanzetti (G. Montaldo). Pero no olvidaré jamás La Reina de África (J. Houston), El crepúsculo de los dioses ( B. Wilder), Sólo ante el peligro (F. Zinneman) (con toda su carga de denuncia ante la cobardía de un pueblo, que puede y debe extrapolarizarse a la caza de brujas del maccarthismo). ¿Cómo elaborar un listado de las pelis más importantes del cine mundial e ignorar La jungla de asfalto,El tercer hombre, Cartas de una desconocida, Cantando bajo la lluvia, Surcos, Muerte de un ciclista?¿Cómo elaborar una lista de pelis y no mencionar Surcos y Cómicos (J ABardem), ¡Bienvenido, Mister Marshall! (L G Berlanga), Johnny cogió su fusil? (D. Trumbo) En cualquier caso, con algo más de setenta años de cine a mis espaldas como espectador, ahí va mi modesto listado de filmes favoritos. Pero creo que, ante todo, hay que situarse en el contexto histórico en el que se hicieron las pelis, pues no todo el mundo disfrutará hoy día lo mismo de Metrópolis (F, Lang) o El viento (V. Bjöstrom), por sólo poner dos ejemplos, que cuando fueron realizadas. El contexto y los condicionantes económicas y de censura convierten hoy en autentica joya De aquí a la eternidad, ya que el maccarthismo le impidió a Dalton Trumbo firmar su propio trabajo. En cualquier caso, vayan ahí, sumadas a las más arriba mencionadas, mi muy personal listado de pelis, sino imprescindibles, sí favoritas:
Foro de la Imagen y sus Lenguajes Multidisciplinarios*.
 
Dejemos de formar servidores dóciles para la farándula audiovisual, lo que hace falta son profesionales de la Imagen, multidisciplinarios, críticos y creativos.
 
Lo que hay que Ver:
 
Detrás de cada Imagen producida para un interlocutor audiovisual, está una posición política, un conjunto de certezas y de dudas obedientes a una manera específica de comprender el mundo sus problemas y sus soluciones. Hay cineastas que luchan con sus ideas para cambiar lo que entienden como injusticias, errores o desviaciones sociales y hay cineastas que están muy contentos con el mundo tal cual se ofrece. También los hay intermedios e intermediarios, ambiguos, anodinos, eclécticos, reformistas… estos últimos son los peores. Estudiar los lenguajes multidisciplinarios de la Imagen, analizarlos e incluso denunciarlos, sin una acción consciente, científica… es trabajo insuficiente. A la larga muchas escuelas terminan convertidas en muladares para desplantes contemplativos y estériles. Hay estudiantes y profesores a quienes nada les importa la realidad socio-económica y cultural, plena de calamidades, que aqueja a la humanidad. Contra esas posiciones es urgente un debate definitivo… definitorio.
 
Hay que ver en qué estado está la producción de Imágenes y su estudio en las aulas. Sus atrasos y deformaciones. Hay que ver a qué clase de vicios del “glamour” se somete a muchos estudiantes para venderles cuentas de vidrio cinematográficas entre ilusiones y fraudes. A cambio hay que hacer que ocurra el acto extraordinariamente complejo de producir, exponer, analizar, enriquecer el conocimiento de la Imagen en colectivo, guiado por un programa científico, con docentes militantes de la honestidad teórica y estudiantes comprometidos en actuación social plena. Ver que se garantice la independencia económica y política de la ciencia, su independencia frente a los devaneos mercantiles o sectarios, su rigor y su capacidad de intervención social en la producción del conocimiento. Ver de manera colectiva, crítica y dialéctica que se tenga por certeza la mayor pasión por la verdad y la fortaleza de la ciencia al servicio de la libertad humana y de su comunicación no alienada. Ver que las aulas y los talleres no sean burbujas indiferentes a lo que pasa en las calles, en las fábricas, en las cabezas y los corazones de los pueblos y en la lucha de clases.

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo

Solemos asociar la política con dos extremos: un performance público ridículo y de mal gusto o una oficina a puertas cerradas en donde turbios personajes deciden en su beneficio el destino del resto de los mortales. El cine, en algunos curiosos casos, ha sido capaz de interpretar de manera lúcida ambas manifestaciones. De hecho,  es quizás el medio artístico que mejor lo ha logrado.
 
El abordaje audiovisual frontal de temas políticos ha florecido especialmente en el género documental. Sin embargo importantes directores de cine, entre ellos algunos de sus principales genios como Orson Welles, Glauber Rocha, Stanley Kubrick y Charles Chaplin, han  intentado proyectar la luz del Séptimo Arte en la frecuentemente oscura habitación de la política. El resultado ha ido desde la burda propaganda ideológica hasta obras de extraordinario poder para generar cambios de conciencia.
 
En una famosa escena de la película The Matrix, el protagonista tiene la opción de tomarse una pastilla azul para permanecer en un mundo de felicidad ilusoria o engullirse una pastilla roja y abrir los ojos a la cruda – pero liberadora – realidad. Si decides tomar esta, a continuación compartimos contigo una selección de filmes, que aunque nos presentan un universo más denso y con menos finales felices que el de los éxitos de taquilla de Hollywood, a cambio nos promete una pequeña puerta abierta para que podamos impunemente husmear detrás del telón desde donde se manejan los hilos del poder.

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo

El cine y el socialismo eran compañeros de clase a principios del siglo XX.
 
A veces, en conjunto, creció, se enamoró, se lastimo, se desilusionó y continuo aprendiendo.
 
Esta lista es incompleta y errores inevitablemente truncada, rescata la historia del cine con la mejor y más bella de las encarnaciones de los ideales de izquierda.
 
Un trabajo de recopilación realizado pare el “Diário Liberade”, portal anticapitalista da Galiza e os países lusófonos.
La última película del director de cine Ken Loach revive el año en el que los británicos “vivieron como socialistas” y desarrollaron el Sistema Público de Salud la propiedad estatal y el concepto de bien público (no privado). En el citado artículo se define ese espíritu del 45 y se dan testimonios de personas que aún recuerdan el nacimiento de una nueva era.
 
Ray Davies, un veterano de guerra de 83 años, un hombre fuerte, elocuente y digno, que fue concejal por Caerphilly durante 50 años, recuerda que en 1945 tenía 15 años y ya llevaba dos trabajando en las minas de Gales:
 
“En aquellos días lo más importante era el carbón, no la seguridad“, dice. “Estábamos trabajando en el pozo cuando nos llegó la noticia: los laboristas habían ganado las elecciones con una mayoría aplastante”. A los mineros, tipos fuertes y duros, se les saltaban las lágrimas. Decían: “Ray hemos soñado con esto toda la vida; el control público del ferrocarril, de las minas y de la banca, de los empleos y de la vivienda. Vamos a tener servicios sanitarios.” Ray todavía se emociona al recordarlo. “Cuando acabó la guerra debíamos billones a los americanos, no teníamos nada, pero dijimos: “¡a la porra con la deuda, vamos a levantar el país!” ¡y así lo hicimos! La esperanza de vida media para un minero era de 42 años. Después empezó a aumentar. Era maravilloso ver cómo las cosas mejoraban para los hombres y las mujeres del pueblo”
Consistencia y levedad de aquellos sabores.
 
Todo acercamiento a la posible trascendencia de Fresa y chocolate (1993, Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío) debiera pasar por el tamiz de que ninguna película es capaz de cambiar la mentalidad sectaria, intolerante, machista, y de ascendencia hispana, judeo-cristiana y católica, que ha gobernado en los primeros doscientos años de historia nacional. El cine puede contribuir, atisbar un futuro de aceptación y proponer el reconocimiento de la diversidad sexual que conlleve la aceptación y comprensión de la homosexualidad, así como el emplazamiento activo y crítico a la sociedad discriminadora y represiva.
 
Por mucho que algunos y muy conocidos filmes de la misma década (1)  que Fresa y chocolate se relacionen con, o aborden de lleno, las vivencias de un personaje homosexual, todavía la imaginería fílmica se mantiene sujeta, por lo regular, al signo de lo escabroso, y la mayoría de estas películas continúan aferradas a la timidez, los circunloquios, las fobias más o menos solapadas de sus realizadores, o al regusto pueril en las exterioridades paradójicas, es decir, “la pluma” o la sordidez. Cuando se toca el tema, casi siempre el contacto tiene lugar desde la comodidad del que contempla y comenta, como si los valores y conflictos inherentes a la especie humana (la necesidad de ser aceptado, de vivir en un ambiente de afecto y armonía) no fueran similares para todos, independientemente de la inclinación sexual. Valga reconocer que, a pesar de las limitaciones, la mirada a lo gay se ha ensanchado como respuesta también a los imperativos de la sensibilidad posmoderna, con su esencial predilección por las otredades y la diversidad, su regusto en lo ambiguo, lo andrógino, lo indeterminado, lo femenino hiperbolizado, lo carnavalesco y rupturista, además de la evidente tendencia hacia lo marginal y desacralizador.
Banner

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

¡PARTICIPA!

Elegimos 25 películas de ficción para conocer, entender y cambiar el mundo. ¡VOTA!

  • ACTUALIDAD
  • GENTE
  • HUMOR

Recorre calles de Madrid marcha solidaria con Venezuela

Spanish "Marches for Dignity" violently disrupted by police

Fanfarria Taquikardia

 

Obama ha metido todos los ingredientes en la olla, la ha cerrado y ha encendido el fuego:
Despliegue de tropas de la OTAN en países de la Unión Europea sin que ningún  “lider” europeo tenga nada que objetar. Reunión la semana pasada para decidir el futuro de Ucrania con la asistencia de EEUU, Rusia y “gobierno” ucraniano sin presencia europea (¡) (Catherine Ashton no representa a la Uninón Europea). Presiones evidentes para que se firme el tratado de “libre comercio” USA-Europa. Amenazas contra Rusia. Manipulación de los mercados,  obligando al ínice alemán DAX (y a todos los otros) a rebotar cada vez que (lógicamente) inician una bajada.

 

LA VIÑETA

ENCUESTA

#MarcaEspaña ¿Quién de ell@s la representa mejor?

INFOGRAFÍA

¡Campeones en Europa!

Últimos Comentarios en Candilejas

RSS

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Homepage-Sicherheit