LQSomos. Especiales. Mp3

La periodista Pilar Urbano acaba de publicar un libro documentando que el Rey Juan Carlos, Jefe del Estado y Jefe de las Fuerzas Armadas, fue el verdadero motor del 23-F. El texto, titulado La gran desmemoria. Lo que Suarez olvidó y el Rey prefiere no recordar, está basado en confidencias del ex presidente Adolfo Suarez y del antiguo secretario de la Casa Real Sabino Fernández Campos. Y semejante acusación, que convierte al pueblo español en súbdito de los caprichos de un déspota, no puede obtener el silencio como respuesta. La verdad histórica pasa por la exigencia de responsabilidades al Monarca por un presunto delito de Alta Traición (para eso no hay impunidad constitucional que valga) o soportar la impostura de una democracia de corta y pega.

Es urgente desclasificar sin más dilación todos los archivos secretos sobre el golpe del 23 de febrero de 1981, mal llamado “tejerazo”. Luz y taquígrafos. A un golpe de Estado militar que se perpetuó con la imposición de una cruel dictadura no puede sucederle otro golpe de Estado borbónico consentido como democracia. Llueve sobre mojado. Diluvia.

Lo que sigue es la reproducción de un artículo sobre el mismo tema publicado hace ahora un año:

¿Ha cometido el Rey delito de Alta Traición?

Cuando ya pensábamos que estábamos curados de espanto, cuando la anestesia colectiva suministrada por los discípulos “goobelianos” patrios parecía admitir cualquier trágala, salió a escena el inefable Cristóbal Montoro. En plena representación de esa obra teatral trágico-burlesca en que se ha convertido el devenir diario de nuestro país, nuestro ufano ministro decidió subir al escenario. Pero no crean ustedes que se conformó con un papel secundario, ¡no!, ya ni siquiera le valía hacer de protagonista. Quería, al menos por un día, ser el director de la representación teatral, y establecer las correspondientes acotaciones.

Y sus indicaciones a sus conciudadanos, convertidos en actores secundarios de una obra de terror, eran dos. Por un lado, deberían mostrar su inmensa felicidad y alegría por un dato de déficit público, el correspondiente a 2013, completamente maquillado y alejado de la realidad. Por otro, de manera chulesca, reprendió a Cáritas por ofrecer dotes de realismo sobre cómo es la vida cotidiana de millones de españoles, mísera.

Con razón un atento observador e inversor internacional afirmó, tras unas estruendosas carcajadas, “Spain is becoming my favourite Banana Republic”, algo así como “España se está convirtiendo en mi República Bananera favorita”. Yo simplemente le comenté que no éramos una República sino una Monarquía, a lo que él respondió, “No problem, Spain is becoming my favourite Banana Monarchy”.

La respuesta, en clave exclusivamente represiva, del Gobierno del Estado a la gran movilización del 22 de marzo y a las que se están celebrado posteriormente, ha puesto una vez más de manifiesto que el actual Régimen es ya totalmente incapaz de dar solución alguna a los gravísimos problemas sociales y democráticos que sufrimos las clases trabajadoras y Pueblos del Estado Español.

La represión brutal y la manipulación mediática más burda son ya sus únicos recursos.

La monarquía borbónica fue un elemento clave en la construcción del actual Régimen y sigue siendo un elemento esencial para su supervivencia. Abolir la monarquía es un paso imprescindible para avanzar en un Proceso Destituyente que abra las puertas a los Procesos Constituyentes que los Pueblos y clases trabajadoras del Estado necesitamos para acabar con esta pesadilla, cada día más insoportable, en la que nos obligan a vivir.

Desde diferentes ámbitos se está empezando a construir una movilización general de carácter socio-político para el otoño. La Coordinadora 25S contempla con ilusión ese proyecto que podría ser definitivo en el impulso al Proceso Destituyente.

La Coordinadora 25S ha convocado para el sábado29 de marzo una movilización en la Plaza de Neptuno a las 19h, precisamente con esos lemas: “Abolición de la Monarquía”; “Procesos Constituyentes”. A estos lemas iniciales, tenemos que añadir el de “Contra su represión, nuestra resistencia y solidaridad”, porque consideramos que a su represión, que es un arma directamente política, que tiene como finalidad amedrentar al movimiento popular para neutralizarlo y reproducir su sistema, sólo podemos responder hoy con más convicción que nunca con nuestra “Resistencia y Solidaridad”.

Las encuestan señalan que la monarquía ha perdido respaldo popular, es entonces cuando a la oligarquía que la sostiene, por pura conveniencia, se le ocurre montar una campaña de renovación de imagen del monarca. El batacazo de Botswana fue lo último de lo último que los españoles esperaban del jefe del Estado. La hazaña de Juan Carlos I significó la maldición del elefante muerto que ha desatado toda una serie de calamidades que ni siquiera tienen comparación con las vicisitudes de la familia real inglesa en su “annus horribilis”. La foto, al margen, con el pobre elefante abatido y el Rey con el rifle en mano es para enmarcar, y para acabar de joderla sólo faltaba conocer la vida y milagros de su yerno Iñaki Urdangarin que como pecado capital fue el de imitar a su real suegro al montar una sucursal de negocios reales. “Allí donde fueres haz lo que vieres” y el tal Iñaki y la Infanta Cristina como el sueldo de La Caixa no era suficiente para comprar un palacete en la zona más distinguida de Barcelona se lo tuvieron que montar a imagen y semejanza. Para “ser alguien”, es decir, para ser ricos y vivir a cuerpo de rey se copia el negocio del monarca titular, el negocio es fácil: “Hola soy Iñaki le puedo preparar un evento deportivo y le paso una estupenda factura” El complaciente interlocutor: “Majestad ya puede ir preparando la estupenda factura” De tal palo tal astilla. La familia real ha tenido un tratamiento exquisito. La cara bonita de la Zarzuela y del palacio de Marivent, pontifican a una realeza de cuento de hadas. La prensa comercial ha tenido en la Casa Real uno de sus tabús más gloriosos, solo se hablaba y escribía bien del Rey, o no se habla. El populacho no está enterado del todo de las andanzas del monarca en este periodo de silencio y ometa al más puro estilo siciliano se extendió por los medios de comunicación. Nadie sabe, sólo se intuye, cuál es la razón para mantener al monarca bunquerizado en un palacio de cristal.

El alcance de un poeta.

Cantan a Machado como si fuera una postal bonita, de paisajes. Que no han leído a Machado, es obvio. Y si lo han leído, no lo entienden. Esta «nación casi analfabeta, donde la ciencia, la filosofía y el arte se desdeñan por superfluos» convierte a Machado en un cicerone que besa a los niños y regala dulces. Hace tiempo, las grandes mentes de esa nación se toparon con cierto poema de Tristan Zara y se mordieron la lengua para no exclamar: «¿Pero cómo? ¿Qué pudo ver en él el padre de las vanguardias?». Buena pregunta, pero cómo (pueden ser tan ignorantes). Va Machado por el mundo y surge un día por dadá y otro en la Suite furlana de Pasolini, que empieza con este verso: «Mi juventud, veinte años en tierras de Castilla».

Setenta y cinco años después de su muerte, festejan a Machado sin conocer a Machado. No entienden el alcance del poeta. No quieren saber del prosista, envuelto en la bandera tricolor. En el último libro del hombre que se negó a abandonar Madrid cuando decían que Madrid iba a caer, se lee: «Pienso en España vendida toda» (La guerra, 1936-1937). Conocer a Machado es reconocer que España está enterrada en Colliure, advirtiendo a sus jóvenes contra los jóvenes sin juventud que, «ya maduros, mejor diré, ya podridos, levantan en la retaguardia de sus ejércitos mercenarios los estandartes de la reacción». Y en Colliure seguirán, Machado y España, hasta que la gente vuelva a ser República y se gane el derecho a pensar, como Carver: «Todo es perfecto, Machado está aquí».

Lo que entonces se pudo, hoy es una necesidad

Tras las elecciones del 19  noviembre de 1933, el triunfo de las derechas trajo consigo los que se vino a llamar el bienio negro.  Al igual que en la actualidad, la llegada a la derecha al poder fue nefasta para la República, del mismo modo que la llegada del partido monárquico neofascista español(PP) ha sido nefasta para el pueblo en general, como si hubiesen intentado plagiar lo ocurrido con la llegada al poder de las derechas en tiempos de la República, la principal misión de aquel parlamento fue acabar con todos los logros de la joven República, en ambos casos parece como si la única misión de la derecha sea volver al pasado, en deshacer los logros sociales del pueblo.  Posiblemente, lo ocurrido entonces y ahora, quien mejor lo resume es el propio Gil Robles: 

“Fueron muchos los patronos y terratenientes que en cuanto llegaron las derechas al poder, revelaron un suicida egoísmo, disminuyendo los salarios, elevando las rentas, tratando de llevar a cabo expulsiones (despidos) injustas v olvidando las desgraciadas experiencias de los años 1931 a 1933”.

Entonces la reforma agraria, quedó totalmente paralizada, ahora la Ley de la dependencia y los derechos laborales y sociales de todo tipo, como si entonces como ahora las derechas se empeñasen en un suicidio colectivo de España como nación. Ni entonces ni ahora vamos en dirección de ver la luz al final del túnel, al contrario vamos cuesta abajo y sin frenos hacia un negro foso, que puede dar como resultado último la desmembración de España como nación, sin ser eso lo más grave.

Banner
  • ACTUALIDAD
  • GENTE
  • HUMOR

Si te pega es maltrato, denúncialo... 

 

TMB es burla de les peticions de Stop Pujades

 

 

Fanfarria Taquikardia

 

Jueves, 14h30. Habla el Presidente del BCE, Mario Draghi. El Consejo ha dejado igual los tipos de interés. Dice Draghi que la perspectiva de una baja inflación está basada en una economía débil y que si hace falta, el BCE estaría de acuerdo en aplicar medidas no convencionales, la famosa compra de activos (estímulos monetarios) de los que veníamos hablando aquí..

 

LA VIÑETA

INFOGRAFÍA

#MarcaEspaña

Últimos Comentarios en Especiales

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Homepage-Sicherheit