LQSomos. ¿Democracia?

La historia de El País es magnífica: cuatro antisistema estaban de romería cuando veinte de los cuatro apalearon un coche de las fuerzas del orden, le rompieron la luna trasera, lanzaron petardos y, tras atrincherarse detrás de varios contenedores de vidrio, los volcaron e insistieron en atacar a los antidisturbios, quedando finalmente el desigual combate en 14 a 9 a favor de los terroristas, siendo 9 los ídem y 14 las débiles y encantadoras viejecitas de la UIP.

No sé qué fuma la falange de niños y niñas de papá que escribe en el otrora periódico independiente cuando no están los trepas de la transición. Tampoco importa. Los testigos directos, entre los que me encuentro, dirían que la policía cortó la calle Atocha cuando no había pasado nada y se dedicó acto a seguido a lo suyo, a saber, tirar de gatillo al aire para asustar, amagar un par de cargas para disolver y tirar más y más de gatillo, mientras todas las cámaras que estaban en la esquina con Luis Vélez de Guevara se pegaban a un contenedor minúsculo para que la llama ridícula que ardía en su interior pareciera un incendio. Después, un rato de caos por cortesía de los nacionales, con varios heridos y detenidos.

El 23-F fue el golpe de Estado por antonomasia de la democracia. Un intento violento, con banda armada uniformada al mando, para alterar sustancialmente el marco de derechos y libertades salido de las urnas.

Aunque “el tejerazo” no triunfó, según la tesis oficial. El golpe, liderado por el preceptor del Rey y el general más monárquico del Ejército, fue frenado por el Rey en su condición de jefe de las Fuerzas Armadas, y así fue como la democracia salió reforzada. Cosas veredes.

Pero si ampliamos el foco y entendemos como “golpe de Estado” todo hecho traumático, aunque no sea un acto de fuerza, que modifica la arquitectura del sistema político, en España no ha habido un solo 23-F sino tres más, y un “golpe de mano” de propina que persigue parecidos propósitos por medios menos bruscos. Golpes perpetrados todos ellos al margen de la voluntad general, aunque lleven el aval preceptivo del Parlamento, donde reside la soberanía nacional cuando el pueblo inverna.

“El que no sabe es un imbécil; el que sabe y calla, es un criminal” B. Brecht

Están ahí, en la Plaza de la Feria, al pie de la Delegación del Gobierno, ese colosal edificio al que, en estos momentos, solo le falta la “gallina” y el yugo y las flechas.  Llevan ahí acampados más de 36 días, -por no extenderme aquí hablando de los 35 años que llevan resistiendo en los campos de refugiados-. La gente se les acerca y les da ánimos.

Con sus plásticos contra la lluvia y sus alfombras; con su bandeja y sus vasos para ofrecernos un te cuando nos acercamos para conversar con ellos; con su bandera de la República Saharaui Democrática y reivindicando al Frente Polisario; con su actitud, aquí y en los campamentos, están dándonos al mundo una lección de tenaz resistencia, de dignidad, precisamente en estos días en que “se dispara” el amor fraterno y la solidaridad en el mundo cristiano, “son readmitidos” todos los despedidos en el último año y “encuentran casa” todos aquellos que carecían de ella.

Hay victorias holgadas que pueden incubar pírricas derrotas. Todo depende de si los derechos han sido conquistados desde abajo o, por el contrario, otorgados desde arriba. Sobre la Ley de Seguridad Ciudadana planea ese conflicto.

Impedir que vea la luz es un imperativo ético que implica a toda la sociedad. Pero la iniciativa compete directamente al 15-M, cuyo desmantelamiento es el propósito inconfesable de la totalitaria norma. El riesgo, sin embargo, radica en que las mismas organizaciones institucionales que trajeron el austericidio pretendan abanderar en exclusiva su refutación para reinventarse políticamente. De suceder esto, como el Cid después de muerto, la aborrecida ley habría alcanzado sus últimos objetivos militares: acabar con las raíces de la protesta.

Los tahúres de la política, y los dirigentes gubernamentales, los parlamentarios y los líderes de partidos lo son por elevación, no suelen enseñar todas las cartas del juego que se traen entre manos. Y cuando se ven obligados a mostrarlas, siempre se guardan un comodín en la manga. No hay propuesta política de calado que no valla precedida de un globo sonda para pulsar la opinión de la ciudadanía. Ni existe proyecto estructural que no contenga un Plan B para usarlo como alternativa en caso de que el inicial, el visible mondo y lirondo, fracase. Bien porque al ponerlo en marcha se busquen efectos no declarados, o bien porque se incite el éxito por meandros y carambolas a varias bandas. Alfonso Guerra, en su etapa de referente de los “descamisados”, hizo época al calificar al presidente Adolfo Suarez de “tahúr del Misisipi”, tal era la habilidad en la política y en el mus del ex jefe del partido único franquista.

Ayer no tenia nada que celebrar, aunque este conjunto de pueblos al que llamaron España es festivo, lo que me ha permitido este contacto matutino, el motivo porque lo es, no lo es para mi. No puedo celebrar una Constitución creada sobre los cimientos de un Régimen fascista, en cuyo preámbulo lo primero que debió ser cuitado   era una rotunda condena al régimen precedente, a sus numerosos crímenes y asesinatos, al haberse instaurado tras un golpe de estado y 3 años de guerra civil, rompiendo con la República que fue el gobierno que el pueblo libremente había elegido. Siguiendo ese preámbulo, con la expulsión del ejercito y retirada de todos los honores y prebendas al probado asesino, General Franco, así como a todos aquellos militares que se sumaron a la sublevación, para seguidamente rehabilitar y colocar en el escalafón castrense a todos aquellos militares que cumpliendo con lo que había jurado, permanecieron fieles a la República y por ello dieron su vida la gran mayoría y terminando el mencionado preámbulo con un compromiso de poner todos los medios para que todos aquellos combatientes republicanos que fueron asesinados y enterrados en lugares ignominiosos, fueran recuperados y enterrados con los honores que se merece aquel que da la vida por defender la legalidad y por ende la rehabilitación de todos aquellos juzgados por tribunales ilícitos de raíz, con penas de muerte o durisima prisión, y que después de cumplir condena fueron privados de los empleos que eran suyos en justicia.

La Constitución del Reino de España nació con la vocación, no propia, sino de sus macarras padres, de ser prostituida por gobiernos de distinto pelaje pero igual índole. Una Constitución preñada permanentemente, que cuando para o explote porque no habrá parto natural posible, ni quien se acerque a hacerle una cesárea por miedo a que al reventar le sepulte, será como el Armagedón que asolará definitivamente la tierra. Un terreno donde debería crecer la hermosa semilla de la auténtica aunque imperfecta democracia, el antifascismo y los derechos humanos.

Cuando uno tiene abuelos asesinos, ruines padres y maleducadores maltratadores no cabe más que ser el recipiente de sus necesidades, aguantar órdenes y tragar hasta estallar. Lo que mal empieza mal acaba.

Cuando los traficantes del poder ya habían abusado de la carta magna, incluido su magno firmante, nos seguían vendiendo a los sumisos súbditos que esta era casta y pura, pues hablaban de ella en términos de adoración católica, es intocable, es inviolable, es incuestionable. Pero era portadora del pecado original transicional. Solo sus padres y más familia política podían tomar sus ajadas hojas y mancillarlas, porque nunca fue joven, nació vieja, caduca y usurpadora de otra Constitución legal, que no legalizada por el miedo de unos y los intereses de otros como la del 78.

Banner
  • ACTUALIDAD
  • GENTE
  • HUMOR

Recorre calles de Madrid marcha solidaria con Venezuela

Spanish "Marches for Dignity" violently disrupted by police

Fanfarria Taquikardia

 

Obama ha metido todos los ingredientes en la olla, la ha cerrado y ha encendido el fuego:
Despliegue de tropas de la OTAN en países de la Unión Europea sin que ningún  “lider” europeo tenga nada que objetar. Reunión la semana pasada para decidir el futuro de Ucrania con la asistencia de EEUU, Rusia y “gobierno” ucraniano sin presencia europea (¡) (Catherine Ashton no representa a la Uninón Europea). Presiones evidentes para que se firme el tratado de “libre comercio” USA-Europa. Amenazas contra Rusia. Manipulación de los mercados,  obligando al ínice alemán DAX (y a todos los otros) a rebotar cada vez que (lógicamente) inician una bajada.

 

LA VIÑETA

ENCUESTA

#MarcaEspaña ¿Quién de ell@s la representa mejor?

INFOGRAFÍA

¡Campeones en Europa!

Últimos Comentarios en La Calle

HABLAMOS

Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) English French Galician German Greek Italian Portuguese Russian

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Homepage-Sicherheit