Intento 2: nueva demanda por una escultura del dictador Franco

arte118«El problema es que exista esta fundación»

La Fundación Franco demandó nuevamente al artista Eugenio Merino por 12.000 euros, vuelven a demandar al creador por su obra ‘Punching’, en la que usa la cabeza del dictador como saco de boxeo.

Esta es la segunda vez que el artista recibe un ataque por la vía judicial por parte de esta institución, que alegó que la actitud de Merino «lleva al ataque de los derechos al honor de la Fundación Nacional Francisco Franco», la atención especial de la fundación hacia el arte de Merino viene de lejos. En concreto, en febrero de 2012, cuando expuso en ARCO Always Franco, donde colocaba al dictador congelado dentro de una nevera de Coca-Cola.

“La obra pretende llevar a la reflexión»… «Pretendía representar la manera en que la imagen de Franco sigue permanente en nuestra cultura».

Merino, a través de su abogado Jorge Laguna Alonso, respondió que la Fundación Franco demuestra «una especie de manía persecutoria que en absoluto ampara nuestro derecho, con evidente mala fe y abuso del Derecho» y afirma que la nueva obra, como ya «Always Franco» antes, representa «un ejercicio legítimo del derecho a la creación artística y a la libertad de expresión».

En julio de este año, la jueza Rocío Nieto Centeno desestimo la primera demanda, pero los franquistas volvieron a la carga alegando esta vez que «la libertad de creación no representa un ilimitado derecho cuando entra en colisión con otros que son mermados». Mientras que cientos de artistas apoyan a Merino, la justicia deberá expedirse otra vez frente a la nueva demanda contra el arte.

El escultor denuncia que «vender la marca España sin la figura de Franco es mentira, existe una clara contradicción española por muchas razones», a causa de la permanencia de instituciones que aparan la figura del dictador. Merino se muestra optimista y está seguro de que esta vez tampoco «van a ganar».

Notas relacionadas:

Deja un comentario