Redacción. LQS. Agosto 2018

En marzo participamos en el acto de presentación de la exposición “Presos políticos en la España Contemporánea”, de Santiago Sierra, censurada en ARCO 2018, que se organizó en la Casa del Barrio de Carabanchel, un centro popular de reunión y encuentro en el corazón de Carabanchel Alto.
Compartimos mesa con Sergio Sánchez de No Somos Delito, Pablo Mayoral de La Comuna-Expres@s polític@s del franquismo, y Andrés Bódalo, preso político del Sindicato Andaluz de Trabajadores. Por LoQueSomos nuestro compañero Iñaki Alrui, que junto a K.R. y Jorge Izquierdo elaboraron un texto para la ocasión, del que aquí os dejamos un resumen con mucho cariño…

Casa del Barrio, sábado 10 de marzo 2018

Agradecemos esta invitación, poder participar y acompañar al “El Garaje Ediciones” en esta andadura con el trabajo realizado para la exposición de Santiago Sierra.

LoQueSomos

LoQueSomos es un espacio de encuentro y convivencia en la red, abierto, claramente de izquierda radical, republicano, e internacionalista, nacido en 2003.

No somos un medio profesional, somos un medio militante, un proyecto colectivo que abarca y llega hasta donde puede. La información es nuestra militancia. Queremos ser y somos un modesto altavoz de plataformas, asociaciones, colectivos y autores. Buscar y decir la verdad. Hacer la mejor utilización posible del lenguaje y contrastar la veracidad de lo que publicamos. Parece poco, pero lo es todo. ¡Ahí estamos!

Internet es actualmente mucho más que la web y el e-mail de principios de siglo. Hay decenas de programas y portales que en forma de herramientas (redes sociales, mensajería, video, etc..) van cambiado la fisonomía de Internet y de la Web. También, a diferencia de hace unos años, dichos programas son propiedad de grandes multinacionales o inversores.

Por el contrario, la web, la página web permanece todavía en su estado puro, original.

Internet es un mare magnum de millones de publicaciones donde está lo más recalcitrante de la sociedad, pero también continúa siendo una ventana al mundo desde la que expresar y alentar disidencias y reflexiones.

Los que se denomina “mass media”, grandes medios de comunicación, hacen absolutamente lo que quieren y como quieren. Su cometido es la manipulación y se permiten insultar, falsear, mentir, corromper. Construyen realidades ficticias que presentan como poderosas y únicas verdades… son puras “fake news”.

Lo hacen todos los días en la prensa de papel y, más groseramente aun, en la televisión. Tener el poder económico les permite poseer la verdad oficial, fabricarla a su medida e imponerla.
La responsabilidad social de los medios es nula, pese a las legislaciones y a los códigos éticos. Los grandes medios dependen de los bancos. Están integrados orgánicamente en el sistema. No son el cuarto poder. Son, más bien, la cuarta pata del único poder existente y su única ética es blindar ese poder con un muro de adecuadas mentiras.

Posicionarse un acto de higiene mental, y por supuesto moral. Igual que la autocritica. ¿Hemos perdido internet? La respuesta es evidente: sí, pero es que nunca fue nuestra. Nació como tecnología militar, y siempre estuvo claro quién mandaba. Pero perder la web es otra cosa. El día que no se pueda crear una web bajo un nombre de dominio propio, el día que algo así deba hacerse obligatoriamente con una herramienta impuesta por el gobierno o la multinacional de turno, ese día la web habrá muerto. La libertad en la web habrá muerto.

Las industrias de comunicación son económicamente rentables sólo en el ámbito del ocio, y aun con dificultades. Los medios estrictamente “informativos” dependen todos, en última instancia, directa o indirectamente, de fondos o intervenciones públicas, es decir, de los gobiernos y del dinero público que controlan.

Menos de una decena de corporaciones controlan prácticamente toda la comunicación, a nivel mundial. Lo preocupante no es una hipotética crisis del periodismo, sino el cierto y brutal monopolio de la información.
Antes había una frase que decía: mientras los medios sigan mintiendo, las paredes seguirán hablando, con graffitis y pintadas. Si lo actualizamos –tecnología mediante, en el mundo digital– las “paredes” son ahora “páginas web de información alternativa”. Para que existan webs alternativas debe existir la web. Debemos ser militantes para impedir que la web muera.

El futuro de los medios independientes y alternativos es un futuro de lucha, en el que se pelea por cada minuto de vida, porque con toda probabilidad se multiplicarán los ataques contra todas las formas de libertad de expresión. Las opiniones están criminalizándose a ritmo acelerado y se castigan administrativa o penalmente. Las web se controlan y se pueden cerrar a voluntad de los gobiernos (ver Cataluña).

La información se oculta no sólo con actos de censura sino, como dijo Ignacio Ramonet, “mediante la información que tapa otra información. En la selección de la información se realiza la censura”.

Libertad de Expresión, Creación, Comunicación

La deriva acelerada que está tomando el estado español es preocupante. Los recortes de las libertades que se vienen produciendo en los últimos años (¡recortes a la libertad nunca han faltado!): el aumento de los presos políticos (que existen y son), juicios y condenas a cantantes, la represión vivida en Catalunya solo por ejercer el derecho a decidir, el secuestro de libros, la persecución a la libre expresión en las redes sociales, o la retirada a instancias de IFEMA de la exposición que hoy tenemos la oportunidad de disfrutar en esta “Casa del Barrio”, en la reciente feria ARCO, revelan el perfil antidemocrático de este Estado, que a través de la amenaza y la represión, busca imponer una única línea de pensamiento y, consecuentemente, de comportamiento.

A ello hay que sumar el silencio cómplice de fuerzas políticas y sindicales institucionalizadas, que por acción u omisión contribuyen al recorte de libertades básicas por parte del Estado, y, en ocasiones, tratan como apestados a los presos políticos, en lugar de colocar en el centro de su actividad el reconocimiento público y la libertad de los mismos.

No son los represaliados los que se convierten a sí mismos en presos políticos. Lo son por voluntad del Estado, y no tanto por lo que hayan hecho, sino en función de los detestables intereses políticos y propagandísticos que ese mismo estado persigue con su encarcelamiento. Así lo ilustra, de modo especial, el caso de los jóvenes de Alsasua, en el que una trifulca de bar es convertida en un acto de terrorismo intencionado, con petición fiscal de monstruosas condenas.

Como antes he dicho, todas estas actuaciones represivas tienen, en lo referente a la comunicación, el objetivo de establecer una única y monolítica versión oficial de todo, un único pensamiento y empujar para que los comunicadores no comprados por el sistema se aboquen a la autocensura. Es momento de ser valiente también en el terreno de la comunicación.

Nosotras reivindicamos el derecho libre a crear, exponer, opinar, a todo lo que significa el principio de la Libertad de Expresión. Y llamamos a participar en las calles ejerciendo la democracia real, que la gente tome en sus propias manos su futuro, su soberanía, su capacidad de decidir día a día de modo efectivo y no solo simbólicamente cada cuatro años.

Si nosotros avanzamos, la represión disminuirá. Si permitimos que se normalice y se acepte por parte de las clases populares, estaremos en una situación muy, muy difícil. Y, por desgracia, eso está pasando.

Unos apuntes sobre Fake News (Noticias Falsas) La amenaza de una nueva censura

Otra manera de amordazar es la de legislar para que las cosas irregulares y negativas que ya están sucediendo, en lo sucesivo sean normales y legales. La ley de protección de datos es un buen ejemplo. Ya es legal vender de una forma u otra, tus datos.

Toda la historia de la humanidad se ha abusado de las mayorías engañándolas con falsedades. No es nada nuevo. Lo que sí es nuevo es que ahora el producto, la mercancía, es el propio usuario y sus datos más personales. Una mercancía que busca en la red, se retrata en ella y a quien Google le dice: “Sé cómo eres; esto es lo mejor para ti”.

Hasta el lanzamiento de blogs, redes sociales, webs, etc. el acceso a audiencias masivas estaba monopolizado por quienes concentraban el poder político y los dueños de diarios, radios y canales de TV. Hoy todavía lo tienen, y ocupan un espacio de privilegio en la Red. Pero internet ha permitido un acceso abierto a la información. Ahora bien, hay que seleccionar, comparar, contrastar, participar… Las redes sociales están permitiendo, incluso, que tú, él o yo seamos informadores instantáneos de primera línea.

Reitero de nuevo algo que antes he señalado. Es importante no olvidarlo. El control de los contenidos circulantes por internet, facebook, twitter y otras redes, es permanente y total, especialmente, en España, por parte de la Guardia Civil. Recordad las más de 140 páginas web que se cerraron, que la Guardia Civil cerró, en Cataluña, para impedir la realización del referéndum del 1 de Octubre. Y todos conocemos casos de represión desproporcionada por twitts, comentarios en redes, etc. Eso va a ir en aumento. La web será un escenario de control y represión, como cualquier otro intento de comunicación libre.

No podemos renunciar a este espacio, pero, también en él, es hora de ser valientes… Y, desde luego, inteligentes. No se lo pongamos fácil.

Gracias de nuevo a la Casa del Barrio y a los asistentes por poder dirigirnos a vosotros.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/08/Casa-del-barrio-santiago-sierra-lqsomos.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/08/Casa-del-barrio-santiago-sierra-lqsomos-150x150.pngLQSomosAlejandro PachecoDemocraciaIñaki AlruiJorge IzquierdoQSomosRedacción LQSomosComunicación Libre,Cultura Libre,Internet,Libertad de comunicación,Libertad de Creación,libertad de expresión,LoQueSomos,mediosRedacción. LQS. Agosto 2018 En marzo participamos en el acto de presentación de la exposición “Presos políticos en la España Contemporánea”, de Santiago Sierra, censurada en ARCO 2018, que se organizó en la Casa del Barrio de Carabanchel, un centro popular de reunión y encuentro en el corazón de Carabanchel...Cultura Libre, Comunicación Libre