¿Qué libros te llevas de vacaciones? Lecturas de verano

En esta parte del hemisferio donde se asienta Celtiberia, llegan los meses del estío, más calor, época de descanso, e incluso para los que todavía pueden ¡vacaciones!
En cualquier caso son un par de meses muy buenos para la lectura, días de luz intensa y larga, días para descubrir libros y para reencontrarse con viejas lecturas que nunca pasan de moda, es tiempo de verano.
Algun@s de nuestros lectores y colaboradores, nos cuentan lo que tienen pensado leer en estos meses.
¡Qué lo disfrutéis!
Organizados por inexorable orden de arribada:
– Beatriz Rodríguez:
Perdonad, pero yo no sé si me iré de vacaciones ni siquiera. Ahora bien, eso sí, ya me he comprado varios libros para los ratos ¿perdidos? ¡No, ganados!
Pensaréis que soy una estúpida pedante, pero como llevo sin leer y sin practicar tiempo, esto es lo que me he agenciado:
Les Amours, de Ronsard,
Les Regrets, de Du Bellay,
Brave New World, de Huxley,
Selected Poems, de Lord Byron y
Romildo, de Alberto Moravia.
¡Qué queréis, yo soy de la antigua usanza y me gusta la literatura clásica de autores consagrados y que pertenecen a la Historia de la Literatura!
En español, de momento no me he agenciado ninguno porque me gustan los de política o temas sociales y ya estoy un poco saturada de ellos, pero algo miraré.
¡Leer es cultura!
Salud y República

Hola amigos, ¿ Lecturas para verano? Yo recomiendo los siguientes, según la circunstancia. (En mi caso se trata de releer. La práctica de releer es algo que también recomiendo).
.-Si vas de vacaciones a un lugar apartado: campo, montaña, fuera de los circuitos de muchedumbres:
“Las ensoñaciones  del paseante solitario”de J.J. Rousseau. Un clásico bellisimo para leer despacio y pasearte  por ejemplo por el “QuintoPaseo” para aprender a sentir el gozo de la existencia. ( Hay muchas ediciones, yo llevo la de Alianza Editorial).
Se puede acompañar con la lectura de otro, en la misma línea , imprescindible:  el “ “Walden” de Henry David Thoreau y sentir el profundo estremecimiento que el autor sentía con el simple  movimiento de las hojas de un aliso y practicar el “ vivir deliberadamente” al menos el tiempo que duran las vacaciones.( También hay muchas ediciones, yo uso la de Cátedra-Letras Universales). Aunque, en realidad, cuando has leído los dos, pasando por lanaturaleza  te das cuenta , que  ya no necesitas leer sino practicar  la lectura  de la propia naturaleza ( “ alta rerum quies”: (“la profunda tranquilidad de las cosas”,  que decia Séneca, el proximo que recomiendo )
.- Si el lugar es menos apartado, una cura de la vida sin reflexión que  llevamos es el formidable “Cartas  a Lucilo” de Seneca, y aprovechar el tiempo para aprender a desconectar sin dejar de pensar, o mejor, desconectar pensando, lo que no es muy habitual porque para ir siempre sin pensar ya tenemos el resto del año. (También hay muchas ediciones, yo releeo la de Editorial Juventud. Si alguno entendeis el latin hacedlo en esa lengua, yo lo hago con la edicion de Gredos.  Se lee, se relee,   y se saborea diez veces)
.-Si el sitio es abrumador y agitado. Releer la Odisea, de Homero. Uno de los libros mas bellos jamás escritos.  Un relato, un libro de “ ficción”- como se dice ahora-  que se lee despacito y con el placer de  sentirse maravillado , una delicia.  (Ojo con las traducciones, las hay muy malas. Yo recomiendo la de Alianza Editorial-Clásicos de Grecia y Roma,  traducción de Carlos Garcia Gual)
Ah , y…… ¡ mandad a la mierda los best sellers!
Salud.

Héctor Marrese
¿Qué os parece «El corazón helado» de Almudena Grandes o «Con el agua al cuello» de Petro Markaris?.
Un abrazo

Libros pequeños , que no pesen mucho , pero con consistencia:
EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS , de Jospeh Conrad.  El mejor libro de aventuras, para  sentir  África , en donde se puede   comprender lo del “mal de África”, este sentimiento de “enganche” a ese continente, que yo misma he sentido, cuando estuve en Kenia hace años. Y es que una vez allí, no te quieres ir. No se si es el paisaje, los olores, la gente, los animales, pero es una realidad que le pasa a muchos viajeros.
El CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS, ambientado en el  rio Congo, constituye una tensa reflexión moral acerca de la soledad y de la lucha del hombre en su enfrentamiento a las fuerzas incontrolables de la naturaleza , y te introduce en un mundo alucinatorio en el que las tinieblas de la jungla africana y la tenebrosidad de los instintos olvidados se funden, armando una trampa, en la que caen los personajes.
La película “Apocalypse now” dirigida por Coppola y con Marlon Brando , se inspiró en este libro, aunque estaba referido a la guerra de Vietnam.

Os sugiero «Piratas y pateras», y además os lo podéis descargar por el morro:
Imprimirlo en el trabajo el que pueda, o pasároslo a libro electrónico y a disfrutar de un libro libre.
¡¡Saludos y feliz verano!!

¡Hola! Genial idea, os sugiero las mías:
Cristo de nuevo crucificado, de Nikos Kazantzakis. En un pueblo griego que el agá turco observa como una partida de ajedrez, los viejos reparten los papeles de la Pasión de Cristo y los jóvenes la reviven con demasiado fervor, metiéndose demasiado en los papeles respectivos. De Kazantzakis me gusta que escribe con el corazón y el estómago y la nariz y el sexo, y con los pies en la Tierra, en la tierra… Y en esta novela, como en otras, escribe de la amistad, de la rebeldía de unos y el servilismo de otros, de la grandeza del ser humano y de algunos ideales y también de sus miserias, del miedo de los poderosos a perder sus privilegios y de lo que son capaces de hacer para no perderlos, de la traición, de las envidias, los celos…
Los jinetes, de Joseph Kessel.Con permiso de la autora del blog, os copio su entrada a este novelón: no puedo explicarla yo mejor, clic aquí.
Saludos,

Durante el verano y durante el tiempo que me deje libre mis correteos  por la playa voy a leer el libro de Antonio Tellez Sola, “La red de evasión del grupo Ponzan” considero que se trata de un libro del mayor interés, se trata de contar como un puñado de españoles refugiados en Francia que habiendo escapado del fascismo franquista no se dieron por vencidos y siguieron la lucha contra los nazis, de 1936 a 1944 pasaron cientos de gentes perseguidas en Francia por valles y montañas, muchos de ellos recibieron los máximos honores de los aliados, aquí se les desconoce, no deberíamos olvidarlos porque fueron auténticos luchadores, yo conocí algunos en mi exilio parisino, este verano y gracias a este libro volveré a encontrarlos, abrazos republicanos.

Puf, ya es verano, cuanto más mayor me hago, más rápido se me pasa el año, parece que va corriendo.
Soy incondicional de Max Aub, le considero un genio literario, una lectura (relectura) suya me acompaña siempre en verano, este año será “Manuscrito cuervo. Historia de Jacobo” un tratado de la vida de los hombres narrado por un cuervo en clave crítica e irónica.
Otro es “PAROLE, PAROLE. Una infancia en Renteria” de Ion Arrese, historias de infancia con las que estoy convencido de reencontrarme en la niñez.
También un clásico, que conocía pero no he leído, “1280 Almas” de Jim Thompson, una de las novelas policiacas de serie negra más publicada en el mundo, con el aliciente de que es un libro prestado.
Después de estos tres textos la lista puede no tener fin, me acompañaran pequeñas ediciones de lectura rápida: “Conversaciones entre Diego Cañamero y Sabino Cuadra, el derecho a la desobediencia”, “Lo llamaban democracia”“Propaganda”, de Edward Bernays
¡¡¡Pertinente canícula!!!

– Rosa Olaechea
Bueno no se si mis lecturas podrán parecer interesantes, pero allá van:
Cuando el calor aprieta, de Maggie O’Farrell y  La vida para principiantes, de Slawomir Mrozek.
Los dos son recomendaciones de una buena amiga… de esas que se comen los libros ¡nunca falla!

Un comentario sobre “¿Qué libros te llevas de vacaciones? Lecturas de verano

Deja un comentario