La ejemplar trayectoria humanitaria del alcalde de Santander

amparo-desahucio-santander-lqsPatxi Ibarrondo*. LQSomos. Septiembre 2015

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna (PP), se ha apresurado a declarar, para que queden las cosas bien claras, que Santander no será una ciudad de acogida para los refugiados que se hacinan en las fronteras de la UE reclamando humanidad y compasión. Lo cual quiere decir el derecho a estar vivos y lo normal que ello conlleva consigo.

Iñigo de la Serna, el alcalde en cuestión, no quiere que su ciudad se manche con el color de otras pieles que no sean el blanco inmaculado. El enorme problema de los refugiados que lo arreglen otros. Este serafín de la distancia podría ser tildado sin ambages de racista, si no fuera porque ya acarrea tras de sí una trayectoria de comprobada insensibilidad y caprichoso pasotismo ruin.

Por ejemplo. Hace muy poco tiempo que se inauguraba en el casco urbano santanderino un nuevo vial, apenas necesario salvo como futuro acceso a la especulación urbanística en un barrio deliberadamente deprimido.

El alcalde no quiso modificar un ápice la trayectoria del vial cuando había terreno se sobra. Esa obstinación significaba el desahucio y derribo de una vivienda habitada por Amparo, una octogenaria con su perro. Las redes sociales se manifestaron en contra de la demolición. El derribo se produjo y Amparo hubo de ser ingresada en el hospital de urgencia, donde fallecería poco después.

El alcalde de la Serna había anunciado a bombo y platillo que se reuniría con la afectada para buscar una solución. Efectivamente, acudió a la cita. Pero para comunicar a la interesada que el Ayuntamiento no estaba dispuesto a acceder su pretensión de seguir viviendo en su casa.

Otrosí. Meses más atrás se produjo un aparatoso incendio de un inmueble enfrente mismo del Ayuntamiento. Las viviendas son viejas y están sujetas a la ejecución de un Plan Espacial. Es el barrio chino de Santander, donde durante décadas está la prostitución portuaria. Según los parámetros de Iñigo de la Serna ese barrio hace feo.

En la casa que se incendió, o incendiaron, se estaba llevando a cabo una remodelación que no tenía la documentación municipal en regla. En el incendio murieron abrasadas tres personas. El alcalde prometió una investigación… hasta hoy. Una vez más el querubín del PP salió volando sin mácula, ni preocupación alguna.

Notas relacionadas:
Vallas, muros, fronteras
Tierra
Refugiados del mundo
Esperanza ante esta crisis de refugiados
Je Suis…
26 años después de la caída del Muro

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Deja un comentario